FANDOM


Some Broken Theaters: Aligned Planets es el nombre de una historia a modo de película de la franquicia Some Broken Walls . Esta historia es un Spin-off a modo de precuela de la serie, situada 4 años antes de la fecha actual (A día de la segunda temporada) de la serie. En ella se conocerán los orígenes de los aspectos que caracterizaron a Luguya, Mars, Monica y Chuck en sus debuts de la serie, y otras cosas más que estarán relacionadas con la segunda temporada de la serie.

Fue estrenada el 8 de mayo de 2019 en todo el mundo. Pertenece a los géneros Comedia, aventura y Ciencia-ficción

Recibió la calificación de PG-13 en Estados Unidos, PG-12 en Japón, +12 en España, B en México, y +13 en Argentina.

Importante: Usad los puntos de control de abajo, porque leerse todo esto de una sentada es de locos, en serio. Hacedlo

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

Parte 8

Parte 9 (No hay checkpoints para la escena post-créditos, sorry)

Personajes

Nota: Los personajes sin alto peso en la trama se reconocerán por su falta de efectos en su diseño. Y los personajes de menor importancia no serán mostrado con diseño. Los personajes principales tendrán sus nombres en Negrita

Nombre Primera aparición Imagen(es)
Luguya Parte 1
Luguya (13 Years old)

La primera apariencia de Luguya en la película

Luguya (13 Years old, Second Phase, SBT Artwork)

La segunda apariciencia de Luguya en la película

Luguya (13 Years old, Third Phase, SBT Artwork)

La tercera y última apariencia de Luguya en la película

Mars Parte 1
Mars (12 Years old)
Monica Parte 1 (Identidad revelada en la parte 2)
Monica (13 Years old SBT Artwork)
Chuck Parte 1
Chuck (11 Years Old SBT Artwork)
Sid Parte 3
Sid (SBT Artwork)
Arya Parte 3
Arya (SBT Artwork)
Alessa Parte 3
Alessa (12 Years old, SBT Artwork)
Jim Parte 3
Jim (SBT Artwork)
Nirvatom Parte 4
Nirvatom (SBT Artwork)
Possianna Parte 5 (Solo se conoce su voz, se desconoce aspecto) No tiene imagen
Craig (menor) Parte 5 No tiene, es de peso menor
Yui Parte 8
Yui (SBT Artwork)
Betsy Parte 8
Betsy (7 Years old, SBT Artwork)

De verdad, es más bajita aquí

Lightspeed Parte 9 (Escena post-créditos) No tiene
Criatura en una caja Parte 9 (Escena post-créditos)
Mystery (SBT Artwork)

Irónicamente, sí tiene

Sinopsis inicial

Para una Luguya de 12 años, la vida es graciosa y divertida. Es una chica que está tratando de convertirse en una gran dibujante, y que vive con su prima, algo más de medio año menor que ella, Mars, a quien aprecia mucho. El día en el que la aspirante a dibujante cumple los 13 años, su prima y el resto de la familia le hacen un maravilloso regalo a Luguya, una Tableta, la cual según Mars, puede convertirse en una gran herramienta de dibujo. Por desgracia, ésta tablet es robada, y algo tan simple como buscar el regalo robado, puede convertirse en la mayor de las locuras vividas. Además, conoceremos los orígenes de la relación entre Chuck y su hermana, y Luguya. También se desatarán otros muchos cabos de la serie, todo mientras el grupo intenta detener al o a los responsables del robo.

Historia

[Aclaraciones: Al revelarse los nombres de los personajes, se utiliza una letra en Negrita. Sin embargo, también se puede utilizar esto para denotar detalles o sucesos importantes y/o vinculados con la serie original, y el narrador usa el texto en cursiva, hasta luego buenas tardes.] Ah, sí, por favor, los lectores de ésta historia: Que sepáis que el contenido que vais a ver está dirigido a un público mayor de 13 años o superior, debido a sus intensas secuencias de acción, algunos sustos, y lenguaje leve-moderado. Por favor, si os molesta esto, mirad la serie, que la mayoría de los episodios son más ligeros, menos los 4, 5, 10, 13, 17 y 22.

El principio

Esto es increíble. Los guionistas han tenido las santas narices de volver atrás en el tiempo para relatar una historia que irónicamente se leerá en un futuro de dentro de 4 años según la cronología de esta película.

Pero continuando con el tema, era el 13 de marzo de 2015. Poco tiempo quedaba para que una pequeña chica alegre y exageradamente albina cumpliera 13 años…

[Se puede observar a quien parece ser una niña de una estatura que la sitúa en los 10 años de edad, cuyo pelo era de un color blanco, posiblemente capaz de mimetizar se con la nieve, y que estaba recogido en dos grandes coletas. Ésta estaba dibujando, y el escenario la mostraba sentada en un patio exterior con una cancha de fútbol, sujetando su cuaderno para los dibujos. La niña tenía como vestimenta una especie de vestido negro, con marcas amarillas, una en cada brazo, y unos zapatos rojos]

Niña: (Feliz) ¿Qué podría ponerme a dibujar ahora? Hay tantas posibilidades que no sé por dónde comenzar.

Ah, por si acaso alguien se olvidó por cómo cambió su aspecto en tan poco tiempo y por tanto en un rato, esta pequeña de ahí es Luguya. Se ve como exactamente igual que con 15 años, ¿A que tiene gracia?

Luguya: (Indecisa) Agh, rayos, no se me ocurre qué podría dibujar a partir de aquí.

¿He olvidado mencionar que tanto Luguya como su prima tenían voces muy chillonas antes de su adolescencia?

[De repente, entra en escena una chica pelirroja, con un pelo totalmente rojo, aproximadamente de la misma estatura que Luguya. Esta chica vestía con una camisa blanca, unos pantalones vaqueros cortos de color azul, y unos zapatos del mismo color. Llevaba además un clip gris en su cabello]

Chica: (Revela una voz bastante aguda) ¡Hola, Luguya! ¿Qué tal te trata la vida?

Luguya: (Sonriendo) Mars, eres un poco tontísima. Vivimos en la misma casa.

Esta película está dirigida a mayores de 13 años, si no veis una trama más madura que esto, es porque acabamos de empezar, por favor. Que todo el mundo quiere ver sangre y tripas desde el inicio, y a nosotros nos gusta traumatizar- digo impactar, por lo que tiene que ser en un momento inesperado

Mars: (Riendo) Cosas de primas, ya sabes.

Ah, ya, que estas dos eran las que son primas. Ahora me voy a descansar de una maldita vez

Luguya: Oye, ¿Y qué te trae por aquí?

[De repente, Mars saca un sombrero y unas gafas, los cuales se pone. Acto seguido, acerca su cara muy cerca de donde está Luguya]

Mars: (Con acento Venezolano) Dicen las oscuras leyendas que en este patio, una de las personas conflictivas del centro escolar se pasea por los lugares, en búsqueda de nuevas víctimas de su reinado del terror y la perturbación.

Luguya: (Suspira) Recién empieza a interesarte eso de poner voces, y has elegido acentos.

[De repente, de un pasillo sale una chica que tenía pinta de ser una de las más duras de su clase, o incluso del centro escolar. Ésta llevaba una chaqueta de color rojo, la cual estaba abierta, dejando ver una camisa blanca, con el cuello de un borde amarillo. Llevaba unos pantalones cortos de color azul celeste, y unas zapatillas de color blanco. Su peinado era un cabello castaño que le llegaba hasta poco más de los hombros, algo despeinado, resaltando dos puntas por la parte superior del pelo. Esa persona al parecer estaba haciendo una pompa con una goma de mascar. Esa chica pasa por cerca de Mars y Luguya, y las mira de reojo, de una forma ligeramente escalofriante]

Mars: (Pensando, con acento venezolano) Vale, esto se está pasando de oscuro, siniestro, y perturbador. Más que mis imitaciones hasta mentales.

Luguya: (Pensando, incómoda) Espero que no quiera hacernos daño.

Chica: (Pensando, molesta) ¿Por qué demonios estoy mascando chicles en el recreo en vez de en clase?

[La chica pasa de largo, y al desaparecer de la escena, Mars y Luguya dan un gran suspiro]

Mars: (Suspira) No fastidies, casi me da algo del susto.

Luguya: Pero si ni hiciste un gesto.

Mars: (Molesta) ¡Si vieras a través de mis gafas de sol lo sabrías!

Luguya: Bueno, veamos a ver cuánto le falta a mi nueva amistad para llegar.

Mars: (Curiosa) ¿Has hecho nuevos amigos? ¿Quién? ¿Quiénes? ¿Por qué pregunto tan de seguido? ¿Por qué quiero hoy cenar menos? ¿Por qué mi voz es tan aguda?

Luguya: (Grita) ¡Cálmate! ¡Estás actuando como una loca!

[En el otro extremo, se puede ver a esa chica observando la situación, bastante confusa por lo que ve y escucha]

Chica: (Pensando) Oficialmente no les haré ni caso a esas dos. Están más paranoicas que los que ven programas de extraterrestres.

Chica: (Pensando, suspira) Como mi hermano y sus tonterías de superhéroes, alienígenas y no se qué historias sobre un árbol parlante en el espacio.

Os hará gracia. Si veis la serie, os resultará irónico verla comportándose así en la precuela, pero a veces el mal carácter sí que es una fase, y no una excusa para volverse emo, aunque… ¿Por qué rayos se comportaba como una chica ruda? Esta película responderá a varias preguntas y todo este asunto, creedme

Chica: (Pensando) Pero rayos, de verdad que esto es muy aburrido. Ni el tato está hoy jugando. Solo están esas dos, con una hoja de papel, y me da entre miedo y vergüenza acercarme a esa gente.

Qué amable, ¿Verdad? Viva el sarcasmo…

Chica: (Pensando) Que le den, yo me voy a otra parte, que esto está más solo que mi hermano en su futura vida amorosa.

¿Verdad que se te engañó, chica cuyo nombre empieza por M?

[La chica en ese momento se va de la escena, y se puede observar a Mars y Luguya respirar más aliviadas]

Luguya: Llevo como casi unos 2 años haciendo lo mismo en los recreos y sigo temiendo que venga alguien y me tire los dibujos, aún a pesar de que no me ha pasado nada.

Mars: Ah, por cierto, ya mañana te haces toda una iniciada en la adolescencia. ¿Qué te parece?

Luguya: Bien, a no ser que eso que dicen de las hormonas sea cierto. En cuyo caso, nos hemos ido a tomar por-

De repente, un niño de una estatura ligeramente superior a la de Luguya llega al lugar. Tenía [una camisa amarilla y unos pantalones marrones, llevaba unas gafas de un borde ligeramente grueso, y su pelo estaba formado por puntas, indicando estar despeinado. El color de éste era de un castaño muy oscuro, casi negro]

Luguya: (Ve al niño) ¡Hombre, Chuck, no estábamos diciendo palabrotas ni nada por el estilo!

Diría algo, pero para los que se ven la serie no supone ninguna estúpida sorpresa que éste crío es el mismo Chuck que tardó 4 años en emparejarse con la dibujante que acabó siendo una adolescente, casi adulta, medio siniestra

Chuck: (Emocionado) Oye, he oído de parte de una chica rubia cerca de donde estaba que mañana vas a hacer 13 años!

Luguya: (Finge emoción) Yupi.

Chuck: Oye, lo he estado pensando.

Chuck: (Feliz, de forma inocente) Me gustaría invitarte a mi casa hoy, para que me ayudaras a resolver eso de los deberes de matemáticas. Es que no soy un buen matemático…

Luguya: De acuerdo. En sexto tienes la ventaja de que no estás en secundaria y son fáciles. A mis compañeros los están dando por todos lados.

Mars: (Impaciente) Esto, ¿No nos vamos a presentar y todas esas historias que se dicen?

Luguya: (Se acuerda) ¡Ah, jo-! ¡Petas! ¡Es verdad! Planeta rojo- digo Mars, éste es Chuck.

Luguya: (Hace lo mismo para Chuck) Chuck, ésta es mi prima, la reina del chillido absoluto, Mars.

Mars: (Extrañada) ¿Cómo que chillido absoluto? Yo soy perfectamente normal.

Mars: (Chillando) ¡Siempre hablo con gran tranquilidad!

Paradojas para todos. Yupi

Chuck: Por cierto, tengo una hermana algo mayor que yo, y que se comporta como una inmadura. Tú ignórala si acaso se pone pesada.

Mars: No parece que te lleves muy bien con tu hermana.

Chuck: Al contrario, me llevo genial con ella. Lo que aquí pasa, es que ella es muy distinta a mí. Mientras que soy un chiquillo al que la gente llama “amable”, “bondadoso” y otras cosas, a ella la consideran como una matona.

Luguya: (Extrañada) Suena extraño teniendo en cuenta que los más problemáticos en principio son los segundos hijos.

Mars: (A Luguya) Prima, tú hazle caso a tu amigo. Si lo dice, por algo será. Además, la idea de que pases un buen día junto con alguien que no sea tu bloc de dibujo me parece buena.

Luguya: (No sabe cómo reaccionar) ¿Alguien me podría decir qué se responde ante una frase de éstas características?

Mars: Se responde algo. No sé el qué, pero algo.

Chuck: (Fascinado) Porfa, ¿Me dejas ver tus nuevos dibujos?

Luguya: (Con humor irónico) Como intelectual que soy, puedes revisitar mi vieja galería del arte, en vista de que los nuevos productos aún no han llegado.

Chuck: (Se lo suplica) ¡Porfa!

[De repente, en una esquina, se podía ver a la chica de pelo castaño asomada, bastante extrañada por lo sucedido]

Chica: (Hablando en voz baja, a sí misma) Así que el pelo pincho va a invitar a esas dos chicas tan raras nada más conocerlas…

Chica: (Suspira, hablando en voz baja) Los niños buenos de hoy en día son demasiados buenos y estúpidos. Que luego no se queje si le traicionan o algo. Aunque en verdad, me importa poco.

Vaya, mucho más dura de lo que resultaba saber sobre ella

[La chica vuelve a esconderse de nuevo, desapareciendo de la escena, y dejando ver cómo Chuck está casi sobre encima de Luguya mirando el cuaderno de dibujos que ella tiene abierto]

Mars: (Perpleja) ¿Llevabais una amistad secreta de hace años que no se notificó a nadie o es que aquí algo anda muy sospechoso?

[En ese momento, Mars se pone unas gafas de sol encima de sus otras gafas de sol, inclinando ligeramente la cabeza y poniéndose de puntillas en un intento de hacer un interrogatorio intimidante]

Mars: (Intenta poner una voz más profunda) A ver, chaval, ¿Qué fue lo que te atrajo de mi prima para que así tan de repente os tratéis con tal cariño?

Luguya: (Molesta) ¡Mars, déjale tranquilo de una vez! ¡Esto es muy sencillo! ¡Somos dos niños heterosexuales, cuya amistad es algo de lo que los griegos escriben-!

Mars: Lo primero, esa frase es de “The Big Bang Theory”. Y lo segundo. Esa amistad era entre dos personas heterosexuales del mismo género, lista.

Luguya: (Molesta) ¡Pues que somos amigos, y punto!

Pero mira lo que acabó sucediendo 4 años después. Se terminaron gustando, y es posible que la serie original acabe con la boda de estos dos, o yo qué sé.

¿No debería ser ésta la parte en la que pasamos a la siguiente escena de la película, ponemos un logo, o algo?

[De repente, aparece el logo de la película: “Some Broken Theaters: Aligned Planets” en un fondo negro, el cual gradualmente se va iluminando en un potente resplandor. La escena finalmente pasa a una casa normal y corriente, típica de una serie de animación Norteamericana. Su tejado era de un color amarillento, mientras que el color de sus paredes era de un azul del tono del mar. También tenía un garaje bastante grande, del mismo color de paredes que la casa, y el mismo color de tejado. Las ventanas eran redondas, con un borde blanco, y se podía apreciar que unas cortinas de color granate tapaban lo que había dentro de la casa]

Un aniversario de nacimiento, una tableta, y un inicio de algo. Muy raro, pero algo

[Entonces, se puede observar en la planta superior de la casa cómo Mars y Luguya estaban en su habitación. Ésta no era nada del otro mundo, tan solo una habitación normal. Una alfombra aterciopelada de color añil, unas paredes de un color amarillo blanquecino, una cama simple de un colchón, unas almohadas blancas, sábanas del mismo color, y un edredón azul. Había un escritorio disponible, en el cual se encontraban algunos lápices y gomas desperdigados, además de un bolígrafo de tinta negra. Se podía ver a Mars intentando ponerse unos calcetines rosas, los cuales no le entraban]

Vale, aquí podemos observar que las habitaciones no han cambiado casi nada en 4 años. Lo único notablemente distinto es que ahora hay otro escritorio más

Luguya: (Agobiada) ¡Mars, por favor, date prisa, que no vamos a llegar a tiempo a casa de Chuck!

Mars: (Molesta) ¡Es que estos calcetines…!

Mars: (Gritando) ¡QUE TANTO ODIO…!

Mars:  (Molesta) ¡No quieren entrar!

Luguya: Porque esos son de cuando tenías unos 9 años. Los de ahora están en mi cajón.

Mars: (Se acuerda) ¡Maldición, tienes razón!

Luguya: (Sonriendo pícaramente) So tonta…

Mars: (Molesta) ¡Le ordeno rigurosamente ante éste tribunal que cese de articular palabra alguna en la sesión de ahora!

Luguya: (Decepcionada) No llevas la Toga puesta, no tiene gracia sin ella.

Luguya: Pero venga, vamos a la casa de Chuck, que quiere entablar amistad con las dos y todo lo que implica supone mucho curro, así que a moverse.

Mars: (Suspira) Seguro que nosotras podríamos haberle invitado, que nuestra casa es grande.

[La escena salta en el tiempo, y se  puede observar que tanto Mars como Luguya están en unos barrios bastante “lujosos”, aún al menos en cuanto a las apariencias. Había tiendas de marca por doquier, y muchos restaurantes insanamente caros]

Mars: (Asombrada) No me puedo creer que exista gente que esté acostumbrada a vivir así…

Luguya: (Asombrada) ¡Y aún más extraño! Que el que esté acostumbrado no se vuelva un gilipuertas.

Mars: Éste barrio puede ser peligroso para nuestra salud.

Luguya: (Extrañada) Dudo mucho que sea un barrio que destaque por su mal desarrollo y delincuencia.

Mars: Yo me refería a psicológicamente.

[Se hace un acercamiento al rostro de Mars, el cual expresa un ligero disgusto]

Mars: (Disgustada) Todos esos muñequitos del Monopoly mirándonos como a unas campesinas de inicios del siglo 20 recién llegadas a América…

[De repente, en un alejamiento, se puede ver que Luguya ha desaparecido del lugar, a lo que Mars se asusta]

Mars: (Asustada) ¡La madre que me parió a mí y que fue la tía de ella! ¡La he perdido!

Mars: (Llorando) Se acabó, jamás oiré su dulce voz.

Voz de Luguya: (Desde lejos, emocionada) ¡Mira, esto es una pasada!

Mars: (Sollozando) Sí, algo de éste estilo, Luguya…

Mars: (Se da cuenta) ¡Un momento!

[A lo lejos, en una tienda de electrónica, se puede ver a Luguya apoyando las manos, con una mirada similar a una chica enamorada del más guapo de su clase. Se revela que estaba mirando a una especie de tablet, con algunos botones y un lápiz especial. Mars llega corriendo, mirando a su prima con cara de enfado, con base para hacerlo]

Mars: (Suspira) El susto que me has dado, y estabas solo mirando una puñetera tableta. Creo que te odio un poquito ahora.

Luguya: (Suspira) Lo que daría por tener una de esas tabletas para dibujar mejor…

Mars se queda mirando a su prima, con una sonrisa curiosamente melancólica a pesar del carácter alegre de la dibujante]

Mars: Bueno, ¿Nos vamos ya a casa de Chuck entonces?

Luguya: Sí, allá vamos.

[La escena salta en el tiempo, y se puede observar una enorme casa, con una estructura igual que la de Mars y Luguya, solo que con un garaje más voluminoso, y diferentes colores, siendo un color crema en las paredes, y un tejado azul oscuro. De repente, se acerca una vista trasera, viéndose un extenso jardín, con unas vallas marrones y una piscina bastante ancha, que ocupaba una cuarta parte de ese jardín. En la puerta, Luguya toca el timbre, sonando una campana bastante voluminosa, haciendo que se oiga también a un perro aullar]

Mars: No sabía que tuvieran un perro.

Luguya: En realidad ese es el del vecino, ese que está empujando indebidamente con las caderas a su propia caseta.

Mars: (Perturbada) No estaba lista para ésta clase de Biología, profesora. No lo estaba.

[En la puerta se puede oír a Chuck tararear una canción, la cual parece ser la famosa introducción de Los Simpson]

Voz de Chuck: (Desde la casa) ¡Oye, hermanita, estoy ocupado! ¿Puedes abrir la puerta, que seguramente sean papá y mamá?

Hermana de Chuck: (Desde la casa, cabreada) ¡Yo también estoy ocupada! ¡Abre tú!

Voz de Chuck: (Desde la casa, molesto) ¡Pero si tú te ibas a bañar en la piscina! ¡No pierdes nada por estarte 20 segundos en la puerta!

Hermana de Chuck: (Cabreada) ¡Vale, pero deja de dar la lata ya con tus cancioncitas!

Luguya: (Se ríe) Me equivocaba. Howard y su madre existen, Mars. ¡Es real!

[En ese momento, se puede ver cómo la puerta es abierta, y nadie menos que la misma chica ruda de antes es quien estaba dentro, y la hermana de Chuck. Se la podía ver muy sorprendida, y algo aterrada a la vez al ver al dúo en frente de su casa. Además, la chica llevaba un traje de baño de dos piezas, completamente rojo, siendo la parte de arriba sujetada por unos tirantes. También llevaba por alguna razón un bate de béisbol]

Hermana de Chuck: E-Esto…

[La sonrojada hermana mayor de Chuck sale corriendo hacia dentro mientras se tapa la cara de la vergüenza. Se puede ver tanto a Mars y a Luguya totalmente boquiabiertas. Ninguna esperaba nada de esto]

Voz de Chuck: ¡Monica, pregúntale a mamá si podemos cenar esos trozos de Pizza que sobraron!

Voz de Monica: (Muy alterada) ¡Cállate, Chuck, que tus dos invitadas de las narices han llegado sin avisarnos ni nada y he tenido que abrir en pelota picada!

Voz de Chuck: (Extrañado) Eso es imposible. Un ser humano no está desnudo si lleva un bañador puesto.

Sí, era evidente, pero sí. Esa chica era Monica, la misma pedazo de pan que sacó su lado de fanática de Pop coreano al ver cómo Chuck y Luguya se volvieron novios

[La escena salta un poco en el tiempo, y Monica ya está vestida con su atuendo habitual, aunque sigue llevando su bate de Béisbol con ella. Chuck y Luguya están haciendo al parecer tareas escolares, y Mars se fija en Monica, quien no puede evitar hacer un ruido similar a un gruñido mientras observa al niño y la dibujante]

Luguya: Vale, y entonces dos elevado a 7 son…

Chuck: 128, ¿No?

Luguya: (Feliz) ¡Perfecto! ¡Ahora es solo sumar las potencias que ya hemos calculado y ya has terminado!

Chuck: (Curioso) Vaya, pues no era tan difícil. ¡Y sí que se te dan bien las matemáticas!

Luguya: (Se sonroja) Bueno, modestia aparte, soy la única a la que no están dando hasta en el pasaporte con el nuevo tema de las ecuaciones.

Luguya: (De repente su mirada se vuelve algo triste) Pero en especial, la que más lo está sufriendo ahora es Alessa

Mars: ¿Ale? Pero si dijo que no tenía problemas.

Luguya: Puede que no quisiera contártelo, pero la historia es así. Me lo contó a mí, y sinceramente, se siente fatal por no entenderlo. Y luego yo también me siento mal

Luguya: Pero luego quiere hacerlo sola y sin ayuda, así que entramos en un círculo vicioso en el que acabará desanimándose y deprimiéndose por completo.

¿Es posible que aquí vayamos a descubrir cuál fue el origen de la depresión de Ale? Si esto es real, ésta película podría resolver todas las incógnitas que nunca se resolvieron

Mars: Bueno, a lo mejor si sigues intentando, se dejará convencer para que la ayudes. Seguramente no entienda nada de lo que explica ese profesor.

Mars: (Murmura) A mí también me están dando de narices con el maldito tema de las ecuaciones de las pelo-

[Luguya le tapa rápidamente la boca a Mars con la mano, mientras se oye a Monica suspirar del alivio]

Monica: (Aliviada) Menos mal, ¿Sabéis la que os habría caído si hubieseis terminado esa palabrota? Habríais oído el mismo Sermón que me echaron mis padres unas 3 veces sobre el estúpido lenguaje.

Chuck: Sí, ahora gracias a mí sigue siendo una matona, pero con educación y modales.

Monica: (Le grita) ¡Pero eso es un sinsentido en toda parte de la tierra!

Chuck: Pero sigue siendo la Meca de la irreverencia con tantas contradicciones.

[Mars empieza a sacar su sombrero y sus gafas de sol otra vez, lentamente]

Luguya: (Le advierte) Mars, guarda eso donde estaba.

[Mars empieza a ponerse el sombrero]

Luguya: (Le sigue advirtiendo) ¡O te portas bien o te quedas sin postre!

[La escena salta en el tiempo, al punto de que ya es de noche, y se ve el plano de la casa de Mars a oscuras, y se puede observar a ambas primas, a punto de dormirse, estando ya metidas debajo de las sábanas. Mars no estaba llevando su sombrero, aunque irónicamente llevaba las gafas de sol puestas]

Mars: (Susurrando) Oye, Luguya. ¿Estás emocionada? Mañana eres oficialmente una adolescente.

Luguya: (Susurrando) Dentro de una hora y media, en realidad.

Mars: (Susurrando) ¿Son las diez y media de la noche? Caray, hoy sí que nos hemos echado a dormir tarde.

Mira tú, la ironía cruel. Ahora Luguya es incapaz de dormirse antes de las 3 de la mañana, y Mars se duerme a la medianoche o más tarde. La adolescencia te cambia, y te hace pasarte jornadas de 26 horas despierto hasta que te dé un Ictus o te mueras literalmente por sueño. Sí, una época divertida.

Luguya: (Susurra) Anda, duérmete, que mañana seguimos teniendo que ir a clase.

Mars: (Susurra) Es que me alegro por ti. Mi niña se hace mayor.

Luguya: (Susurra, extrañada) ¿Tu niña? Pero si tú cumples los años en octubre y ambas nacimos en 2002

Mars: (Susurra, decepcionada) ¿Tanto te costaba? ¿Tanto te costaba no sacarle la lógica a las frases hechas?

Luguya: (Susurra) Ahora adivinas por qué he estado sin muchos amigos todo este tiempo. Solo tengo a Ale y a Chuck.

[La escena pasa de nuevo al patio en el que Luguya estuvo al principio. La pequeña dibujante está concentrada haciendo el mejor boceto que podía. Al final, acabó haciendo un boceto del personaje de videojuegos Kirby, peleando contra un personaje muy similar a él, pero con una armadura, una máscara que tapa su rostro, y una gran espada dorada y compleja. El caballero era de color azul oscuro en lo poco que se podía apreciar de su cuerpo. Ambos estaban combatiendo en un palacio con una gran ventana y unas columnas]

Luguya: Hala. La cosa que Ale me había pedido para su pared llena de videojuegos está lista.

Luguya: (Piensa, riendo) ¿No sería gracioso ver a la gente haciendo los pedidos de otros como un trabajo real?

Aún le quedaba mucho por aprender del mundo del arte, no habla la misma Luguya que es bastante reconocida en su internet por un Cómic 4 años después

[En ese momento, se puede ver cómo el cuaderno de Luguya es arrebatado por alguien, resultando ser nadie menos que Monica, quien estaba algo molesta e incómoda]

Monica: (Incómoda) ¡Tú, enana! ¡Es hora de que te diga algo a esa cara tan blandita que tienes!

Luguya: (Sonrojada, pensando) ¿Sigo teniendo cara de bebé? Cool.

Monica: (Incómoda) Felicidades, petarda. Bienvenida a la adolescencia de verdad

Luguya: (Extrañada) Un momento, ¿No te incomodaba el simple hecho de que yo existiera?

Monica: (Molesta) ¡Y así es, pero los idiotas de Chuck y la rubia esa creen que es de buena educación que felicites a todo quisqui por hacerte un año más vieja, acercarte más a la muerte, e iniciar una etapa de cambios hormonales que te torturan por dentro!

Monica: (Cabreada) ¡Hala, ya está! ¡Me he enfadado! ¡Me largo!

[Monica se marcha, todavía con el cuaderno de Luguya en las manos, a lo que Luguya se alarma]

Luguya: (A Monica, alarmada) ¡Oye, mi cuaderno!

[De repente, el cuaderno de la albina es lanzado contra su cara, quedándose ahí]

Voz de Monica: (Cabreada) ¡Ahora déjame en paz!

Luguya: (Pensando) Tiene gracia. La matona ha felicitado a la dibujante friki por sus 13 años. Me moriría de risa, pero soy joven, y moriría de verdad al reírme en alto y exponerme a un palizón.

[De repente, se puede ver cómo Mars llega a la escena, algo alterada, con un botiquín]

Mars: (Alterada) ¡Luguya, traigo un botiquín, dime cuántos dedos ves!

[La escena regresa de nuevo a la casa de ambas primas, y de nuevo la vista se centra en la habitación. Luguya estaba sola, mirando por una de las ventanas, hasta que de repente oye unos golpes hacia la puerta del cuarto]

Voz de Mars: (Desde fuera) ¡Oye, Luguya! ¿Podrías cerrar los ojos y fingir que no ocurre nada sospechoso casualmente el día de tu cumple?

Luguya: (No sospecha nada) ¡De acuerdo! No sé de qué iba a sospechar, pero vale.

[Luguya cierra los ojos, a lo que Mars entra dándole una patada a la puerta. El motivo es que está cargando con una tableta bastante grande, y necesita de las dos manos para sujetarla]

Mars: (Pensando) Joé cómo pesa la hija de su madre…

Luguya: ¿Puedo abrir los ojos ya?

Mars: (Nerviosa) ¡U-Un momento, por favor!

Mars: (Pensando) Joé, a ver dónde la coloco ahora para que no haya problemas-

Luguya: (Totalmente emocionada) ¡OH, DIOS MÍO! ¡ES UNA TABLETA!

Mars: (Pensando, aliviada) Mira, algo de trabajo ya me ha ahorrado.

(Comienza a sonar)
Kevin MacLeod ~ Pixel Peeker Polka - faster

Kevin MacLeod ~ Pixel Peeker Polka - faster

[Luguya agarra la tableta, mientras Mars se tumba en la cama. La pequeña y albina dibujante no para de corretear por toda la habitación, y de repente se sitúa de pie justo al lado de Mars, con las rodillas agachadas, y Mars, trata de mirar a otro lado]

Mars: (Suspira) Siempre que te emocionas, acabas poniéndote encima de mí. Y sinceramente, ya estoy harta de tener que ver por accidente lo que llevas puesto debajo del vestido.

Luguya: (Molesta) ¡No entiendo por qué tienes que cargarte un momento en el que voy a decir que te quiero muchísimo, imbécil!

Mars: (Se acuerda) ¡Ah, ya! Esta es una tableta que compramos entre 5. Tus padres, tus tíos barra mis padres, y yo. Aporté 1 dólar, pero menos es nada.

Luguya: (Extrañada) Espera, ¿Y los botones?

Mars: (Nerviosa) Te vas a reír. Te compramos una normal, y le instalamos un programa de dibujo, y el lápiz lo compramos por separado.

Luguya: Fingiría cabrearme por equivocaciones de tablet, pero…

Luguya: (Emocionada) ¡Tengo una herramienta de dibujo perfecta para cumplir mi súper objetivo de hacerme una gran dibujante!

Mars: (Pensando) ¿No sería tronchante que le pasara como en Pokémon al prota y se resetease su nivel cada X años o al final de una temporada?

Se supone que no es autoconsciente, pero rompe la cuarta pared. Mars es un ejemplo de singularidad

Luguya: (Llora de la emoción) ¡Este regalo es una bendición, pero no tanto como teneros como familia!

Mars: (Llora de la emoción) ¡Esto no es justo, yo no quería llorar de la emoción hoy!

Luguya: (Llorando de la emoción) ¡Esto iba a pasar independientemente de si me entregabas ahora o después!

Mars: (Llorando de la emoción) ¡Que nos den por saco entonces!

Fingiría serenidad, pero es que esto es difícil tomárselo en serio. Parece una comedia. Esperad, si es que ES una comedia. Estoy bien idiota hoy

[La canción deja de sonar]

Un robo de tablet, y la historia de una gran estupidez hecha aventura

[La escena cambia a la casa de Chuck y Monica, quienes están solos una vez más en el salón de su casa. Monica no parece de mal humor]

Monica: Por cierto, ya felicité a la chavala esa tan rara de antes.

Chuck: ¿La que nos trae el correo?

Monica: (Sarcástica) Las que nos traen todo el correo existente desde Nueva Zelanda hasta aquí.

Chuck: (Se toma el sarcasmo en serio) ¿Por qué iría a recibir algo de tan lejos?

Monica: (Abrumada, pensando) ¡Este tío es imbécil! ¡O eso, o me está vacilando muy fuertemente!

Monica: (Grita) ¡Hablo de la peliblanca esa que vino ayer a casa a hacer matemáticas y a hacerme aprenderme el nombre de una rubia de la clase a la que no presté la mínima atención!

Chuck: (Con ironía, pero sin el tono) Qué amable.

Monica: (Suspira) Me gustaría saber qué rayos viste en esa niña, aunque podría hacerle la misma pregunta a ella.

Chuck: Es muy maja, y me encanta que alguien sea tan alegre. Además, dibuja muy bien. Estoy seguro que ella es consciente de ello.

[Mientras tanto, en la casa de Mars y Luguya, se puede ver a la pequeña adolescente con la cabeza apoyada en el escritorio, al parecer sufriendo bastante]

Luguya: (Afectada) ¡¿Pero por qué mi arte es tan basura?!

Mars: (Pensando) Solo han pasado 5 minutos desde que ha empezado a dibujar en la Tablet y ya se odia a sí misma por hacer algo incluso mejor que en dibujo tradicional.

Luguya: (Pega un gran suspiro) En vista de que no me puedo concentrar por el momento, vamos a salir un rato fuera.

Mars: (Confusa) Un momento, ¿Por qué yo?

[Ambas primas salen de la habitación, dejando las cortinas de aquel color Granate separadas como estaban hasta ahora, y la Tablet apoyada en el escritorio]

Voz de Mars: (Se acuerda) ¡Ostras, que me dan el permiso de piloto hoy, sí que tengo que salir!

Resumo la historia: Mars estaba sometiéndose a unas clases para aprender a conducir y a pilotar. Le fue duro compaginarlo con los estudios, pero ahora es una piloto OP invencible- Vale, quizá me pasé

[Mientras tanto, en un plano exterior de la casa, todo parece estar normal, hasta que se puede observar a dos alienígenas flotantes. Tenían un aspecto humanoide, con un tamaño bastante pequeño, incluso más bajos que Mars y Luguya. Eran de piel verdosa y mientras uno tenía un solo ojo y dos antenas perfectamente sanas, el otro tenía dos ojos y una de sus antenas estaba partida, además de tener la mitad de unas gafas biónicas puestas sobre los ojos. Ambos llevaban un manto grisáceo sobre el torso. También parecían llevar unas botas grisáceas, con rayas en las suelas. El Alienígena de dos ojos era el más pequeño]

Alien 1 ojo: Oye, hermano, ¿Seguro que en éste planeta encontraremos lo que buscamos?

Alien 2 ojos: (Molest@) A ver, déjame explicártelo, Siddarth

Siddarth: ¿Podrías llamarme solo por mi nombre corto? Es que cada vez que lo dices suena a una enfermedad venérea de esas.

Alien 2 ojos: (Suspira) De acuerdo, Sid

Sid: (Content@) ¡Gracias, Arya!

Arya: Regresando a donde lo habíamos dejado, andábamos en busca de una de esas tabletas gráficas para dibujar, ¿No es así?

Sid: Sí.

Arya: ¿Y en cuántas casas hemos entrado ya?

Sid: Pues creo que en muchas más de las que deberíamos.

Arya: ¿Y cuántas veces nos han echado Spray contra maníacos?

Sid: (Suspira) Tantas que si te afectase más, tu ojo habría estallado en un mar de sangre rosada.

Arya: Pues bien, mi querida y estúpida hermanita. Nos queda éste barrio por inspeccionar, y en concreto esta casa de aquí.

Se ven casi iguales, ¿Verdad que es difícil asumir el género de un extraterrestre?

Sid: (Decidida) ¿Entonces a qué esperamos? ¡Vamos allá!

[En ese momento, los hermanos extraterrestres se mueven en dirección a la ventana del piso de arriba de Luguya, aunque su velocidad es bastante lenta]

Sid: Oye, mientras esperamos a llegar, ¿Te cuento algunos chistes ofensivos?

[La escena salta en el tiempo, y finalmente Mars y Luguya están en casa. Se puede observar a Mars admirar su nuevo carné de piloto de naves espaciales]

Mars: (Maravillada) ¡Tengo que enseñarle esto a mamá!

'[De repente, Luguya ve que su Tablet ha desaparecido, a lo cual, se hace un plano alejado del planeta Tierra, mientras se puede escuchar de manera distante gritar a la pequeña artista, hasta que al cabo de unos segundos el plano regresa a la habitación', viéndose a Luguya arrodillada mientras da pequeños golpes a la moqueta, a la vez que llora. Mars está dándole palmaditas en la espalda a su afligida prima]

Mars: (Para tranquilizar) Ea, ea. Tranquila. Hemos pagado 500 dólares por un regalo de 10 minutos, nosotros estamos peor que tú.

Luguya: (Entre lloriqueos) ¡Me habías comprado esa maravilla y unos chorizos nos la han robado!

Para quien no lo sepa, no habla de chorizo literal. Y hago esta aclaración porque no van a hacer una adaptación para el Español latino, seguro

Mars: (Extrañada) Pero si hace nada la odiabas.

Luguya: (Lloriqueando) ¡Quiero saber quién ha sido el que me ha hecho esta crueldad!

[Mars abre las ventanas, pero de repente enfoca su mirada hacia algo]

Mars: (Extrañada) ¿Esa es tu tablet?

[Mars divisa de manera alejada a Sid y Arya, viéndose que siguen escapándose lentamente con la tablet de Luguya debajo de sus manos. Los alienígenas siguen riéndose mientras vuelan a un paso demasiado tedioso, y la escena vuelve a Mars y Luguya. La pelirroja en ese momento levanta a su albina prima]

Mars: (Animando la situación) Lo bueno es que ya sabemos quién te ha robado la tablet.

Luguya: (Llora más fuerte) ¡Odio los cumpleaños, a los alienígenas y a ti por no detenerme de salir a la calle!

Mars: (Pensando, molesta) Claro, la culpa siempre la tiene Mars, señores.

[La escena cambia, y se puede ver cómo Mars, sorprendida, está en la casa de Chuck nuevamente, mientras Luguya llora desconsolada, aunque cómicamente al lado de Chuck, y Monica mira, muy incómoda al oír lo alto que la dibujante llora]

Monica: (Pensando, irritada) ¡Madre mía, y la pesada no se calla un maldito segundo!

Chuck: (Preocupado) ¡Monica, Luna está sufriendo! ¿No vas a traer lo que ofrecemos para consolar a la gente?

Monica: (Se queja) ¡Agh! ¿De verdad tengo que hacerlo, tío? ¿No puedo darle unas palmaditas y que se le pase?

Chuck: (Preocupado) ¡De eso nada! ¡Ya estás moviendo ese trasero hasta donde quiera que los cacharros estén!

Monica: (Se queja) ¿De verdad? ¿Tanto te cuesta decir “Culo”? ¿Es tan difícil? ¿Tanto te gusta ver cómo reitero la misma pregunta continuamente hasta hartarme y enfadarme contigo?

Chuck: (Nervioso) ¡Sí, tanto me cuesta decir la palabra con C!

Monica: (A Luguya) Mira, niña, deja de lloriquear. Bien, te han robado la tablet. Pero, ¿Sabes quién co-!

Chuck: (Censurando la palabra) ¡Bemoles!

Monica: (Termina) ¿… era?

Mars: Vimos a dos extraterrestres huir con la tableta entre las manos.

Monica: No estoy de humor para estupideces.

Chuck: En realidad es cierto que muchos alienígenas vienen a visitarnos a la tierra. Algo que antes se consideraba misterioso.

[Se ve a Mars con su sombrero y sus gafas de sol, lista para imitar a la misma persona de las otras veces]

Mars: (Acento Venezolano) Los EXTRATERRESTRES son una fuente de INVESTIGACIÓN y misterios desde hace cientos de años.

Luguya: (Se molesta) ¡Para ya!

Chuck: Vale, ¿Entonces podemos pedirles amablemente a los aliens que te devuelvan la tablet?

[De repente, Monica comienza a reírse muy fuerte tras escuchar a Chuck sugerir esa idea]

Monica: (Riendo con cinismo) De verdad, cuando pienso que no puedes decir más gilipuerteces, vas y me sorprendes, macho.

Luguya: (Extrañada) ¿Pero, qué ha dicho?

Monica: (A todos) Escuchad, vivimos en el mundo real. Las cosas no siempre se solucionan diciendo:

Monica: (Pone la voz aguda mientras hace muecas) “Hola, me has robado mi riñón, mi cartera y has secuestrado a mi pareja, ¿Podrías devolvérmelos?”

Monica: (Se enfada) ¡No! ¡Esa no es la historia!

Monica: (Seria) Aquí solo habría dos opciones: La primera sería quitarle la tablet, ¡Y METERLES TAL PALIZA QUE NO PUEDAN MOVERSE NI MENTALMENTE! O la segunda, que es la que más problemas nos daría: Un robo perfecto no-bancario.

Chuck: Vale, pues iremos Mars, Luguya y yo y nos llevaremos la tablet.

Monica: (De forma autoritaria) ¡Alto ahí, niño! ¿A dónde te crees que vas?

Chuck: A ejecutar el plan no-violento que dijiste.

Monica: (Suspira) A ver, tonto del culo. En primer lugar, contigo sería imposible que ellas lo lograran. Y, en segundo lugar, por mucho que me moleste, eres mi hermano menor, y tengo que cuidarte.

Monica: Así que esperad un estúpido momento, y dejad que me prepare para esto.

[Monica regresa, tan solo habiéndose equipado su bate de antes, y a punto de salir de la puerta]

Monica: Vale, panda de críos. Ya podemos ir saliendo.

Mars: (Alarmada) ¡Un momento, Monica! ¡No podemos ir así sin más!

Monica: (Molesta, gruñe) ¿Y ahora qué pasa?

Mars: (Preocupada) ¡No podemos ir al espacio así sin más! ¡Necesitamos una nave para ir hasta allá! ¡Y también necesitamos trajes espaciales! Dicen que afuera, además de quedarte sin oxígeno, el hecho de gritar provocará un desastre y morirás al instante. Además de que te congelarás. O también puedes estallar dejando tus órganos internos por todo el cosmos, desparramados sin ningún orden...

Monica: (Algo perturbada por lo mencionado) V-Vale, me das bastante miedo, niña.

[De repente, se puede observar una casa que si bien es similar a las otras, ésta está situada más hacia las afueras de la ciudad que las otras, además de estar bastante aislada. La casa tenía las paredes blancas, aunque hechas con un material que les daba aún algo de brillo que sacar, además de que su tejado era completamente negro. No tenía un garaje, a diferencia de las otras]

Ah, por cierto, ésta es la casa donde antes de una droide desquiciada, vivía una niña con sus padres

[Se puede ver en una habitación llena de mandos de diferentes consolas de Nintendo desde los años 80 hasta el presente de la historia, y una cama con una sábana rojiza, casi rosada, algo deshecha. Al lado de ella, estaba tumbada una chica, con apariencia que parecería de infante, si no fuera porque tiene el pecho ligeramente voluminoso, indicando que ha empezado su desarrollo hormonal. La chica lleva una camisa azul, de tres botones blancos, y una falda blanca, con patrones triangulares, siendo la mitad de ellos rojos. Su peinado era un peinado corto rubio, con unas pequeñas cintas que hacían dos coletas. Estas cintas eran rojas. Estaba descalza, viéndose que llevaba unos calcetines blancos, y estaba tumbada con la cara apoyada sobre una de las almohadas de la cama]

Chica: (Tapada por la almohada, sonando antipática) Hoy no pienso salir del maldito cuarto. Las matemáticas son un asco, y deberían pudrirse en el infier-

[De repente se puede oír una vibración de un teléfono móvil, la cual mueve a la chica un par de veces, hasta que al final acaba cayéndose de la cama, con su cara estampada contra el suelo. En otro lado, se ve en la casa de Chuck y Monica cómo Luguya está impacientemente esperando a que la otra persona responda a la llamada, dando vueltas mientras sostiene su teléfono móvil]

Luguya: (Asustada) Como vengan y me roben también el teléfono, juro que gritaré otra vez…

[Finalmente, en la otra línea, la chica, mientras se mete un par de pañuelos en una nariz sangrante después de haberse caído, contesta]

Chica: (Aturtida) ¿Dígame?

Voz de Luguya: (Aliviada) ¡Menos mal! Alessa, soy Luguya, la chica esa que hace dibujos hasta en clase.

Alessa: (Aturtida) Y que aún sin atender es la más lista, mientras que yo no sé nada de matemáticas.

Voz de Luguya: Bueno, fuera coñas, necesito, o más bien, mis amigos y yo NECESITAMOS tu ayuda.

Alessa: (Impactada) ¡Espera! ¡¿Vosotros mi ayuda?!

[En la otra línea se puede ver cómo Luguya había posado el teléfono sobre una mesa, aún en la casa de Chuck y Monica, poniéndolo en manos libres mientras los cuatro estaban escuchando la llamada]

Luguya: Pues sí, necesitamos ayuda. ¿Por casualidad tienes unos trajes de astronauta…?

Luguya: ¿Súper modernos casi de ciencia-ficción…?

Mars: (Interrumpe) ¿No es eso un poquito bestia, exagerado, o algo por el estilo?

Luguya: Esa chavala con voz de periquito que ha hablado es mi prima Mars, no sé si la recuerdas de aquella vez que se pensó que Death Note era un juego.

Voz de Alessa: (Se acuerda) ¡Ah, ya, el sacrilegio, sí!

Voz de Alessa: Pues no os lo vais a creer. Resulta que mi padre tiene guardados en su habitación muchos trajes espaciales usados en sus misiones.

Chuck: (Emocionado) ¡¿Tu padre es astronauta?! ¡Es maravilloso! ¡Me llena de emoción! ¡Me hace sentir que estoy en “Guardianes de la Galaxia”!

Monica: No te rayes, hijo. Es pura fantasía.

Chuck: (Lloriqueando) ¡Mientes! ¡Es súper real!

Voz de Alessa: Bueno, Luguya, veo que tu pandilla es de cuatro. Menos mal que mi padre acumula como un hombre con síndrome de Diógenes, que si no, lo llevaríamos claro.

Luguya, Chuck y Mars: (Contentos) ¡Muchísimas gracias!

Monica: (Suspira) G-Gra… Gra…

Chuck: (Termina la palabra) Cias.

[La llamada finaliza, y la escena finaliza a partir de ahí, viéndose a Monica terriblemente irritada]

Monica: (Irritada) ¡Podía hacerlo, Chuck! ¡Podía decir esa palabra con “G”!

Chuck: Créeme, aún no estabas preparada.

Monica: (Molesta, con sarcasmo) ¡Gracias, genio! ¡No me estás haciendo quedar aún peor!

Monica: (Se detiene) Ahí va, pero si la he dicho.

Mars: (Pensando) Éste debe ser ese tal festival de las ironías del que me habló mi tío.

[La escena cambia, y se puede observar a Alessa a punto de abrir la puerta en su casa, cuando de repente recuerda algo]

Alessa: (Alarmada) ¡La madre que me ha parido!

Voz femenina adulta: (Suspira) ¿Y ahora qué te pasa, hija?

Alessa: (Alarmada) ¡Era una frase en sentido figurado, mamá!

Alessa: (Llama a alguien a voces) ¡Papá, necesito que me inculques conocimientos sobre el espacio exterior!

Voz del padre: (Emocionado) ¡Dios mío, creí que nunca me lo pedirías! ¡Pensé que nunca querrías saber de mis chanchullos espaciales!

[De repente, aparece en escena un hombre de enorme complexión, con un cuerpo bastante tonificado, un traje blanco de astronauta puesto, y unas botas de color grises, con un logo de la NASA en el pecho. Sujetaba un casco, y se podía observar que su cara era casi rectangular, con un peinado rubio en un tupé, e indicios de barba, viéndose la sombra de barba que indicaba que estaba afeitado de hace poco tiempo]

Padre: (Emocionado) ¡Mi preciosa niña! ¿Qué quieres saber?

Alessa: Qué hacen tus trajes espaciales.

Padre: Eso no es expresamente algo del espacio exterior.

Alessa: Pero tú eres astronauta, así que, si te pertenecen los trajes, ¿No sería algo del espacio exterior?

Padre: (Perplejo) Cielos, no había pensado en esa lógica. En fin, te contaré lo que hace cada clase de traje que tengo.

[De repente, alguien llama a la puerta, y se puede ver a Alessa corriendo, a tal velocidad que se golpea la nariz nuevamente, mientras se hace sangrar ésta de nuevo. El padre instintivamente agarra a su pequeña hija y tapa su sangrante nariz con su mano, mientras la niña trepa al hombro del astronauta]

Padre: Ya abro yo, cielo.

[El padre abre, viendo a Mars, Luguya, Chuck, y una gruñona Monica parados en frente de la puerta]

Monica: (Molesta) Alessa, ¿Por qué has tardado tanto?

[Se puede ver a Mars, Luguya y Chuck quedando boquiabiertos por el enorme tamaño del padre de la rubia, quien se agacha para hablar con los 4 niños]

Padre: (Amable) ¡Oh, hola! ¿Sois amigos de Ale?

Luguya: De cierta manera sí. Es decir, Mars y yo la conocemos bastante, pero estos dos la están conociendo ahora.

Padre: (Emocionado) ¡Mi chiquilla tiene nuevos amigos! ¡Por fin! ¡Este día se pone mejor!

Padre: (Feliz) Pasad, hijillos. Y no hace falta que me llaméis señor, podéis llamarme Jim con toda confianza.

Luguya y Mars: (Asombradas) Cómo mola…

Alessa: (Con la nariz tapada) Molaría más que me dijera si ha encontrado pruebas de vida esférica y rosada.

Jim: Ale, ya te lo dije. No existe en nuestras bases de datos ningún ser que sea remotamente parecido a Kirby.

Alessa: (Se queja) ¡Jo, papá! ¿No podéis buscar a ver si encontráis un planeta con forma de estrella con órbitas?

Jim: Una estrella de verdad es solo una enorme bola de gas que te mataría de la radiación y el calor, dudo mucho que ahí pueda vivir alguien.

Alessa: (Se molesta) ¡Jo, papá! ¡Ya te has cargado Super Mario, déjame algún juego!

Jim: (A la pandilla) Oíd, chicos, ¿Os interesan las cosas espaciales?

Chuck: (Extremadamente emocionado) ¡Definitivamente sí! ¡Las adoro!

Luguya: En cierto modo…

Jim: Mi hija me había hecho preguntas acerca de cosas espaciales, así que podéis escucharlas.

Alessa: Papá, esto te va a hacer gracia…

Jim: (Dudando) ¿El qué?

Alessa: Pues que precisamente te pregunté porque mis amigos tenían dudas…

[Se puede observar a Jim, melancólico y desanimado en una pared, dado la vuelta mientras pone una mano sobre ésta]

Jim: (Cómicamente deprimido) ¿Por qué menosprecias tanto mi trabajo? Es increíblemente interesante, no sé qué hacer para lograr que veas esto con la pasión que yo siento…

Un átomo Draconiano, y giros argumentales absurdos

[Mientras tanto, ya cruzando la estratosfera, se puede ver cómo Sid y Arya, con la tablet en sus manos, activan una especie de escudo que les evita la congelación al salir al espacio exterior]

Sid: (Contenta) ¡Por fin lo hemos conseguido, maldición! ¡Y tú diciendo que era una mala idea usar los propulsores para ir más deprisa!

Arya: (Molesto) ¡Llámame tonto si quieres, pero podríamos haber encendido los escudos, en el primer momento para poder transportarnos a toda leche!

Sid: (Intenta relajar a Arya) Relájate, hermano. ¡Lo importante es que hemos conseguido robar la tableta que andábamos buscando!

Arya: Sí, vamos a decírselo al señor Nirvatom, seguro que le hará mucha ilusión ver lo que hemos conseguido.

¡Dios mío! ¡Vamos a conocer a otro villano antagónico que no sea el pesado de Duke!

[De repente, el plano cambia a otra parte del cosmos, en un planeta con un par de lunas azules situadas de forma muy alejada del planeta, cuya estructura era de un blanco puro, con algunas manchas de colores rojo y azul respectivamente. En un plano más cercano, se puede observar una especie de cúpula fabricada con componentes electrónicos, con un par de torretas negras con rayas de neón azul. La cúpula era grisácea, con un par de ventanas, aunque negras. La cúpula estaba rodeado de un entorno montañoso, de color marrón]

Voz de Sid: (Emocionada) ¡Bien, ya estamos aquí!

[Se ve a una escala muy reducida que Sid y Arya han llegado al lugar, y a bastante altura, caen en picado. Más cerca, se ve a ambos levantarse, y se ve a Sid con una pequeña brecha en la frente, dejando ver una pequeña mancha de sangre rosada]

Arya: (Aturtido) ¿Y si llamamos a la puerta?

Arya golpea un botón rojo situado en la cúpula, a lo que un estruendoso sonido de bestia suena

Voz de Sid: (Asustada) V-Veo que no ha cambiado el timbre y que sigue cabreado por su último fallo.

Voz de Arya: (Asustado) ¡Tengo miedo, hermanita!

[De repente, se oye un pequeño y breve pitido, a lo que una puerta de la cúpula se abre, revelando a un ser bastante tierno. Se trataba de una especie de bola azul con un pequeño cuernecito en la frente, una órbita grisácea en su parte trasera, y cuatro bolitas rojas que actuaban como extremidades superiores e inferiores. Además, la criatura en ese momento no se veía furiosa, sino algo emocionada. Al igual que Arya, tenía dos ojos, pero ambos al descubierto]

Criatura: (Content@) ¡Oh, os estaba esperando! ¡Veo que tenéis lo que buscaba! ¡Traed!

[La criatura en ese momento agarra la tableta, y Arya saca el lápiz digital de ésta, el cual la esfera también agarra. Todos entran dentro de la cúpula, y después de unos segundos, Sid y Arya salen despedidos de la cúpula, y se puede ver a la bolita muy irritada, tanto que sus pupilas han desaparecido]

Arya: (Atemorizado) ¿Q-Qué hemos olvidado, señor Nirvatom?

Nirvatom:  (Furioso) ¡Sois unos inútiles sin profesionalidad alguna! ¡Os pedí una tableta gráfica! ¡No una maldita Tablet cualquiera!

Sid: (Asustada) Esto… señor, en realidad esa tableta viene con un programa de dibujo instalada.

[Nirvatom se queda quieto por unos segundos, hasta que finalmente sus pupilas vuelven, indicando que al parecer el enfado se había terminado]

Nirvatom: (Más relajado) Bien salvado, Sid. Habéis logrado que os de tiempo para sobrevivir…

[Ambos alienígenas reaccionan cómicamente asustados]

Nirvatom: (Se pone gradualmente más furioso) Tengo una tableta con la que puedo dibujar digitalmente como el gran artista que soy y lucrarme de ello. ¡PERO ÉSTA TIENE BATERÍA, IMBÉCILES!

[A Nirvatom le vuelven a desaparecer las pupilas, y una de las bolas rojas toma la forma de una enorme mano, levantando a ambos súbditos casi ahogándoles]

Nirvatom: (Con un tono siniestro) Sé que como idiotas que sois, no os habréis percatado en que si no es una tableta gráfica, un cargador es primordial para su vida…

Nirvatom: (Gritando, furioso) ¡ARREGLADLO AHORA!

[En ese momento, Nirvatom, en vez de soltar a sus dos siervos, utiliza esa mano para tirar al suelo a éstos, apretándolos hasta casi aplastarlos. En ese momento, la mano se detiene y los suelta, regresando a su estado de bola. El enfurecido ser se marcha con la tableta, mientras sigue enfurecido, gruñendo por el camino]

Sid: (Tose) Maldición, Arya, ¿Qué nos ha pasado? Antes éramos más listos.

Arya: (Tose) ¿Lo dices por nuestra terrible decisión a la hora de ser unos cazarrecompensas?

Sid: (Tose) No, aunque ahora que lo mencionas, es innegable. Yo me refería a que antes nuestras misiones no cometían errores.

Arya: Tengo 130 años terrestres, y tú 125, en algún momento nos iba a pasar.

[Ambos alienígenas se levantan, con dificultades, pero logran mantenerse de pie]

Sid: (Molesta) Y ahora encima tenemos que volver a la Tierra a por ese estúpido cargador.

[Mientras tanto, en la casa de Alessa, se puede observar cómo Jim saca lo que parecen ser unas cápsulas con un botón azul en ellas. Las cápsulas eran pequeñas, pudiendo caber en un bolsillo]

Jim: (Animado) ¡Bien, y éstos son mis trajes favoritos! Son los más útiles a la hora de hacer misiones arriesgadas en el espacio.

[Jim activa la cápsula, y se puede ver cómo un contorno azul aparece sobre el astronauta]

Jim: Esta monada puede hacer un montón de funciones. Además de permitirte respirar en lugares sin oxígeno, te puede defender de innumerables ataques, y tiene una durabilidad increíble. Son los que más usamos, de verdad.

[Se puede ver a Monica y Luguya muy interesadas en el traje espacial que Jim acaba de mostrar, tanto que sus pupilas se ven más grandes y brillosas]

Alessa: (Asombrada) Vaya… Papá, al final tus odiseas espaciales van a resultar divertidas y todo…

Jim: (Emocionado) ¿Entonces quieres aprender acerca del gran mundo del espacio exterior?

Alessa: No, mi plan es intentarlo en Informática.

Jim: (Llora cómicamente) ¡Estábamos tan cerca! ¡Tan cerquita!

Jim: (Se recupera) Bueno, hija, es igual. Tú persigue tus sueños y no dejes que nadie ni nada te eche abajo.

Iba a hacer una referencia cruel a su situación actual en la serie, pero no tiene gracia, así que paso

Mars: (Algo nerviosa) E-Esto… Señor Jim, ¿P-Podríamos probar los trajes un momento?

[Se ve a Jim pensando por unos segundos, dando un aire de tensión en el lugar]

Jim: (Al instante) ¡Por supuesto que podéis! ¡Tan solo tenéis que devolvérmelos en un plazo de tres días, porque me voy a una misión en esa fecha!

Monica: (Sorprendida) ¿Ya está? ¿Así de fácil? ¿Y con tanto tiempo?

Luguya: (Pensando) De verdad, este hombre es tan amable que no parece real.

¿Entonces por qué diablos se han divorciado en la serie original los padres de Ale? ¡No entiendo nada!

Chuck: (Pensando, emocionado) ¡Madre mía, que nos vamos de aventuras espaciales!

Mars: (Mirando a los otros tres acompañantes) Chicos, preparaos para pasároslo bien.

Luguya: (Emocionada) ¡Ya te digo! ¡Esto va a ser la leche!

[En ese momento, fuera de la casa, se puede ver a la pandilla con cuatro auras distintas rodeándoles. En el caso de Monica era un aura de color rojo muy oscuro. En el caso de Mars, curiosamente, era un color dorado. En caso de Chuck, el aura era de color verde, y finalmente el aura de Luguya era de un color azul. Todo indicaba que habían activado los trajes espaciales]

Luguya: (Frenética, a Monica) ¡Eh, eh, Monica! ¡Mira! ¡Seguro que puedo recibir un golpe muy fuerte y no sentir daño alguno!

[Monica, irritada, golpea con todas sus fuerzas a Luguya, utilizando su bate, pero no causándola ningún daño. En cambio, solo la mueve unos pocos centímetros]

Monica: (Respira agitadamente) Cállate… niña…

Mars: (Obviando la situación) Bueno, el caso es que como podemos ver, los trajes del señor Jim son muy buenos. Seguro que así no sufriremos peligro alguno buscando la residencia de esos bichos.

Chuck: Hablando de los Aliens, ¿Sabéis a qué planeta se llegaron a ir?

Luguya: (Comienza a sudar) Caca pis pedo, tienes razón.

Monica: (Cabreada) ¡¿Cómo diablos vamos a agarrar a esos tipos si no tenemos ni idea de a donde narices fueron?!

Mars: (Recuerda algo) ¡Esperad un momento!

[En un flashback se puede observar en el escritorio de Luguya, cómo había un cargador para tableta posado, mientras se veía a Luguya siendo abrazada con unas palmaditas en la espalda por parte de su prima]

Mars: (Voz en off) Recuerdo que el cargador de la tableta seguía en el escritorio cuando nos vinieron a robar. Si todo sale como creo, se habrán dado cuenta de su enorme cagadita y volverán a por él.

[El flashback termina y se ve a Mars en una nave, la cual poseía un curioso diseño. Se trataba de una nave con una forma que era más bien rectangular, y que tenía cuatro patas por la parte de abajo, y dos pares de alas. Toda la nave era morada, a excepción de la capota, que era blanca, la cual estaba cerrada]

Voz de Mars: (Desde el vehículo) Luguya, tú escóndete en donde no te puedan ver. O sea, que puedes elegir donde sea.

[Se ve a Luguya escondida en un ropero, el cual contenía varias copias de las prendas de vestir de Mars y de la albina]

Luguya: Habló la que es un centímetro o así más baja que yo…

[Se puede ver a Chuck y Monica escondidos en unos enormes arbustos, los cuales se habían arrancado de algún otro jardín ajeno]

Monica: (Hablando a través de algo) Vale, nosotros estaremos aquí por si no salen volando.

Chuck: (Extrañado) Cosa que en realidad es probable que hagan.

Monica: (A Chuck, molesta) ¡Ya les dije que si son de otro planeta, puede que no caminen, pero al parecer somos los más irrelevantes!

[Mientras tanto, cerca de la ventana de la casa de Mars y Luguya, se puede ver a Sid y Arya nuevamente, tratando de robar el cargador]

Sid: (Con cuidado) Vale, Arya, seguro que habrán cerrado la puerta, así que vamos a ser muy cuidadosines, y…

[Arya, sin aviso alguno, lanza una bomba adhesiva, la cual se pega al cristal de la ventana, y al segundo explota]

Arya: Solucionado. Anda, Sid, vamos a rematar la faena.

Sid: (Atónita) V-Vale, también podíamos haber probado la bomba…

[Los alienígenas entran por la ventana, resultando llegar al escritorio de Luguya, y ambos cayéndose al suelo por alguna razón]

Sid: (Sospechosa) Cuidado, Arya. Quizás haya alguien vigilándonos o algo por el estilo.

Arya: (Se ríe) Mira que eres tonta, ¿Cómo va a haber alguien vigilándonos si no nos han pateado todavía nuestras nalgas verdosas?

[De repente, el ropero se abre de una patada, viéndose a Luguya salir de él, molesta]

Luguya: (Molesta) ¡Ahí estáis, maldición!

(Comienza a sonar)
F-777 - Space Battle

F-777 - Space Battle

[Los dos alienígenas pegan un breve grito, y agarran el cargador de la tableta de la pequeña, tratando de huir al momento]

Luguya: (Molesta) ¡Esta vez no os vais a escapar!

[Antes de que los ladrones puedan volver a irse de rositas, Luguya se logra agarrar al pie de Arya, quien lentamente se va alejando del escenario junto a su hermana y la dibujante agarrada al pie del extraterrestre de dos ojos]

Arya: (Cabreado) ¡Suéltame, niñata!

[Sid de repente saca una pistola, pero antes de que pueda disparar, Luguya ya había activado su traje, bloqueando todos los proyectiles que el alienígena disparaba]

Arya: (Estresado) ¡La madre que lo parió, Sid! ¡Ésta terrícola tiene unos trajes de la mayor clase!

Sid: (Estresada) ¡Pues sacúdela o algo!

[De repente, el techo de la nave demás se abre, y alejada, ve a Luguya flotando junto a los dos ladrones de la tableta]

Mars: (A voces, a Chuck y Monica) ¡Chicos, subid a la nave! ¡Los tenemos!

[Acto seguido, se puede observar a Chuck y a Monica sentándose en unos asientos que parecían sillones, y se atan los cinturones de seguridad, mientras Mars cierra el techo nuevamente, para finalmente despegar en dirección a Luguya]

Mars: (Decidida) ¡Bien, ya los tenemos, damas y caballeros!

Monica: Solo hay una dama y un caballero.

Mars: (Murmura) Y tenía que arruinarme la tensión dramática.

[Finalmente, la nave de Mars, llega hacia donde se encontraban Luguya y los extraterrestres, quienes ya estaban a bastante altitud]

Sid: (Alarmada) ¡Maldita sea, Arya! ¡Como no hagas algo, nos van a reventar los ojos!

Arya: (Asustado) Tendré que usar el modo Turbo…

[En ese momento, los zapatos de Arya se iluminan con un aura rosada, y ambos alienígenas comienzan a alejarse a una velocidad pasmosa, estando casi fuera de la estratosfera]

Voz de Mars: (Frustrada) ¡Maldición! ¡Esto no es tan fácil como pensaba!

[Mars intenta acelerar lo máximo posible, logrando mantenerse a la par con ambos alienígenas y con la pequeña dibujante, ya aferrada al pie de Arya, siendo imposible hacerla caer]

Sid: (Molesta) Agh, tendremos que dejarle la tarea de matar a éstos críos a Nirvatom…

Arya: Por desgracia sí, porque son muy persistentes.

[Finalmente, todos han abandonado la estratosfera.  Arya y Sid no pasan por el sistema solar, sino que en cambio se dirigen a un pequeño vórtice que casualmente había aparecido en el lugar]

Voz de Mars: (Asustada) ¡Maldición, van a usar uno de esos vórtices!

Voz de Chuck: (Asustado) ¡Y como se metan todos a la vez, en pocos segundos se cerrarán! ¡Y estamos muy lejos de ellos!

[Se hace un acercamiento a la nave de Mars, en la que se ve a la pelirroja activando una palanca con una almohadilla roja]

Mars: (Decidida) ¡Con la Hipersonia nos tiene que servir!

Oh, la hipersonia. ¿Qué narices es eso si puede saberse? Es la versión cutre de los saltos al hiperespacio. Como no hay velocidad para eso, simplemente tienen que ir a un mach 25 y ser hipersónicos, o se morirán de radiación

[En ese momento, los alienígenas y Luguya entran en el extraño vórtice, haciendo que éste comience a temblar. Entonces, se vuelve a hacer un acercamiento a la nave de Mars, en donde se ve a Monica agarrar su bate de béisbol con algo de nervios]

Monica: (Algo nerviosa) Venga, vamos a meternos dentro…

[Justo a tiempo, se puede observar cómo Mars entra con su vehículo en un abrir y cerrar de ojos al vórtice, cerrándolo en ese instante, y desembocando en un planeta rocoso y bastante deshabitado. Ambos alienígenas caen haciéndose bastante daño y rodando varias veces, mientras que Luguya permanece ilesa. La nave de la pelirroja realiza un forzoso aterrizaje, dañando parcialmente una de sus patas, y expulsando a los tres tripulantes, haciendo que éstos caigan de la misma manera que Sid y Arya]

Luguya: (Observando todo) Parece que no hay ningún problema por aquí, salvo una panda de torpes.

[Al instante se puede ver a todo el mundo alejado, menos a Luguya, vomitando sobre unas rocas que estaban colocadas como si fueran arbustos. Algo cómico es que el vómito de Arya y Sid estaba hecho de arcoíris]

[La canción deja de sonar]

Luguya: (A Sid, enfadada) ¡Devolvedme mi tablet ahora misma! ¡A mi prima y a sus padres y a mis padres y a toda mi familia entera les ha costado una fortuna!

Arya: (A Luguya, chulesco) ¡Gracias por motivarnos a quedárnosla, niña!

[Mientras tanto, en la gris y rocosa superficie, se puede ver una especie de ser habitante del lugar en donde todos se encontraban. Ese ser era de color negro y la forma de un gusano, solo que más grueso y corto, y era bastante más grande. Por otra parte, Mars y Monica activaban sus trajes espaciales mientras Chuck se quedaba detrás de la espalda de su hermana mayor]

Chuck: Oíd, ahora que lo pienso, aquí podemos respirar, ¿Por qué estamos usando nuestros trajes espaciales?

Sid: (De forma burlona, saca una pistola láser) ¡Ya sabes, pequeño! ¡Para evitar volarte la cabeza!

[Sid dispara hacia la cabeza de Chuck, pero en ese momento, Monica tira a su hermano mayor al suelo, para evitar que el disparo le atraviese, y agarra el mando del traje espacial del niño, a fin de activarlo para evitar daños]

Monica: (Alarmada) ¡Maldición, Chuck, ten más cuidado!

[Por el otro lado, Luguya corre hace los demás, mientras la extraña criatura la sigue con aparente fidelidad]

Luguya: (Molesta) ¡Se acabó, ladrones! ¡Ahora vais a devolvernos nuestra tablet!

[Monica empieza a golpear su mano izquierda con su bate]

Monica: (Amenazante) ¡O si no, nos la llevaremos con grandes moratones en vuestros caretos!

Mars: (Se da cuenta de la criatura) ¿Y ese gusanito de ahí?

[Luguya se da la vuelta y ve a la especie de gusano frotarse contra su pierna, a lo cual la dibujante, lejos de asquearse, se enternece bastante]

Luguya: (Enternecida) ¡Ay, mirad qué cosita más mona y adorable!

[Monica lanza su bate hacia ambos alienígenas, logrando herirles y destruyendo sus pistolas de rayos láser]

Monica: Bien, ahora estamos en igualdad para pelear.

Chuck: (Extrañado) ¿No íbamos a negociar?

Mars: Da igual. El caso es que, alienígenas, ¡No tenéis nada que hacer! ¡Devolvednos la tablet y olvidémonos de esto!

[Luguya desactiva su traje espacial, borrando todo rastro de su aura, ahora siendo vulnerable a los ataques. Se está divirtiendo con la criatura, a la cual ha dejado subirse a su brazo, el cual está remangando]

Monica: (Ve a Luguya, cabreada) ¡Deja de jugar con ese bicho y ven a por tu estúpida tablet!

[Luguya se pone en frente de todos, mostrando su aparentemente nueva mascota]

Luguya: (Emocionada) ¡Mirad, éste es mi gran nuevo mejor amigo! ¡Le llamaré Lunarian!

Sí, habéis oído bien. Lunarian. Y no están en nuestra Luna, sino en vete a saber qué parte del universo

Chuck: Hombre, sí es cierto que es algo adorable.

[De repente, el parásito, tras haber remangado el brazo de Luguya, muerde con enorme ferocidad a la pequeña, causando que ésta comience a sangrar por donde se la ha mordido. Posteriormente, Monica arranca a la criatura del brazo, haciendo que éste se lleve todavía un mayor porcentaje del brazo y agravando la herida de la albina. Finalmente, la castaña agarra su bate y aplasta a la criatura con el bate, llenándolo de una gran mancha de sangre negra]

Chuck: (Asustado) ¡Eso ya no es adorable!

Luguya: (En intenso dolor) ¡AH! ¡Maldita sea! ¿Por qué tengo que pasarlo tan mal tras haber cumplido años? ¡¿Es esto la adolescencia, Monica?! ¡¿De verdad se sufre tanto?!

[La sangre sigue brotando en grandes cantidades, hasta que de repente un disparo de una sustancia viscosa y verde hace que la hemorragia se frene, y posteriormente la sangre de la hemorragia pase de roja a negra]

Sid: Bien, con eso tendría que frenar el problema.

Mars: (Extrañada) Un momento, ¿Acabáis de ayudarnos?

Arya: Estamos atrapados aquí en este planeta enano desconocido. Además, esos bichos son muy peligrosos. Tenemos que sobrevivir.

Sid: Estamos hablando de un parásito lunar. Esos bichos crean enormes heridas a las personas a las que infectan para poder meterse completamente. Tenéis suerte de que no haya logrado meterse dentro. Si no, a estas alturas habría muerto al no soportar a su propio parásito.

Luguya: (Asustada) Lunarian… ¿Eres un asesino…?

Monica: Bueno, ¿Nos vais a devolver la estúpida tableta o no?

Arya: (Molesto) ¡Acabamos de salvarle la vida a vuestra amiguita, creo que lo más que podéis hacer es darnos la tableta!

Monica: (Enfadada) Entonces lo menos que podemos hacer es llevárnosla y daros las gracias.

Arya: (Molesto) ¡No! ¡Acabo de decir que lo mínimo es la tableta!

Sid: (Interrumpe) Hermano, sí que dijiste “máximo”.

Mars: Sí, tiene razón.

Arya: (Molesto) ¡Rayos! ¡Malditos errores gramaticales!

Luguya: (Entre sollozos, por el dolor) ¿Y p-por qué queréis la tablet si puede saberse? ¿No tenéis mejor tecnología en vuestros planetas?

Chuck: Cierto, lo común es que la tierra sea el planeta que menor calidad de tecnología tenga de nuestro universo.

Sid: A ver, esto es una historia muy larga. ¿Queréis oírla con pelos y señales o queréis que os la resuma?

Mars: Preferiríamos la versión corta que si no, al final vamos a terminar haciendo una película de ello.

¡Mi pobre cuarta pared! ¡¿Por qué te destrozan tanto?! ¡¿Por qué?!

Sid: (Decepcionada) Estúpidos niños, quieren obviar los detalles de una buena historia.

Arya: Oye, que nosotros, aunque les saquemos más de 100 años somos el equivalente a un chaval no mucho mayor que ellos.

Sid: (Cabreada) ¡Cierra el puñetero pico, hijo!

[De repente, la historia comienza, y se puede observar a unos Sid y Arya emocionados frente a la cúpula en la que vive Nirvatom, quien sale con dos de las bolitas rojas transformadas en brazos, para cruzarlos mientras está de mal humor]

Arya: (Emocionado) ¡Señor! ¡He oído que hemos sido llamados para un encargo especial!

Nirvatom: Sí, es cierto. He oído que sois unos grandes cazarrecompensas, y lo he oído de mi propia mano. He visto la eficiencia que habéis tenido con mis otros amigos de Draquark

Por si acaso, Draquark es el nombre del planeta del que proviene Nirvatom

Nirvatom: Y bien, ya que sois cazarrecompensas bastante profesionales y según lo que me contaron no la vais a chafar, os encargaré una misión muy sencilla.

Sid: (Curiosa) ¿Cuál es la misión, señor…? Esto…

Nirvatom: Un descuido por mi parte, olvidé presentarme. Yo soy Nirvatom. ¿No os habló Possianna de mí?

Sid: La verdad es que Possianna no nos dijo casi nada. Lo único, que íbamos a conocer al otro Drátomo del sistema.

Ah, sí, Nirvatom es de una especie llamada Drátomo. Son Dragones con forma de átomo, algo no muy creativo, pero poco usado

[Nirvatom mueve una de las bolas no convertidas hacia el interior de su cúpula, y de repente regresa con una fotografía de una tableta gráfica común y corriente]

Nirvatom: ¿Veis eso de ahí? Eso es una tableta gráfica. Aún a pesar de las relaciones comerciales interplanetarias que tenemos en la vía Láctea…

Nirvatom: (Se enfada) ¡Los muy capullos no quieren llevarnos el mundo digital a nuestro planeta! ¡Yo quiero dibujar digitalmente como los otros!

[En ese momento, Sid y Arya se ven confusos]

Sid: (Confusa) ¿Entonces tenemos que irnos a un planeta cualquiera a robar una tableta? ¿Y ya está?

Arya: (Suspira) Menudo timo…

Nirvatom: (Furioso) ¡Callad! ¡No he acabado!

Nirvatom: (Con una voz fría) Iréis al planeta Tierra, que se encuentra en el Sistema Solar. Una vez ahí, entraréis en todas las casas que veáis necesarias hasta que logréis robar una tableta gráfica.

Nirvatom: Me da igual si es de un señor o de un niño. Matadlos sin compasión si hace falta, pero requiero de la adquisición de ese objeto ahora.

[Se puede observar a Sid y Arya extrañados por el aparente sinsentido de la misión]

Nirvatom: (Con una voz más tenebrosa) ¿Qué me decís? Os apuntáis, ¿Verdad? Os pagaré una gran suma por ello si así lo deseáis.

Arya: Lo siento, esto es demasiado absurdo…

[De repente, Nirvatom fusiona las cuatro bolitas rojas, y las transforma en una gigantesca mano, la cual agarra a ambos alienígenas y los estampa contra la superficie, casi aplastándolos. Sus ojos pueden verse rojos y sin pupilas, indicando una gran furia]

Nirvatom: (Con un tono más siniestro) Parece que todavía no me habéis entendido bien… No os estaba dejando elegir. Puede que Possianna fuera blanda con vosotros, pero yo cuando me propongo algo, lo consigo. Si tengo que matar, mataré, si tengo extorsionar, extorsionaré. Pero no pienso dejar un solo objetivo inacabado. Así que, si no aceptáis, ¡Quizá le hagáis una buena compañía a las paredes de mi cúpula como trofeos y como pintura hecha de vuestra sangre!

Arya: (Intenta respirar) Eso… se pasa… de siniestro…

Sid: (Temiendo por la vida de ambos) ¡De acuerdo, de acuerdo! ¡Juramos traer esa tablet!

[Nirvatom decide entonces soltar a ambos hermanos, y los posa con cuidado y levantados en la superficie del planeta]

Nirvatom: (Aparentemente sonriente) ¿Veis? Os dije que aceptar este curro iba a ser una ventaja para todos. ¡Que os voy a pagar como 5000 Milkias!

[La criatura, más relajada, decide adentrarse en la cúpula, pero se queda justo en la entrada unos segundos, justo antes de volver a poner una mirada sombría y amenazante]

Nirvatom: (Amenazante) Fastidiadlo todo y entonces en vez de fideos le echaré vuestros intestinos a mi comida…

Una odisea en el espacio, un nuevo enemigo amistoso, y dos viejos muy verdes, literalmente

[El flashback termina ahí, y se puede ver a Luguya levantando la mano]

Luguya: (Curiosa) ¿Cuánto son 5000 Milkias en Dólares?

[Se puede observar a Arya utilizando un dispositivo similar a una consola portátil, pero con funciones de teléfono móvil]

Arya: Aquí dice que equivale a unos 8000 dólares en la tierra.

Mars: (Atónita) ¡¿Qué, 8000?! ¡Debe ser un error, la máquina sufrió una descompostura!

Mars: (Atónita) ¡Y a mí me costó solo 500, que debe ser como 300 Milkias vuestros!

Sid: O sea, que hemos arriesgado nuestras posaderas verdes por algo que no nos pagaría ni una semana en un hostal de este sistema galáctico…

Arya: (Dudando) Espera, Nirvatom nos dijo que se documentó sobre las tabletas gráficas, ¿Cómo narices se pudo olvidar el precio? ¿O por qué iba a pagar tanto?

Monica: ¿Quién ha dicho que lo haga? A lo mejor os está usando únicamente como cebo.

Arya: (Cabreado) ¡Mira, niña, nosotros no somos-!

Sid: (Interrumpe a Arya) Shh, deja que la chiquilla hable un poco.

Chuck: ¿Estás segura, Monica?

Monica: (Suspira) TODOS VOSOTROS. En éste mismo instante, sois unos idiotas sin sabiduría alguna de lo dura que es la vida.

Monica: (Seria) ¿Sabéis lo difícil que resulta poder confiar en alguien en el mundo, o más bien en la galaxia que vivimos? No te puedes fiar de la gente por las buenas. Puede que vosotros os fieis de ese jefe vuestro…

Luguya: (Aún dolorida) Pero los cazarrecompensas aceptan misiones no por ideales, sino por Dinero.

Monica: (Seria) Fácilmente puede pensar que a lo mejor le queréis engañar.

Mars: Es decir, si quería una tableta gráfica y le habéis traído una tablet común y corriente, está claro que ni se le ocurrirá seguir estando seguro de qué vais a hacer. Habíais vuelto porque os olvidasteis de algo, ¿no?

Chuck: Un momento, ¿Entonces nadie se puede fiar de nadie? ¿Somos todos enemigos?

[Mars y Monica niegan y asienten respectivamente con sus cabezas]

Mars: (A Monica) ¡Aquí no ninguno somos enemigos!

Monica: (impresionada) ¡A ver, niña! ¡Que tenemos en frente a los dos aliens que robaron una tableta a una persona inocente!

Luguya: (Empieza a sentir más dolor) ¡Chicos, creo que estoy empezando a sentirme peor!

[De repente, un líquido negro sale de la cabeza de Luguya, hasta que llega a la frente, haciendo que la peliblanca comience a marearse]

Mars y Chuck: (Muy preocupados) ¡Luna!

Arya: (Frustrado) Maldición… ¡Tendría que haberse solucionado a estas alturas! ¡Hemos asesinado al parásito!

Monica: Lo maté yo, pringao'. Y por cierto…

[Monica vuelve a sacar su bate de béisbol y mira de manera amenazante, aunque bastante cómica a los dos hermanos extraterrestres, quienes comienzan a temblar]

Monica: (Amenazante y sombría) Más os vale ir moviendo el culo y encontrar algún hospital cercano ya, si no queréis que os abra la cabeza.

Chuck: (Lo oye, molesto) ¡Monica, eso es muy cruel!

Monica: (Molesta, a Chuck) ¡A la pobre chica la pasa algo! ¡Y antes de que vaya a peor, tenemos que hacer algo!

[Mientras, se ve a Mars cargar con una Luguya casi adormecida, la cual estaba caída y no podía mantenerse de pie, aunque seguía consciente]

Luguya: (Aturtida) Lo sabía, Monica. Me quieres…

Monica: (Nerviosa, lo niega) ¡N-No es verdad! ¡Si te mueres, el quejica de mi hermano se llevará un disgusto!

Monica: (Actúa más preocupada) Y también destrozarás a tu familia, y no quiero ver algo así. Seré mala, pero si tienes una buena familia, aprovéchala, no debes permitir que te roben eso…

Mars: (Exageradamente emocionada) ¡Eso fue tan precioso que mi voz se ha vuelto como el doble de aguda!

[De repente, Arya encuentra algo, lo cual activa un sonido de notificación que el resto escucha]

Arya: (Llamando a los demás) ¡Chicos, tengo grandes noticias! ¡Ya sé dónde estamos!

Sid: (Curiosa, ya lo ha visto) ¿El sector 13-e7? ¿No está eso bastante cerca de Draquark?

Arya: Está a unos 100.000 kilómetros en términos terrestres, sí. Y me parece que en medio se encuentra un planeta enano habitado y con hospital llamado “Geuse menor” o algo así. Estamos cerca de Betelgeuse, siendo concretos.

Chuck: (Asombrado) Fascinante…

Mars: (Preocupada) ¡Tenemos que llegar a ese planeta enano a toda leche!

[De repente, el líquido negro del cabello de Luguya se solidifica, y se une con el pelo, formando una mancha con un tinte negro en el pelo]

Luguya: (Empieza a calmar su dolor) Uf… Ha sido… muy intenso…

Luguya: (Excesivamente nerviosa) ¡Pero tenemos que ir al hospital cuanto antes! ¿Y si es síntoma de algo más gordo? ¿Y si de repente me empiezan a sangrar la cara y los ojos? ¿Y si se me sale el ojo izquierdo y tengo que llevar un parche el resto de mi vida?

¿Tan difícil era estarse quietecitos con la referencia del accidente que tendría años después?

Chuck: (Preocupado) Sí, mejor vamos.

[Todos están a punto de marcharse, menos los alienígenas, quienes se quedan solos en el lugar, hasta que Monica se da la vuelta y los ve a punto de ser atacados por otro parásito igual, a lo que la bateadora suspira mientras saca su bate]

Monica: (Suspira) De verdad, vaya panda de cazarrecompensas de pacotilla que son…

[La escena salta en el tiempo, y se puede ver a todos metidos en la nave, sentados en sus respectivos asientos. Cabe destacar que Sid y Arya estaban ocupando el mismo asiento]

Sid: Según el GPS que acabamos de instalaros, dentro de un campo de asteroides, gira a la derecha, y tendrás el planeta que buscábamos.

Mars: (Contenta) ¡Bien, eso es pan comido!

Mars: (Se da cuenta) ¡¿Un campo de asteroides?!

[De repente, la nave se mete dentro de un campo de asteroides, de los cuales un alto número golpea la nave, dejando varios abollones y más daños estructurales al vehículo. Tiempo después, se puede ver la nave abollada sobre una superficie rocosa rosada, en frente de lo que parecía ser un hospital normal y corriente]

Chuck: (Agotado por el impacto) Bingo…

[Tanto Chuck como Arya vomitan muy brevemente antes de verse a Monica y Sid mirar repugnadas a sus respectivos hermanos]

Sid: (Asqueada) Repugnante…

Monica: Totalmente de acuerdo.

[Finalmente, todos entran en el hospital, mientras Luguya deja algunas manchas negras por el suelo, las cuales salen de su cabello]

[La escena cambia para mostrarse otra vez el planeta en el cual se localizaba la morada de Nirvatom, quien estaba furioso destrozando una flor con una de sus bolas rojas convertida en una mano, hasta que de repente recibe una llamada, y mueve una bola dentro de la casa, para sacar una especie de móvil que tenía la forma de una consola portátil de estructura ovalada, y cuyo borde era amarillo]

Nirvatom: (Cabreado) ¡Espero que sea algo importante! ¡Estoy destrozando flores y microorganismos en estos momentos!

Voz femenina: (Burlona) ¿Por qué no te metes con alguien de tu tamaño, como los átomos?

[La voz femenina comienza a reírse mientras el gigantesco átomo grita a la vez que expulsa una enorme llamarada por la boca]

Nirvatom: (Al borde de un ataque de rabia) ¡Me cago en ti, Possianna! ¡No haces más que hacerme quedar en ridículo!

Voz de Possianna: (Riéndose) ¡Deberías haberte visto la cara, tío! ¡De verdad que no tiene precio poder verte la jeta mientras tú a mí no me ves desde hace 20 años!

Nirvatom: (Aún enfadado) ¡¿Qué tipo de años?!

Voz de Possianna: Terrestres.

Voz de Possianna: (Cambia el tema) ¡Bueno, a lo que iba! ¿Qué tal te va con los dos cazarrecompensas que te conseguí?

Nirvatom: Bueno, querida…

[Los ojos de Nirvatom enrojecen y pierden sus pupilas, mientras empieza a aporrear el suelo repetida y velozmente con todas sus bolitas convertidas en manos]

Nirvatom: (Furioso) ¡La próxima vez que me menciones a esos cazarrecompensas tan inútiles como esos, te destriparé y lo único que quedará de ti serán mis recuerdos!

Voz de Possianna: Déjame adivinar. Las cosas no salieron como tú deseabas por algún percance y entonces has decidido defecar sobre todos los seres fallecidos que hayan podido tener todos aquellos a los que conoces.

Nirvatom: (Cabreado) ¡Cállate! ¡Los muertos de la mitad de ellos comparten su condición actual!

Nirvatom: (Con un tono siniestro) Pero no, esto no tiene nada que ver con mis completamente justificados deseos. Se trata de que esos inútiles no me han traído el regalo correcto, pero al enmendar la faena, olvidan la parte más importante…

Voz de Possianna: (Suspira) ¿Te estás cabreando por un lápiz o un posible cargador? De verdad, la roca lunar te ha destrozado el cerebro.

Nirvatom: (Cabreado) ¡Yo jamás he consumido eso! ¡Y soy muy tranquilo!

Nirvatom: Menos… cuando me sacan de mis casillas.

Voz de Possianna: Lo cual suele ser siempre.

Nirvatom: Bueno, luego te contaré cómo acaba la historia. Si acaso sale mal…

[Se hace un acercamiento siniestro hacia Nirvatom, quien sin mover un músculo hace que una hormiga se ahogue hasta morir]

Nirvatom: (Amenazante) Moriréis todos, tú incluida. Lo merecido por humillarme de esta manera.

[Se puede oír a Possianna tragar saliva, indicando que ya dejó de encontrar gracioso el comportamiento de su congénere, y que en cambio, ahora está atemorizada ante la amenaza de muerte de Nirvatom, y posteriormente se ve cómo el dispositivo es lanzado hacia el suelo por el enfurecido maleante]

Nirvatom: Ya me he cansado de esperar a que vuelvan con mi objeto de primordial valor…

[De repente, el cuerno de Nirvatom se ensancha, y sus bolitas se vuelven afiladas, cubiertas de pinchos, los cuales además están cubiertos por una capa de fuego]

Nirvatom: (Serio) Ahora saldré a buscarlos por mi cuenta, y ésta vez serán ellos los que tengan que pagar por reírse de mí…

[Nirvatom se mete dentro de la cúpula, terminando la escena. La siguiente escena muestra a Luguya y Arya en una camilla del hospital, en donde un alienígena azul con una bata y tres ojos amarillos de aspecto humanoide inspecciona a la niña]

Alienígena: (A Arya) Bien, señor, esto es un caso curioso. La humana, según ustedes dos fue mordida por un parásito alienígena, ¿no?

Arya y Luguya: (Al unísono) ¡Sí, así!

Alienígena: ¿Y por casualidad saben qué tipo de parásito era?

Arya: Era un parásito lunar. De esos que son negros y tienen forma como de gusano.

Alienígena: Eso describe a muchas más especies de las que cree. Por suerte, como Doctor que soy, puedo decirle que conozco perfectamente lo que hacen estas especies.

Luguya: (Asustada) Tengo miedo, esto…

Arya: (Le dice su nombre) Arya.

Luguya: Arya…

Doctor: Bien, los parásitos lunares son unas criaturas de extenso peligro. El mero hecho de su introducción completa en un ser humano o en otra especie de igual o menor tamaño causaría la muerte a corto plazo del individuo.

Arya: (Extrañado) Pero nosotros lo matamos antes de que pudiera llegar a meterse dentro.

Doctor: A ver, ¿Dónde fue aquella mordedura?

[Luguya destapa el brazo de la herida, revelando una gráfica y dolorosa herida a punto de ser cicatrizada, con algo de sangre que no se salía, y restos de una sustancia negra producida por el parásito]

Doctor: Me temo que la hizo perder una alta cantidad de sangre, y que ese parásito al tener su propia sangre derramada sobre el brazo de la chica ha creado una oportunidad para que un descendiente mucho más manso que el sujeto original controle su zona del cerebro.

Doctor: (Apenado) Me temo que la chica va a vivir con ese parásito controlando total o parcialmente su mente para siempre…

[Tras oír eso, Arya se queda atónito, mientras que Luguya se queda devastada, a lo que lentamente comienza a llorar]

Luguya: (Llorando) Esto se suponía que no tenía que estar pasando. Se suponía que mis 13 años iban a ser la etapa mejor vivida de mi vida. S-Se suponía que iba a ser una dibujante y que haría a mi familia estar orgullosa.

Arya: (Intenta calmarla) E-Esto…

Luguya: (Sollozando) Y lo peor es que seré una marioneta de una criatura que hará Dios sabe  qué conmigo. Probablemente acabe muerta por su culpa…

[Finalmente, Luguya no aguanta más lo sucedido, y se tapa las manos, sin poder parar de llorar. La escena termina ahí, mientras en la sala de espera se puede ver al resto del equipo sentados a la espera de los dos que faltaban]

Sid: (Aburrida) ¿Cuánto tiempo llevan ahí dentro?

Monica: (Impaciente) No lo sé, pero ya empiezo a estar cansada. ¡Una consulta no suele llevar tanto tiempo!

Chuck: (Intenta tranquilizar a Monica) Tranquilízate, Monica, seguramente dentro de un par de minutos salgan.

[Justo en ese momento, la puerta se abre, viéndose a Arya y Luguya salir. El extraterrestre tiene una mirada de preocupación en su rostro, mientras que Luguya todavía sigue llorando mientras corre hacia la persona más cercana que tiene a su lado, que resulta ser Monica]

Monica: (Sorprendida) ¡¿Pero qué demo-?!

[Mientras Luguya sigue llorando, Monica mira a la pequeña que desahoga sus penas en el pecho de la rebelde, quien suspira y lejos de enfadarse, rodea sus brazos sobre Luguya, indicando un sorprendente pequeño abrazo por parte de la castaña]

Monica: (Suspira) Tranquila, chica, no pasa nada…

Sid: (Mira confusa a su hermano) ¿Os ha dicho algo malo el médico?

Sid: (Asume que algo malo le pasa a Sid) ¡Ay, no! ¡Tienes cáncer! ¡Tan joven!

Arya: (Grita) ¡No es eso, merluza! ¡Yo estoy bien!

Arya: Pero…

[Arya mira apenado a Luguya, quien está siendo también abrazada por Mars y Chuck]

Arya: A ella no le va tan bien. Ese parásito se ha metido en su sangre y va a tener que lidiar con él durante el resto de sus días.

Sid: (Se da cuenta de algo) ¿Qué es esto que estamos sintiendo? ¿Es pena? ¿Empatía tal vez?

Arya: Sí, creo que es empatía. Es gracioso, le robamos a una niña una posesión apreciada, y al final estamos entablando una amistad como ella.

Sid: (Ríe suavemente) Menudos cazarrecompensas más idiotas que somos…

Arya: (Sonríe melancólicamente) Sí…

[Ambos hermanos caminan con una mano agarrada al hombro, mientras vuelven con el resto de sus nuevos “amigos”]

Mars: (Intenta no llorar) ¡N-No puede ser! ¡No podemos dejar que te controle mentalmente! ¡Tiene que haber alguna solución!

Chuck: (Descolocado) ¿Qué es lo que podemos hacer?

[De repente, el doctor alienígena se asoma por la puerta]

Doctor: Ah, lamento informar de que no existe cura. Nos vemos.

[El doctor nuevamente se adentra y cierra la puerta, mientras de nuevo a Luguya le vuelve a salir otra mancha negra en su cabello]

Luguya: (Cabreada) ¡No me jo-!

[Se ve a todo el equipo volviendo de nuevo a la nave, la cual Mars está teniendo problemas para arrancar]

Mars: (Molesta) ¡Vamos, nave estúpida, arranca!

[Se ve a lo lejos cómo sigue arrancando el motor de la nave, acompañado de un cómico sonido de motor atascado de coche]

[Hace esto un par de veces más mientras se crea un clima de incomodidad]

Chuck: Igual deberíamos mirar qué sucede.

[Todos se bajan de la nave, y Mars va dando vueltas alrededor para encontrar el fallo, hasta que ve un charco de combustible rodeando la nave]

Mars: (Ríe nerviosa) Chicos, os vais a reír. Resulta que ha habido una fuga de combustible…

Monica: (Se ríe maniáticamente) ¡Mira qué gracia me hace! ¡Estamos atrapados en un planeta desconocido sin posibilidad alguna de retorno!

Luguya: (Perpleja) Vale, hay sarcasmos que no son aconsejables de presenciar por la noche.

[La escena termina ahí, cambiando a un entorno muy distinto. Se puede ver una base abandonada en algún lugar, con varios carteles en los que se prohíbe la entrada. Nirvatom entra ahí a pesar de las advertencias, mientras un aura de fuego le rodea]

Nirvatom: Así que los señoritos quieren reírse del tonto de Nirvatom…

Nirvatom: (Con sadismo) Ahora me reiré de ellos mientras vomitan su propia Bilis del dolor…

[Una vez dentro, Nirvatom encuentra una camilla con la capacidad de albergar a una persona con estructura humanoide, y que tiene unas barreras láser activadas]

Nirvatom: (Satisfecho) ¡Perfecto! ¡La máquina funciona perfectamente! Ahora, tengo que pensar la forma de lograr engañar a los idiotas de mis abonados para que acaben aquí y sean pulverizados…

Nirvatom: (Emocionado) ¡Uno…!

Nirvatom: (Emocionado) ¡A uno!

[Sin querer, Nirvatom golpea con una de las bolitas transformadas en mando la lámpara del techo, dejando la iluminación inutilizada]

Nirvatom: (Furioso) ¡La madre que lo parió!

[La escena pasa a Mars y compañía, quienes andan caminando inseguros por el lugar, en el cual se puede apreciar una especie de hipermercado, el cual era prácticamente un modelo de hipermercado estadounidense]

Mars: (Extrañada) ¿Un Sprawl Mart en un planeta que ni siquiera pertenece al sistema solar?

Monica: (Perpleja) Este día se pone cada vez más raro…

Chuck: Se me ha olvidado, ¿Qué estábamos haciendo?

Luguya: (Nerviosa) ¡Estábamos buscando u-un poco de- de- de combustible!

Monica: Oye, ¿Tienes frío o algo? Estás hasta tartamudeando.

Luguya: (Al borde del llanto) ¡Tengo un parásito que me está taladrando la cabeza! ¡Es como vivir con Epi desde la perspectiva de Blas!

Sid: ¿No se llamaban Bert y Ernie?

Luguya: (Al borde del llanto) ¡Es lo mismo, pero en distintos idiomas!

Mars: Prefiero el nombre español.

Luguya: (Al borde del llanto) “Dijo ella, intentando ser actriz de doblaje a pesar de que no tiene con qué hacerlo”

Arya: Sarcasmos y lloriqueos. Esto me recuerda demasiado a los matrimonios actuales.

Monica: (Riendo) ¡Diablos, tío! ¡Eres un verdadero genio en cuanto a cómo hacernos reír!

Chuck: (A Mars, alterado) ¡¿Tienes una cámara o algo?! ¡Tengo que grabar a Monica sonriendo!

Sid: Bueno, ¿Y si entramos a esa tienda a ver si tienen el combustible que necesitamos para seguir?

Voz: Disculpadme por cotillear, pero no he podido evitar escuchar que tenéis problemas.

Monica: (Alterada, preparada para atacar) ¡¿Quién ha dicho eso?! ¡Manifiéstate, voz extraña y rarita!

[De repente, se puede ver un avión de papel volar hacia los demás, pero era un avión muy grande, concretamente del tamaño de un humano de estatura media, el cual se desdobla para convertirse en una persona. Se trataba de un chico bastante peculiar. Tenía unos ojos de caricatura y era completamente blanco a excepción de sus zapatos, los cuales eran negros. Su peinado estaba conformado por muchas puntas]

(Comienza a sonar)
Kevin MacLeod ~ Monkeys Spinning Monkeys

Kevin MacLeod ~ Monkeys Spinning Monkeys

Chico: (Asustado) ¡N-No os preocupéis! ¡soy un tipo bastante legal! ¡Soy buena persona! ¡Tan buena que casi vivo como esclavo!

[Se ve a Monica cargar una de las pistolas de los dos alienígenas, atemorizando aún más al chico]

Chuck: (Molesto) ¡¿Podemos ser pacíficos por 20 segundos?!

Monica: (Le grita) ¡No, no podemos, idiota!

Mars: (Suspira, al chico) A ver, ¿Qué nos tienes que decir, chaval?

Chico: Lo primero. Mi nombre es Craig.

¡Por fin puedo expresar mi emoción al ver a uno de los protas de la serie original metido aquí!

Luguya: (Suspira) Vale, está bien. “Hola, me llamo Luguya, y éstos son mis compañeros en ésta extraña aventura”

Craig: (Curioso) ¿Sois de la Tierra?

Luguya: Sí.

Craig: (Curioso) ¿Y estadounidenses?

Monica: (A Luguya) No contestes, es una trampa.

Luguya: Solo te diré que somos mitad francesas. La pelirroja y yo, los otros dos interprétalos como te dé la gana.

Craig: (Decepcionado) Porras, nunca podré matar de la envidia a mis creadores.

Nuestros creadores fueron a Disneyland en París, nunca iba a pasar

Craig: (Siente algo) ¿No habéis sentido como una especie de viento?

Craig: (Lo ignora) En fin, da igual. Vamos a lo importante.

Craig: Bien, pues he de deciros que si estáis buscando ese combustible, el supermercado ese que tenéis en frente sí lo vende. De hecho, tengo un amigo trabajando ahí, igual os consigo el combustible regalado.

Arya: (Sorprendido) Vaya, eso es muy generoso, incluso más por parte de un desconocido.

Sid: (Desconfiada) ¿Qué es lo que quieres, listillo?

Craig: (Riendo) Me habéis pillado. Quería escaquearme un poco de mis tareas, pero tan solo eso. Venga, vamos a la tienda.

Monica: (Gruñe) No podíamos habernos ahorrado toda esta charla, tanto costaba...

Craig: Compréndeme, llevo demasiado tiempo solito, con unos padres más borrachos que el borracho espacial del pueblo que no sé cómo no le ha matado un coma etílico.

Monica: (Inquietada) Vaya dato perturbador…

[De repente, se ve a Mars con su sombrero de las otras veces, y las gafas de sol puestos otra vez]

Mars: (Acento venezolano) ¿Alguien dijo PERTURBADOR?

Luguya: (Alucinando) ¡¿Te has traído tu sombrero de terror a una odisea espacial?! ¡¿A ti qué te pasa?!

Mars: (Con acento venezolano) Hay MÚLTIPLES teorías y conspiraciones.

[La canción deja de sonar]

Un montón de problemas y varias lágrimas

[Dentro del supermercado se puede ver a los personajes en un pasillo, y una babosa amarillenta de un tamaño descomunal, mucho más grande que todos los demás, aparece en escena, corriendo]

Craig: (Lo ve) ¡Hombre, hola, Slaren! Precisamente te íbamos a buscar.

Slaren: (Alterado) ¡Craig, gracias a Dios que estás aquí!  ¡Tengo que vender el combustible que tengo, y como tú eres de confianza, te lo puedo dar!

Craig: (Sorprendido) Vaya, esto ha sido más rápido de lo que pensaba.

Slaren: (Nervioso) ¡Corre, cógelo y no hagas preguntas! ¡No pagues nada, es un maldito regalo!

Monica: (Sospechosa, pensando) Algo anda mal…

[De repente se puede ver a todos, exceptuando a Slaren, salir del supermercado, sujetando en conjunto un enorme paquete cuadrado lleno de combustible]

Mars: (Intenta respirar) Esto… pesa… un quintal…

Luguya: (Intenta respirar) Un objeto que pesa un quintal… es más… fácil… de llevar…

[Detrás del supermercado se puede observar a Nirvatom, ahora sin ninguna clase de fuego, pero manteniendo los pinchos en las cuatro bolas que actuaban como extremidades]

Nirvatom: Eso es… vosotros picad en mi anzuelo. Si os proporciono el combustible, podréis volar en la nave…

Nirvatom: (De manera sádica) Y posteriormente volar en pedazos…

Nirvatom: (Se emociona, mira a otro lado) ¡Mi plan será completado con éxito! ¡¿No es genial?!

Nirvatom: Por cierto, ¿Qué tal le habrá ido a mi pequeño cebo con mi maravilloso plan?

[Se ve al átomo hablando con un poste de electricidad, el cual, naturalmente no da respuesta alguna, lo cual enfurece al malvado, quien golpea con su propio cuerpo al poste, causando que se electrocute y sufra bastantes daños]

Nirvatom: (Cabreado) ¡Hijo de la grandísima-!

[Nirvatom, a pesar del daño sufrido, vuelve a golpear el poste, naturalmente volviendo a electrocutarse, y cambiando de escena, la cual muestra a Nirvatom en una habitación con poca iluminación, golpeando repetidamente a Slaren en una escena a modo de retrospectiva]

Nirvatom: (Furioso) ¡Escúchame bien, babosa inútil! ¡Haz lo que te ordeno o no volverás a ver un amanecer de ningún planeta en toda tu puñetera vida! ¡¿Entendido?!

Slaren: (Aterrorizado) ¿Qué pasa ahora? ¡He pagado mis impuestos! ¡Los de la hacienda galáctica no me dejáis vivir!

Nirvatom: (Con un aire siniestro) Hay unos mocosos terrícolas pululando por el espacio, y dado a que pienso hacerles sufrir en el momento más inesperado, vas a darles combustible para que puedan pilotar su navecita…

Slaren: No suena tan mala idea la de ayudar a alguien A FUGARSE.

Nirvatom: (Amenazante) ¡No se van a fugar! ¡Y si te niegas a obedecerme, te mataré de la peor forma que puedas imaginar!

Slaren: (Asustado) ¡Vale, vale! ¡Cálmese, señor! ¡Ya cumplo su tarea!

[La escena termina, mostrándose a la pandilla a punto de subirse a la nave espacial, mientras se despiden de Craig]

Craig: (Se despide) ¡Adiós! ¡Si queréis escribir alguna crítica, recordad la hospitalidad de nuestros ciudadanos!

Monica: (Suspira) Vale, adiós, arrivedercci.

Chuck: (Contento) ¡Adiós, Craig!

¿Ves, Monica? A Chuck solo le tomó un rato aprenderse su nombre

[Todos los miembros de la nave se suben en ella, cerrando el techo de ésta. Arya y Sid miran a su alrededor para confirmar que no haya ningún obstáculo, y se abrochan los cinturones. Todos los demás hacen lo mismo al cabo de unos segundos, y finalmente la nave despega]

Voz de Mars: (Entusiasmada) ¡Bien! ¡Despeguemos!

[Se muestra ahora a todos dentro de la nave, tratando de acordar hacia dónde dirigirse ahora]

Mars: Vale, pues, ¿Entonces qué hacemos? ¿Volvemos a la Tierra?

Luguya: (Repentinamente desanimada) Por mí como si se quieren quedar la Tablet, me da igual…

Arya: ¿De verdad? ¿Estás segura de que quieres hacer eso? Es decir, habías venido hasta aquí para que no te la robásemos.

Chuck: ¡Venga, anima esa cara! ¡Tienes la oportunidad de recuperar tu preciado regalo! ¡Eso debería hacerte feliz!

Monica: (A Chuck) ¿No lo entiendes? ¡Un parásito acaba de darle un giro de 180 grados a su vida! Cuando estás infectado con un bicho potencialmente peligroso, tus ánimos caen, idiota.

Monica: (Suspira) Puede que no sea lo que se dice su amiga, pero es obvio que lo está pasando mal, así que lo mejor es darle su tiempo para que reflexione…

Luguya: (Desanimada) Gracias, Monica… Es un detalle que quieras dejarme pensar.

[De repente, se puede ver que Monica revela una ligera sonrisa mientras mira a la víctima del accidente]

Monica: De nada…

Mars: (llorando cómicamente) ¡No podéis hacer llorar a vuestra piloto así, capullos!

[El tiempo pasa, y se puede observar que la nave de Mars se está acercando al planeta Tierra, aunque aún le queda bastante para llegar]

Sid: Vale, entonces hemos quedado en que nos vamos a la Tierra por una tercera vez, y robamos la tableta correcta ésta vez, ¿no?

Arya: Así es.

Sid: ¿Y el spray anti-violadores no será un problema?

Arya: Pero si no nos hace casi daño. Además, si no aguantas lo poco que te daña, es que eres una debilucha.

Sid: (Molesta) Tú quieres que te saquen el otro ojo, ¿Verdad?

[De repente, todo en la nave comienza a temblar, sobresaltando a todos, y haciendo que Chuck se caiga hacia atrás al suelo con su asiento]

Mars: (Asustada) Adiós a la tapicería…

[En el espacio exterior, no se veía nada, salvo una gigantesca bola con un montón de pinchos que no paraba de moverse. Esa bola era de color rojo, y trataba de destrozar la nave de Mars y sus compañeros]

Mars: (Cabreada) ¡Es que es el primer día que salgo a pilotar a la nave y ya me la quieren destrozar!

Monica: Vivimos en una sociedad…

Chuck: (Sorprendido) ¡¿Joker?!

[A pesar del ataque, todos intentan dirigirse hacia el planeta Tierra, pero sin éxito alguno, pues repentinamente apareció una barrera holográfica que impedía el paso]

Mars: (Frustrada) ¡Maldita sea, ya son más de las 5 de la tarde! ¡Nos hemos tirado demasiado tiempo para ésta misión y ahora no podemos volver hasta mañana!

Luguya: (Cabreada) ¡Maldito el día en el que metieron esa seguridad! ¡Que hay gente que necesita volver de misiones y otros chanchullos espaciales!

[La misma bola de antes se cubre con un montón de fuego, y se dirige a atacar a los tripulantes, quienes no tienen otro remedio que huir. Mientras tanto, fuera de donde se le pudiera ver Nirvatom estaba observando la situación mientras sus ojos desprendían un brillo rojo, indicando que era él el que controlaba esa bola. De hecho, no se veía ninguna de sus extremidades, siendo que todas se fusionaron para crear esa gran esfera rojiza]

Nirvatom: Bien… ¡Todo está yendo genial! ¡Incluso la Tierra ha decidido jugar a mi favor! Ahora solo queda esperar a que se genere ese agujero que ocurre cada pocos minutos, y entonces jugarán en mi terreno…

Nirvatom: (Sonríe de forma aterradora) ¡Y nadie me gana en mi terreno!

Nirvatom: (Emocionado) ¡Hoy toca baño de sangre, qué emoción!

Y adiós al terror que debía causar…

[La nave se va alejando más y más del planeta Tierra, mientras la bola en llamas sigue golpeando de vez en cuando al vehículo, que el cual ya tiene varios abollones y está en llamas. Se puede ver adentro cómo los alienígenas suspiran, mientras los demás están gritando impactados]

Voz de Nirvatom: (Gritando) ¡Bienvenidos al verdadero infierno!

[De repente, un portal como el que absorbió a toda la tripulación durante la persecución hacia los alienígenas aparece. Se ve que Arya está tranquilo, mientras los demás están al borde de la histeria, y Monica está abrazada junto a Luguya, a quien se le ha vuelto a teñir parte del cabello de negro]

Luguya: (Se queja) ¡Quítate, tú!

Monica: (Se queja) ¡No, quítate tú!

Mars: (Nerviosa) ¡¿Qué hacemos?! ¿Dejamos que nos trague ese agujero negro?

Sid: En realidad es un portal.

Mars: (Se tranquiliza) ¡Ah, pues, bien entonces!

[La nave se mete por el supuesto portal, a lo que se hace un plano cercano de Nirvatom, quien sonríe de una forma bastante desquiciada, mientras también se dirige al portal, terminando allí la escena]

[Se puede observar que los protagonistas han vuelto al planeta en el que vivía Nirvatom, solo que estaban los suficientemente alejados como para no poder distinguir su morada. Monica, Luguya y Sid están sentadas en el suelo rocoso del lugar, mientras que Mars bosteza y sale de su nave, aparcada en el lugar. Arya y Chuck de repente aparecen en escena, viéndose al alienígena inquieto]

Arya: (Nervioso) Y-Ya estamos aquí.

[Los demás estaban a sus cosas, sin hacer caso a los dos chicos que recién habían regresado]

Chuck: (Gritando) ¡Chicas!

Monica: (Se sobresalta, gritando) ¡No grites, la madre que te parió!

Chuck: (Gritando) ¡Pero si me estás gritando!

Sid: (Se da cuenta de que su hermano estaba ahí) ¿Qué has encontrado?

Arya: Lo primero, que la gente tiene una tendencia a robar roca lunar para drogarse de alguna forma con ella. Lo segundo…

Arya: (De forma sombría) Creo que estamos en el territorio de Nirvatom…

Sid: (Molesta, pero con un tono calmado) Vete a tomar por el esfínter, hermanito.

Arya: (Molesto) ¡Allí estaba su casa, listilla!

Sid: Como nos pille con la víctima ya valimos…

[Mientras los hermanos discuten, se muestra a Monica y Luguya mirar hacia el paisaje estrellado que se podía apreciar, con cierta nostalgia, pero sonriendo]

Luguya: (Pensando) Es un grandioso paisaje para ilustrar…

Monica: ¿Sabes? Cuando nos conocimos, no me caías nada bien. Y a medida que seguimos en esta aventura, la cosa tampoco iba a mejor…

Monica: (Sonríe ligeramente) Pero hacer este viaje me ha venido bien. No eres una niña enana tonta como pensaba, sino que también eres una determinada peleadora, y estás dispuesta a entregarte a fondo en algo. Eso me gusta…

Monica: Y francamente, éste bizarro viaje tiene bastantes cosas que en el fondo me parecen graciosas. Pero no tanto como pensar que la chica dura fuese una persona de verdad.

Monica: (Sonríe otra vez) Al parecer estoy desarrollando sentimientos de amistad hacia todos vosotros. Y la verdad, no se está mal. Puede que sea incluso mejor que mi vieja estrategia de ser reservada, callada, y altamente propensa a partirle la cara a alguien que me pregunte qué siento.

Luguya: (Pensando) Monica… Eso que has dicho…

[De repente, a Luguya le vuelve a dar un gran dolor de cabeza, a lo cual vuelve a gritar debido al mal rato que está pasando. Rápidamente todos acuden en ayuda de la pequeña, pero Mars y Monica son las que más preocupadas se ven]

Monica: (Preocupada) ¡Más te vale no estar haciendo una broma o te meto el bate por donde te quepa!

[Los gritos cesan, pero mientras se tapa la cabeza, un líquido negro salpica el suelo, y parte de éste queda en el pelo de la pequeña, el cual está casi teñido al completo a éstas alturas]

Luguya: (Irritada) Maldito capullo…

Luguya: (Irritada) ¿Cuándo diablos me va a dejar ese maldito gusano espacial en paz?

Chuck: (Extrañado) ¿L-Luguya? ¿Estás bien?

Luguya: (Enfadada) ¡Un parásito me está taladrando el cerebro! ¡Si esto es estar bien, estar mal es no morirse ya! Iros a tomar por saco…

Arya: Espera, ahora que me acuerdo… Ese parásito cambiaba la personalidad, ¿verdad?

Sid: (Se ríe nerviosa) Olvidé decir que uno de los efectos en los infectados era el cambio del humor de manera repentina…

[De repente, todos miran a Sid con una expresión de auténtica amenaza, a excepción de Chuck, quien es incapaz de parecer amenazante, pero que igualmente está enfadado]

Sid: (Nerviosa) Y valí yo…

[Súbitamente la escena cambia, y se puede ver a Sid atada en una cuerda hecha con rayos eléctricos, mientras los demás se alejan]

Sid: (Llorando) ¡Chicos, lo siento! ¡Seré buena la próxima vez!

[De repente, muy lejos, sin que nadie le vea, Nirvatom empieza a moverse estratégicamente para intentar seguir permaneciendo escondido, cosa que al parecer está haciendo con éxito]

Nirvatom: (De forma calculadora) Vosotros iréis a mi casa… tardaréis en encontrarla… ¡Y cuando la encontréis, a mí me habrá dado tiempo de sobra de preparar la peor de vuestras pesadillas! ¡Suplicaréis que os mate antes de que acabe, ya lo veréis!

[De repente, Nirvatom llega hacia lo que resultó ser el área abandonada al que fue antes, solo para volver a chocar se contra un poste de electricidad, afortunadamente desactivado]

Nirvatom: (Aliviado) Bien, esta vez no me van a poder electrocutar esos malditos postes…

[Dicho esto, un misterioso rayo atiza a Nirvatom, haciéndole toser una especie de líquido verde]

Nirvatom: (Furioso) ¡¿Quién ha sido?! ¡Que se manifieste el responsable!

[De repente, en otra parte, se ve a una pequeña especie de ratón, de un color azul marino, con un cuernecito y dos orejas, además de unos colmillos, el cual estaba encima de una pistola de aspecto futurista. En un instante, el malvado villano aparece, mientras mira con auténtica frialdad a la pequeña criatura]

Nirvatom: (De manera sombría) Hola, amigo…

[La escena da un salto en el tiempo, y se puede ver una roca en donde antes estaba el ratón, cuya vida parece haber sido arrebatada, o eso indica la pequeña mancha de sangre roja en el suelo]

Nirvatom: (Murmurando) Hora de dormir, pequeñajo…

[Mientras tanto, por la otra parte, se puede observar al grupo de la nave tratando de pensar algo]

Mars: ¿Qué creéis más importante, chavales?

El resto menos Luguya: La vida.

Luguya: La Tablet.

Luguya: (Rectifica) ¡D-Digo la vida!

Luguya: (Murmurando) Panda de lloricas…

[Se ve a Mars con el sombrero de las otras veces y las gafas de sol puestas]

Mars: Perturbador.

Mars: En fin, lo que tenemos que hacer, en conjunto, es hacer todo lo posible por mantener a salvo nuestras prepuberales posaderas, incluido hacer lo contrario de que planeábamos cuando nos fuimos al cosmos.

Arya: Nosotros dos no somos unos prepuberales.

Mars: (Molesta) ¡Que me dejes hablar, coña!

[El tiempo pasa, y finalmente todos los presentes asienten, dando a entender que ya habían llegado a una conclusión]

Chuck: Bueno, parece que dentro de nada volveremos a partir nuestros caminos, ¿Verdad?

Luguya: (Frunce el ceño) Sí…

Mars: La verdad es que a estas alturas me da un poco de pena, y llevamos aquí como 3 horas.

Arya: En realidad lleváis aquí más de un día. Cosas del tiempo, ¿A que mola?

Monica: (Abrumada) Y yo aquí sin tener hambre. Algo anda mal.

[Se puede observar cómo todos se suben a la nave, para despegar de una manera épica y dramática, con calma, solo para elevarse un poquito y al cabo de unos segundos aterrizar forzosamente al lado de la vivienda de Nirvatom, la cual en esos momentos había sido cubierta con una barrera que no permitía tocar más estructura que el timbre. Todos salen de la nave, algo mareados, aunque al sacudir sus cabezas cesan su mareo al momento]

Chuck: Aquí es donde era, ¿No?

Sid: Sí… La fortaleza de las desgracias de Nirvatom. Llamada así porque allí vive un gran causante de desgracias, y no porque sea un desgraciado.

Monica (Tose) Que también lo es.

Arya: Nosotros somos los cazarrecompensas a los que contrató. Así que vosotros, terrícolas, quedaos ahí donde estáis.

Sid: Esto es responsabilidad nuestra. Por lo menos un 75%, eso lo discutiremos al acabar las negociaciones.

[Ambos alienígenas, aunque con miedo, se envalentonan mientras se dan la mano y se dirigen para llamar al timbre del desquiciado átomo. Sid tenía en su mano libre la tableta que habían robado al principio. Esta vez el timbre tenía un sonido común y corriente, como el que se oiría en cualquier casa]

Sid: (Suspira aliviada) Eso es buena señal. Con ese timbre a lo mejor está abierto al diálogo…

Arya: (Aliviado) Menos mal…

[Como era esperado, la puerta se abre, y de ella sale Nirvatom, guardándose toda muestra de furia para él, y en su lugar mostrando un rostro sereno y tranquilo]

Nirvatom: (Saludando) ¡Hombre, chicos, por fin habéis vuelto!

Arya: (Algo nervioso) S-Señor Nirvatom, hemos cumplido con el cometido que nos mandaste.

[Nirvatom puede observar a los demás tripulantes de la nave, quienes están observando la conversación]

Nirvatom: (Pensando) Niños imbéciles… ¡No pueden competir contra un drátomo de 300 años de sabiduría e ingenio!

Nirvatom: (Disimulando, preparando una trampa) Oíd, mis leales mercenarios. ¿Tuvisteis que hacer algo con el dueño o LOS DUEÑOS originales?

Arya: (Disimulando) ¿Q-Qué dueños?

[Acto seguido, los tres personajes comienzan a reír mientras Sid le entrega la tablet con el cargador al villano, el cual por unos segundos se va hacia dentro, y regresa con las manos vacías]

Nirvatom: Chicos…

Sid y Arya: ¿Sí?

Nirvatom: Ya podéis dejar de mentirme…

Sid y Arya: (Más nerviosos) ¿C-Cómo?

Nirvatom: (De manera siniestra) No soy ciego, estúpidos. Se que no les habéis hecho nada a esos críos que os acompañan.

Nirvatom: (De manera siniestra) He estado vigilando vuestro pequeño viaje con mis propios métodos, y tengo pruebas suficientes como para llegar a la conclusión de que ellos os han incitado a traicionarme, así que…

Nirvatom: (Con una voz agravada) ¿Qué os parece si os mato y luego dejo a vuestros amiguitos unirse a la fiesta?

(Comienza a sonar)
Most Wondrous Battle Music Ever "God Mode" by Sons of Amon

Most Wondrous Battle Music Ever "God Mode" by Sons of Amon

[El enfurecido villano enrojece sus ojos, mientras consigue hacer flotar a sus antiguos súbditos, al mismo tiempo que se prepara para empañarlos, pues ha expandido el cuerno que tenía en su frente hasta tener casi el tamaño de una estaca]

Nirvatom: (Furioso) ¿Unas últimas palabras, desechos sociales?

Voz de Monica: (Gritando) ¡HOMERUN!

[Antes de acaso poder reaccionar, Nirvatom recibe un brutal golpe de Monica, quien estaba armada con su ya conocido bate, aún manchado de la sangre del parásito al que había aplastado anteriormente. La fuerza fue suficiente como para estrellarlo contra la pared de su propia morada]

Monica: Hala. Ya hemos acabado con las negociaciones.

Arya: (Asustado) Según la enciclopedia, si un drátomo no explota en el golpe, no muere…

Sid: (Asustada) ¡Chicos, tenéis que huir de aquí! ¡Volved a la Tierra antes de que se vengue de vosotros!

Monica: (Burlona) ¡Oblígame, amiga!

Monica: Nosotros nos quedamos, y si hay que pelear…

Monica: (Seria) Entonces que gane el mejor…

[De repente, un Nirvatom con una gran magulladura y una inflamación alrededor de su ojo izquierdo aparece. Está más furioso que nunca, tanto que está rodeado por un montón de fuego, mientras sus extremidades, transformadas en púas, giran sin parar]

Nirvatom: (Enloquecido) ¡Buen golpe, bateadora! ¡Pero espera a que saque mi nuevo bate de cortesía del entrenador…!

[Nirvatom lanza una enorme llamarada de fuego hacia Monica, quien logra cubrirse a tiempo. Acto seguido, el villano comienza a golpear continuamente la protección del traje espacial de Monica, en un desesperado intento por destruir sus defensas. Desafortunadamente, Nirvatom sí que ha logrado poco a poco causar una grieta que va creciendo en la protección de la joven, quien empieza a mostrarse preocupada]

Nirvatom: (Gritando) ¡Hazles compañía a tus antepasados en el infierno, niñata!

[Justo antes de lanzar su ataque definitivo, una pistola láser suena, y se ve cómo el láser golpea de lleno al villano, quien se hincha hasta crecer para ser más grande incluso que Monica]

Nirvatom: (De manera fría y tenebrosa) ¿Quién ha osado interrumpirme…?

[Detrás de Nirvatom se encontraba Sid, quien era la dueña de la pistola que había disparado al desquiciado maleante]

Sid: Ahora que deseas la sinceridad, he sido yo, NIRVATOM.

Nirvatom: (Aparentemente se tranquiliza) ¡Vale, vale, tranquila, hija! Ya pasó…

Nirvatom: (Enloquecido) ¡Total, el orden de los factores no alterará el producto!

[Nirvatom transforma rápidamente las bolas rojas que tenía como extremidades en afiladas estacas rojas, las cuales dirige hacia Sid, quien en ese momento estaba desprotegida]

Sid: (Asustada) ¡Rayos!

Voz de Arya: (Agobiado) ¡Sid, cuidado!

[La canción deja de sonar]

[Se puede observar cómo las estacas son dirigidas hacia el centro del pecho de Sid, quien no encuentra escapatoria. Justo cuando están cerca de clavarse, se escucha el terrible sonido de todas esas estacas siendo introducidas a la vez, mientras la cara de Nirvatom muestra algo de satisfacción, aunque luego cambia a confusión]

Comienza a sonar
I'm Sorry - Sad Heartbreaking Emotional Depressing Piano Instrumental

I'm Sorry - Sad Heartbreaking Emotional Depressing Piano Instrumental

Voz de Sid: ¿P-Por qué…?

[Se podía observar que Sid no fue la receptora de esos ataques, sino que fue apartada por su hermano Arya, que fue quien recibió los daños por ella. Ahora tiene una gran mancha de sangre rosa tanto en su ropa como en su boca]

Sid: (Al borde del llanto) ¿Por qué has hecho eso…?

[Los humanos estaban contemplando esa escena, completamente horrorizados, aunque a Monica fue a quien más le afecto, pues ella también se encontraba al borde del llanto debido al sacrificio del alienígena]

Monica: (Pensando, mientras intenta no llorar) ¿Por qué no huisteis los dos en vez de solo dejar escapar a uno? ¿Es que no conocéis el sentido común?

[Mientras tanto, a Luguya se la puede observar con una profunda expresión de Shock, mientras el cabello finalmente termina de teñirse de negro, para después soltar una cantidad enorme de líquido negro, mientras la pequeña intenta resistirse a gritar del dolor. Este líquido destiñe la mitad derecha de su cabello, dejándolo en el blanco natural que tenía]

Luguya: (Entre lágrimas) Ya no quedan esperanzas…

[A su vez, en la desgarradora escena entre Sid y Arya, se puede observar que Arya todavía sigue teniendo fuerzas para hablar]

Arya: (Débil) Sid… escúchame.

Arya: (Débil) Tú eres mi hermana pequeña… ¡Y no iba a dejar que te pasara nada malo en mi vida!

Arya: (Débil, sonríe) Y créeme, que, si ha llegado mi hora, me iré habiéndote mantenido a salvo…

Arya: (Débil, satisfecho) Prométeme que serás la mejor cazarrecompensas del mundo…

Sid: (Entre lágrimas) ¡Arya, no te vayas!

Arya: (Débil) Nirvatom…

Arya: (Grita con todas sus fuerzas) ¡Recibe tu dosis final y desaparece!

[Arya logra disparar un rayo eléctrico con una pistola que había escondido durante todo el tiempo, hiriendo de gravedad al villano, quien es forzado a volver a usar sus extremidades de forma normal, sacando al alienígena de aquél empalamiento, pero a coste de su propia vida]

Sid: (Grita entre lágrimas) ¡HERMANITO! ¡NO TE MARCHES!

[Se puede seguir oyendo a Sid gritar en una mezcla de dolor, angustia y rabia]

Arya ha muerto… Hoy es 16 de marzo de 2015. Le conocimos siendo un rival hostil, pero nos despedimos de él siendo un compañero formidable y heroico.

La muerte no está exenta en este universo, y los personajes principales no son la excepción. Nunca pasó en la serie original en todo lo que llevamos, pero pasó aquí. La vida contiene giros inesperados, y éste es solo uno de los muchos ejemplos existentes…

El sacrificio de Arya nunca será olvidado por ninguno de los miembros de este viaje. Hasta siempre, amigo…

Has cumplido tu misión de maravilla…

[La escena regresa a la interrumpida batalla, en donde Nirvatom se rodea con fuego con el propósito de defenderse, mientras intenta moverse a pesar de los daños sufridos]

Nirvatom: (Pensando, mientras gruñe entre dientes) Maldita sea… ¿Cómo pudo ese desgraciado averiguar mi punto débil? Será mejor pensar algo rápido…

Sid: (Furiosa, aún entre lágrimas) ¡Nirvatom! ¡Esto no va a quedar impune! ¡Me aseguraré de que estés bien muerto! ¡¿Me oyes?!

Monica: (Con un tono amenazante) Intenta protegerte mientras puedas, aunque eso no te va a servir de nada, tirano demente…

Nirvatom: (Respondiendo a Monica) Dime, niña… ¿Tienes hermanos?

[La canción deja de sonar]

[Chuck se acerca a Monica, bastante preocupado]

Chuck: (Firme, a Nirvatom) ¡YO! ¡Yo soy su hermano!

Monica: (A Nirvatom) ¿Acaso te hemos dado tan fuerte que ya no sabes qué dices? Perfecto…

[Inesperadamente, Nirvatom utiliza dos de sus extremidades, combinándolas para duplicar su masa, y rápidamente las transformar en una especie de enredadera, con la cual agarra al hermano menor de Monica y lo rodea, para que no pueda soltarse]

Comienza a sonar
Kevin MacLeod ~ Devastation and Revenge

Kevin MacLeod ~ Devastation and Revenge

Nirvatom: (Sarcástico y burlón) Uy, perdón, solo soy un desvalido, ha sido sin querer…

Monica: (Gruñendo) Será capullo…

[De repente, el ojo de Luguya desprende una chispa, mientras su rostro muestra una expresión nunca antes vista. Una mirada asesina, llena de frialdad. Su cabello ya andaba bastante despeinado, indicando aún más intranquilidad]

Luguya: (A Nirvatom) ¡Vaya, Vaya, NIRVATOM! Veo que has conseguido jugar sucio.

Luguya: (Con Frialdad) Si lo que quieres es jugar así, entonces no pareces el rival respetable y digno que podría darnos una batalla…

Nirvatom: (Furioso) ¡Yo siempre seré digno, niñata! ¡Ten valor a decírmelo otra vez a la cara!

[De repente, la cabeza de Luguya comienza a temblar ligeramente, mientras se oye de forma ahogada un chillido agudo desde dentro]

Luguya: (Intenta mantenerse firme pese al dolor) Ven aquí, y te lo diré en mi idioma natal y en el idioma universal, si así deseas…

[De repente, una versión más delgada del parásito que infectó a Luguya hace su salida al exterior, causando tal daño a Luguya, que sus pupilas se van para arriba por unos instantes, mientras su rostro queda inexpresivo]

Nirvatom: (Se burla) ¡Mírala! ¡Ni siquiera es capaz de mantenerse en su sitio! ¡Maldita retrasada, eres demasiado divertida!

[De repente, Luguya vuelve en sí, aunque ahora no tiene una expresión terrorífica, sino de molestia y enfado]

Luguya: Oye…

Luguya: (Amenazante) Mientras te reías como un niño de Primaria, te dijimos que si querías que Luguya hablara. Pero…

Luguya: (Amenazante) ¿Qué te parece si nosotros hablamos contigo?

Mars: (Extrañada) ¡Un momento! ¿Por qué ha empezado a hablar de esa forma?

Sid: No estoy segura, pero creo que no es Luguya la que está hablando ahora mismo. Sino que el propio parásito es quien está dirigiendo sus pensamientos. En otras palabras, está utilizando a la niña para poder hablar.

Monica: ¿Entonces es como ese Spiderman negro que sale en los cómics de mi hermano?

[Se ve a Chuck, un poquito molesto al oír eso]

Chuck: ¡Monica, es Venom, se trata de un simbionte!

Voz de Monica: (Gritando) ¡Eso nos importa un órgano masculino ahora mismo! ¡Lo que importa es sacarte de ahí!

Casi conseguimos hacer algo épico, pero teníamos que meter chistes sin razón…

Nirvatom: (Desafiante) Vaya, vaya, “VENOM”. Así que queréis combatir contra mí. Pero recordad que tengo a vuestro querido crío conmigo, así que más os vale tirar cualquier arma que tengáis…

Luguya: (Le interrumpe) ¡Alto, alto, alto, amigo! ¡Nosotros no somos Venom!

Luguya: (Seria) Nosotros somos lo que la parte huésped ha decidido. Somos Lunarian

Nirvatom: (Grita) ¡Me da igual quién seáis! ¡Si no os detenéis, vuestro amigo morirá!

Mars: (Preocupada) ¡Lunarian, hacedle caso! ¡Si no os vais, nos matarán a todos!

Monica: (Desesperada) ¡Haremos lo que sea, pero por favor, Nirvatom, suelta a mi hermano!

Nirvatom: (Satisfecho) Ah… La desesperación. Qué agradable es poder sentirla en aquellos quienes merecen sufrir…

Mars: (Aceptando la derrota) Nos has ganado… ¿Qué quieres que hagamos para que nos dejes en paz a todos?

Nirvatom: Creo que me quedaré con vuestro amigo como trofeo.

Mars: (Discrepa) Creo que un terrícola no tiene los requisitos para ser un trofeo.

Nirvatom: (Grita) ¡Me da totalmente igual, niñata! ¡O le dejáis morir, u os mataré a todos!

Monica: (Seria) Que sea morir, pero matándote…

Luguya: (Perpleja) Creemos que esa frase es digna de una psicópata.

Monica: (Enfadada) ¡Mira quién fue a hablar! ¡Casi te cargas a alguien por querer alimentarte!

Luguya: (Molesta) ¡Llevábamos mucho tiempo sin comer, no somos tardígrados, no somos inmortales!

Monica: (Termina la conversación) Lo que tú digas, lado parasitario de Luguya.

Mars: (Pensando, con acento venezolano) Parece que lo más perturbador es que se consideran mortales, pero son capaces de formarse a través de su propia sangre. Algo insólito y terrorífico…

[Mientras los demás estaban distraídos, Nirvatom comienza a irse del lugar, llevándose a Chuck de por medio, lentamente]

Sid: (Muy afectada) ¡No te vas a llevar a otro hermano hoy!

[Sid alza el vuelo con sus botas, y se dirige para intentar soltar a Chuck de la enredadera, pero solo logra tocar parte de su pierna antes de que Nirvatom golpee brutalmente a la alienígena. Afortunadamente, el traje de Chuck se activa, permitiéndole poder exponerse al espacio exterior en el caso de que salgan hacia arriba. Parecer ser que su mando estaba en su bolsillo]

Sid: (Débil) Al menos ahora está a salvo del espacio exterior…

[Monica, apurada, carga a la débil alienígena en su espalda, y acto seguido, todos los demás que seguían ahí, corren hacia la nave de Mars, y se suben con total rapidez. Dentro de la nave, todo el mundo, apurado, se abrocha los cinturones, incluyendo a Sid, quien todavía estaba mareada por el impacto recibido]

Mars: (Apurada) ¡Vale, no tenemos tiempo que perder! ¡Vamos a recuperar a Chuck ahora mismo!

Los nuevos poderes conllevan nuevas responsabilidades

Comienza a sonar
Creo - 322

Creo - 322

[Todos despegan y se elevan aproximadamente unos 5 metros, para perseguir a Nirvatom, quien nota la presencia de la nave, a lo que comienza a ir más deprisa a su destino]

Nirvatom: (pensando) Bien, ahora lo único que hay que hacer es lograr engañar a esos tontos para que acaben sufriendo la muerte que había planeado para aquellos estúpidos Disquedianos

[Nota: Un Disquediano es un individuo que pertenece a la misma raza que Sid y Arya]

Chuck: (Asustado, pero molesto) ¡Por favor, suéltame ya, suéltame de una maldita vez!

Nirvatom: Eres muy pequeño para usar ese lenguaje, niño…

Chuck: (Se envalentona) ¡Y tú demasiado tonto para comprender que la maldad solo trae problemas!

Nirvatom: (Se ríe) ¿De verdad me ves como al tipo malo? No… Yo simplemente tengo mal genio, pero mis intenciones no son otras que disciplinarias…

Chuck: (Se vuelve a asustar) ¡Pero bastaba con unos simples azotes! ¡No tenías que matar a nadie!

Nirvatom: (Se molesta) ¡Yo hago lo quiero! ¡Incluido lo que te voy a hacer en cuanto lleguemos a la base…!

Chuck: (Alarmado) ¡Socorro! ¡Que alguien me ayude, por favor!

[Mientras tanto, por otro lado, Mars seguía en la nave al malvado Drátomo, quien seguía un rumbo en la misma dirección todo el tiempo, y por alguna razón ni siquiera atacaba. Simplemente avanzaba hacia donde quería]

Mars: (Extrañada) Esto es raro…

Luguya: No te entendemos.

Mars: Verás, Lunarian, es que, si un enemigo que antes intentó matarnos de repente no hace otra cosa que ir hacia un sitio con alguien cargado en los brazos, lo normal es defenderse un poquito.

Luguya: Gracias por apelar a nuestros instintos de supervivencia, Mars.

Monica: (Nerviosa) ¡Si habéis dejado de divagar, metámosle más velocidad a éste cacharro!

Mars: (Suspira) ¡Lo tengo a toda leche! Es que el tío es muy rápido, aunque no lo parezca…

[De repente se puede observar cómo Sid empieza a recuperarse lentamente del grave impacto previamente sufrido, y poco a poco retoma la conciencia]

Sid: (Aún algo cansada) ¿Qué ha sucedido…? ¿Lo hemos conseguido…? ¿Le hemos salvado…?

Mars: (Suena algo triste) No le liberamos…

Luguya: (Determinada) Pero vamos a hacerlo ahora…

[Se puede ver en un primer plano cómo Monica comienza a mostrar sentimientos de agradecimiento, como puede observarse en su rostro, apreciándose cómo estaba a punto de derrumbarse y llorar]

[Por otro lado, en el lado del maleante, se puede observar cómo éste comenzó a acercarse al sitio abandonado que visitó antes. En ese momento, un láser eléctrico golpea a Nirvatom, y aunque no causa el daño de la primera ocasión, sí que logra herir nuevamente al villano, quien frena en seco]

Voz de Luguya: (Alarmada) ¡Para, que nos vamos a partir la cara!

[Justo en ese momento, la nave de Mars aparece, frenándose en seco cuando están a punto de llevarse por delante al gran átomo, quien ahora estaba sangrando ese líquido verde de antes por una herida que se había abierto, aunque de forma muy ligera]

Nirvatom: (Se ríe) ¡Los rebeldes sois unos chavales muy graciosos! ¡Nunca os rendís, sea cual sea el caso! ¡Me hacéis partirme con vuestras idas de olla!

Nirvatom: (Deja de reírse) Pero yo también sé jugar sucio…

[La cara de Nirvatom se torna más amenazante, y sus ojos se enrojecen, mientras que expande el tamaño de su cuerno una pequeña parte más de lo que era antes]

Nirvatom: (Cabreado) ¡Despedíos de vuestro colega para siempre!

[Nirvatom está por asesinar a Chuck, pero debido a que tenía el escudo activado, no logra atravesar nada. El cuerno no es capaz de atravesar la barrera que tenía el activado traje]

[Se puede observar a Sid haciéndole una burla a Nirvatom, sacándole la lengua a la vez que abre su ojo más de lo habitual, con su mano]

Sid: (Burlona) Los drátomos erais supuestamente listos… ¿Es que acaso no lo viste venir? ¡JA! ¡Ni siquiera te has fijado en él! ¡Mira tus trofeos de caza antes de exhibirlos, porque a lo mejor están vivos!

Nirvatom: (Tratando de contener la furia, pensando) Condenados insectos sin vida que vivir… ¡Me van a hacer cambiar los planes!

[De repente, Nirvatom vuelve a escaparse, yendo en la misma dirección de antes, junto a su rehén. Mientras tanto, la nave de Mars vuelve a ponerse en marcha, y se observa a los tripulantes desde dentro, con esperanza en sus rostros, aunque en el caso de Monica, sigue estando al borde del llanto]

[La canción deja de sonar]

Eso que está experimentando Monica es la empatía. Acababa de conocer a estas personas, solo de hace unos días, y ellas están dando su mayor esfuerzo por traer a su hermano, a quien ella en verdad aprecia por dentro, sin pedir nada a cambio. Ha empezado a comprender que la gente buena existe, y que estar dispuesto a sacrificarse por los demás no es de estúpidos…

Sid: (Decidida, a Monica) Vamos a recuperar a tu hermano, cueste lo que cueste.

Monica: (A punto de llorar) G-Gracias…

[Se observa cómo Nirvatom sigue huyendo, mientras se siguen acercando al destino del malvado. El lugar seguía totalmente abandonado, e incluso se podía ver que la pistola de antes y la mancha de sangre del ratón seguían en su sitio. Al cabo de unos segundos llegan finalmente al sitio]

Nirvatom: (Sonríe con maldad) Perfecto… ¡Ya hemos llegado, niño!

Nirvatom: (De forma sádica, a Chuck) Aquí te espera la mayor tortura y la muerte más dolorosa que puedas imaginar… ¡Igualito que un vulgar delincuente! Merecido para chusma como tú.

Chuck: (Extrañado) Monica dice que soy demasiado bonachón en la vida, no puedo ser un delincuente.

Nirvatom: (Se desespera) ¡¿Por qué demonios le tienes que sacar la lógica a todo, niño?! ¡Déjame hablar mis monólogos o te juro que rompo ese escudo de un golpe!

Chuck: (Nervioso) P-Perdón…

[Mientras tanto, la nave de Mars, de manera brusca, aterriza en el mismo lugar, oyéndose un estruendo en el proceso, el cual hace que Nirvatom se apresure y entre rápidamente dentro del abandonado edificio. Mientras tanto, los tripulantes de la nave salen, Mars y Sid estando mareadas]

Mars: (Cantando aturdida) El cochecito leré… No sé qué no sé cuántos, leré…

Monica: (Impulsada por los nervios) ¡Vamos a por ese bastardo de forma esférica!

[Luguya agarra por la chaqueta a Monica, lo cual hace que la castaña se detenga]

Luguya: “Hold up”, recuerda que nos enfrentamos a un monstruo con superpoderes varios.

Monica: (Molesta) ¿Y entonces qué hacemos?

Luguya: A ver, déjanos pensar en algo de ataque. Y sí, los parásitos controladores de cerebros sabemos pensar.

[De repente, Mars aparece con la pistola que estaba en el suelo, la cual tenía unas gotas de la sangre de aquél ratón aplastado]

Mars: Quizás esto nos sirva.

Sid: (Sorprendida) ¡Un momento! ¿Es esa una pistola eléctrica?

Luguya: Por lo que pudimos observar cuando los demás estabais mirando, el rayo de Arya estaba hecho de electricidad, y al parecer es lo único que le puede causar daños significativos a ese átomo desquiciado.

Monica: No entiendo por qué le tenéis tanto asco, Lunarian. Si vuestra parte parasitaria quería devorar a Luguya, prácticamente el cuerpo del parásito era un villano.

Luguya: (Molesta) ¡Nuestra parte parasitaria se ha mezclado con el cerebro de la huésped! ¡Solo somos capaces de alterar el carácter! ¡La parte parasitaria sigue reteniendo los gustos de nuestro huésped!

Mars: Así que ahora tengo un parásito Otaku en casa…

Luguya: (Cabreada) ¡No somos Otakus!

Sid: (Impaciente) Chicas, y Parásito, ¿Vamos a quedarnos aquí a parlotear o vamos a rescatar al hermano de la chica?

Monica: Es verdad.

[Mars le entrega la pistola de rayos a Sid, y entonces todas se disponen a entrar al lugar. Van corriendo hasta adentrarse, y la escena pasa al lugar, sumido en total oscuridad. Tanto que solo se pueden ver los ojos de los personajes moviéndose, como guía visual]

Monica: Esto es más oscuro que las historias para no dormir de ese tipo de los vídeos de Terror y Misterio.

Mars: (Con acento venelozano) Se dice que es muy perturbador.

Luguya: (Enfadada) Mars, te juramos que como lleves el sombrero te partimos la cara…

Mars: (llorando, con acento venelozano) Ustedes son malas, me perturban…

Sid: Deberíamos meterle iluminación a este sitio. ¿Tendré algún cachivache en los bolsillos?

[La escena salta en el tiempo, y encuentran una habitación con pobre iluminación, la cual resulta ser la que se vio la primera vez en el edificio. Una camilla en la cual Nirvatom estaba posando a Chuck, y un enorme rayo que apuntaba a ser eléctrico, por ser muy similar a la pistola que llevaba Arya]

Sid: Pues no lo tuve, pero…

Sid: (Sonríe) Al menos lo hemos encontrado, y a tiempo para salvarlo…

Monica: (Gritando) ¡Nirvatom! ¡Ven aquí, y pelea!

[Nirvatom se gira lentamente, mirando a Monica, con una sonrisa cínica en su rostro, seguramente por haber presentido que todos estarían en la misma habitación a tiempo]

Nirvatom: (Con una voz calmada, pero intimidante) Hombre, la mocosilla… ¡Os esperaba!

Nirvatom: (Desquiciado) ¡Bien, pequeña mocosa! Tú y tus amiguitos habéis hecho muy mal en cabrearme…

Nirvatom: (De manera sádica) Pensaba solamente acabar con mis viejos subordinados, cosa que aún no he rematado. Pero ahora, el crío va a morir…

[Rápidamente, Sid dispara la pistola de rayos, golpeando a Nirvatom con una gran, aunque breve carga de electricidad, durante los segundos suficientes para ser distraído y mordido ferozmente por quien resultó ser el parásito que ahora Luguya albergaba en su cabeza]

Luguya: (Furiosa) ¡Por fin he vuelto en mí! ¡Pero nos aseguraremos de que tú no vuelvas en mucho tiempo!

Mars: (Nerviosa) ¿D-De verdad hace falta matarlo?

Sid: (Molesta) Él ha matado a mi hermano… ¡Es lo menos que se merece! ¡Alma por alma, niña!

Monica: (De forma fría) Juro que como le pase algo a Chuck, lo mataré. Mataré a esa bola de mierda, aunque sea lo último que haga…

Nirvatom: (La oye) Podré ser para ti lo que quieras, mocosa…

Nirvatom: (Furioso) ¡Pero tú vas a perder lo que amas primero!

[Nirvatom está a punto de activar una palanca conectada junto a la potente máquina, cuando de repente, Mars se abalanza sobre el villano, en un desesperado intento de ayudar a sus amigos]

Mars: (Grita) ¡No te vas a llevar a nadie, imbécil! ¡Ojalá te mueras!

Nirvatom: (Suspira) Siento decepcionarte, pero…

[Nirvatom, ahora con sus ojos rojos y sus extremidades convertidas en una gigantesca mano, hace que Mars comience a levitar mientras que la gran mano la comienza a apretar, tratando de asfixiar a la desfavorecida niña]

Nirvatom: (Con sadismo) Eso es… ¡Sufre, niñata! ¡Esto es lo que les pasa a los que se meten en mi camino!

[Luguya observa la situación, y entonces su parásito comienza a moverse de manera descontrolada, mientras que la chica que lo poseía estaba mirando con furia al gran átomo]

Luguya: (Pensando, furiosa) Ese bastardo cruzó la maldita línea… ¡Ahora sí que se va a arrepentir!

[El parásito de Luguya comienza a controlar las acciones de su huésped, por lo que mientras se mueve, sus reflejos y agilidad se vuelven muy sorprendentes, como si de un superhumano se estuviese hablando. Finalmente, la dibujante se adhiere a una pared, y al saltar de ella, cierra una mano, para propinar un puñetazo a Nirvatom, hacia el cual resulta tener tal potencia de Impacto, que logra hacer que suelte a la agredida Mars al suelo, quien a pesar de no haber sufrido daños severos como los demás, tose con gran fuerza]

Luguya: (Burlona, hacia Nirvatom) Vaya, ¿A que también has previsto ese tortazo?

[Se puede ver cómo Nirvatom tose un poco más de ese líquido verde, al mismo tiempo que su expresión muestra que se ha puesto más a alerta que antes]

Nirvatom: (Furioso) ¡¿Y qué sin no?! ¡Sigo teniendo a vuestro niñato en mi poder! ¡No podréis hacer nada para evitar que muera!

[Sin embargo, en un plano más alejado, se ve a Monica a punto de destrozar todo lo que ataba a su hermano menor, a lo que Nirvatom comienza a gruñir]

Monica: (Susurra, a Chuck) Vale, ahora vamos a salir de aquí por patas…

[Justo cuando Chuck estaba a punto de ser liberado, Nirvatom pulsa la palanca, activando un láser con una cuenta atrás de cinco segundos. En ese tiempo, a Monica solo le da tiempo de sacar a su hermano de esa camilla]

Chuck: (Asustado) ¡Monica, cuidado!

[Monica reacciona justo en el momento en el que va a ser electrocutada por ese rayo, tratando de activar su traje, pero solo lográndolo parcialmente por los daños previamente sufridos en la anterior pelea]

Monica: (Le sonríe a su hermano) Estaré bien…

El rayo se dispara, haciendo que una gran cantidad de energía eléctrica golpee el cuerpo de Mónica de forma constante. Aún con el traje puesto, debido a las roturas de éste la electricidad seguía afectándola. Se podía ver cómo ésta hacia que el cuerpo de la chica se moviera de manera involuntaria, mientras intentaba resistirse]

Chuck y Sid: (Horrorizados) ¡Monica!

[Monica sigue electrocutándose con la energía del rayo, pero esta vez ya no es capaz de mantener las energías para resistirse. Simplemente está siendo impactada por la electricidad]

Nirvatom: (Sonríe con maldad) Os lo dije. ¡No vais a poder evitarme!

[Finalmente el láser se detiene, mientras se ve cómo éste queda totalmente inutilizado. Se puede observar que Monica había quedado totalmente inmóvil, con los ojos en blanco, sin pupilas visibles. Aún llevaba el traje espacial puesto]

Luguya: (Llorando) Aún ni con el traje… Ella no lo logró…

Chuck: (Al borde de las lágrimas) ¿Por qué has hecho eso, Monica?

Sid: (Llorando, frustrada) ¡¿Por qué no te apartaste tú también?! ¡¿Por qué tenías que dejarle sin su hermana?!

[Incluso Mars está llorando, aunque a diferencia de las demás, ella está tapándose el rostro con las manos mientras solloza]

Nirvatom: (No le importa el sufrimiento) Bien, niños, ahora que vuestra amiguita la peleona ha muerto, es hora de remataros a vosotros…

[Nirvatom prepara sus pequeñas bolitas de extremidades para juntarlas y crear una enorme espada, con el alcance para asesinar a los cuatro restantes de un solo corte]

Nirvatom: (De manera siniestra) Decid vuestras últimas palabras, o morid directamente…

[Repentinamente, de una dirección desconocida, un montón de rayos eléctricos impactan de manera prolongada a Nirvatom, quien empieza a retorcerse del dolor mientras se le abren más heridas, hasta que la corriente eléctrica cesa]

Nirvatom: (Furioso, pero bastante debilitado por el impacto) ¡¿Quién… ha osado… hacerme eso…?!

Voz de Monica: (Burlona) Hola, amigo.

[Se puede observar en un primer plano a Monica levantada encima de la camilla, mientras deja algunas ondas eléctricas recorrer su cuerpo y desprender chispas]

Recordad que Monica sale con regularidad en la serie, estaba claro que no se iba a morir

Monica: (Segura de sí misma) Creíste estar seguro de haberme matado, pero cometiste un pequeño error.

Monica: Nunca me Rompiste el traje completo. Por lo tanto, esa electricidad, aunque casi lo hace, no logró matarme. Además, estos trajes absorben la electricidad, así que de todo lo que he recibido, tengo más que de sobra para acabar todo esto… ¡Tendré suficiente para acabar con todo esto!

Monica: (Sombríamente) Es hora de acabar contigo, Bolita cornuda…

Luguya: (Extrañada) Dudo mucho que siquiera él tenga una pareja como para ser víctima de una infidelidad vergonzosa.

Monica: (Cabreada) ¡Cállate, idiota! ¡Y ahora movámonos a recuperar lo nuestro!

[En ese momento, los cuatro combatientes aprovechan para evacuar la sala en la que están, y posteriormente se ve a todos saliendo del edificio, para finalmente subirse a la nave de Mars. Nirvatom de repente sale también, aunque con problemas para moverse, aún afectado por el choque eléctrico que Monica le había dado]

Nirvatom: (Furioso, aún débil) ¡Volved aquí…! ¡Panda de gusanos…!

[En la nave se puede ver a todo el mundo celebrando la aparente victoria que han tenido sobre el mal, a lo que de repente Luguya se detiene de bailar]

Luguya: (Sobresaltada) ¡Ostras, mi Tablet!

Monica: (Suspira) ¿De verdad…? ¿De verdad tenemos que hacerlo?

Luguya: Es dos por uno. Ahora que ese plasta no va a volver, podemos infiltrarnos en su casa y aplicarle el código de Abu Dabi a él.

Mars: (La corrige) Hammurabi, Luna. Es Hammurabi.

[El parásito hace salir el mismo líquido negro de las otras veces, solo que esta vez el dolor a Luguya es mínimo y la hace fruncir el ceño]

Mars: (Manteniendo la calma) Por si lo que fuera se recuperase, tenemos que llevar a Sid a casa, metiéndola en el armario para que no sepan que tenemos una mascota y tal…

[Luguya suspira, mientras el parásito asoma desde la cabeza de la bajita chica, agarrando a Mars por la camisa y sacándola de su asiento]

Mars: (Protesta, de forma infantil) ¡Eh, tú no puedes, abusona!

Luguya: (Le grita) ¡Déjanos pilotar o agarramos el martillo de carpintero de tu padre y te damos con él!

Monica: (Suspira) Ya vuelve Lunarian a tomar posesión…

[Segundos más tarde se puede ver a la nave haciendo maniobras totalmente bruscas, dando giros incontrolados y chocándose varias veces contra la superficie, para finalmente, dentro de la nave, verse a Luguya atada por Sid con una cuerda de láseres, mientras la dibujante está de mal humor y Mars retoma los controles de su vehículo]

Mars: (Traumatizada) Iremos a por la Tablet, pero por favor, no vuelvas a conducir en tu puñetera vida…

El fin de una historia, y no el comienzo de otra

[Se ve a la nave de Mars poner rumbo hacia la morada de Nirvatom, la cual tenía afortunadamente su puerta abierta. Dentro de la nave, se puede ver a todos emocionados por lograr recuperar el ansiado objeto de la pequeña dibujante]

Chuck: (A Sid) Oye, tengo curiosidad. ¿Qué os motivó a ti y a tu hermano a ser cazarrecompensas?

Monica: (Le susurra a Chuck, irritada) Chuck, por Dios, su hermano acaba de morir…

Sid: (No se molesta) Verás, nacida en Disquedia crecía y vivía, sin hacer mucho caso a la policía…

[Pasan unos segundos, y finalmente todos los tripulantes de la nave llegan al lugar. En el mismo instante en el que se posan, todos saltan de la nave de una forma absurda, pero caen elegantemente de pie]

Mars: (Feliz) ¡Bien, vamos todos a buscar esa maldita tableta gráfica que ha provocado tantos problemas!

Luguya: (La responde) No vas a hacer que queramos irnos sin ella, Mars.

Mars: (Frustrada) “¡Cagüen la mar salá!”

Sid: No es que quiera ser una desconfiada, pero, por si acaso, deberíamos separarnos en dos grupos. Y si es posible, que haya igualdad.

Chuck: Somos impares.

Sid: (Llorando cómicamente) Hoy tengo el día horrible…

Luguya: Es muy sencillo. Nuestra amiga no humana y Monica os quedaréis fuera, protegiendo, sobre todo, la nave de la pelirroja.

Monica: (Suspira) Espera, Luguya, sois los desprotegidos, a lo mejor allí hay todo tipo de trampas…

Luguya: (Extrañada) ¿Es que acaso no escuchas?

 [Se observa a Luguya en un plano más cercano, levantando el pulgar de una mano, aunque su rostro, sin embargo, se vea completamente serio]

Luguya: Somos Lunarian, todo saldrá bien.

[Luguya se adentra a la morada de Nirvatom, y tanto Chuck como Mars siguen a la pequeña dibujante en su camino, aunque ellos lo hacen nerviosos]

Comienza a sonar
Breaks - Noisestorm - Barracuda Monstercat Release

Breaks - Noisestorm - Barracuda Monstercat Release

Voz de Monica: (Nerviosa) Oye, aquí el aire está siendo más pesado. ¿Hay suficiente oxígeno aquí?

[Se muestra a Monica y Sid vigilando el área para evitar cualquier posible ataque inesperado de cualquier lado. El rostro de Monica muestra algo de nervios, mientras trata de respirar, aunque agitada]

Sid: (Preocupada) Oye, mejor te saco algo, no me he fijado en si los humanos podéis respirar este aire.

Sid: (Titubeando) A-Aunque me da un poco de corte, porque te tengo que tocar…

[Se hace un acercamiento al plano pecho de Monica, dando a entender que había que tocarla ahí]

Sid: (Nerviosa) P-Para ponerte un aparato que te mejore la respiración por un tiempo…

Monica: (Agitada) Estoy tan asustada… que no me molestará ni que me las toques por esta vez…

Monica: (Agitada) Y por cierto… No soy tan plana como parece… Debo ser una B.

Sid: (Confusa) ¿Una qué?

[Pasa el tiempo, y se puede observar a Monica ha recuperada en cuanto a energías, y ahora dispuesta a defender con más fuerzas que nunca]

Sid: (Con vergüenza) ¿Q-Qué tamaño es el normal en los pechos terrícolas…?

Monica: (Molesta) ¡Te he dejado tocarme por motivos médicos, pero ni se te ocurra hablar de mis semillas de futuras sandías otra vez!

[De repente, se puede observar cómo a lo lejos se ve al malvado átomo, quien todavía seguía capaz de seguir combatiendo. Esta vez todas sus extremidades se convirtieron en espadas muy filosas, mientras que sus ojos se enrojecían nuevamente. Tenía varias heridas por todo el cuerpo, incluso llegando a sangrar ese líquido verde por el ojo izquierdo]

Nirvatom: (Furioso) ¡No penséis que habéis acabado conmigo! ¡Me toca a mí cumplir esa tarea!

Nirvatom: (De forma amenazante) Esto ya no es por mi objeto… Ahora es personal.

Monica: (Suspira, agotada) ¡Deja de dar la lata! ¡Peléate y muere con mis rayos!

[La castaña chica extiende su brazo, con la idea de hacer salir electricidad de éste, pero al pasar unos segundos, los rayos siguen sin aparecer, a lo cual Monica se pone nerviosa]

Nirvatom: (Se ríe a carcajadas) ¡¿DE VERDAD?! ¡QUIERES DERROTARME ESTANDO COMPLETAMENTE INDEFENSA! ¡ERES UNA IDIOTA!

[La desquiciada esfera decide utilizar sus poderes para levantar a Monica sin tocarla, a lo cual la rebelde intenta soltarse, sin éxito alguno. Esto la lleva a sentir rabia, mientras Nirvatom la acerca más hacia él]

Sid: (Alarmada) ¡Monica!

[Antes de que Sid pudiera siquiera usar algún arma, Nirvatom también utiliza sus poderes para hacer que la verde extraterrestre no pueda levantarse del suelo, quedando paralizada ahí, sin moverse]

Monica: (Pensando, furiosa) ¡Será cabrito! ¡No tiene vergüenza alguna!

[Al instante, una enorme carga eléctrica sale del cuerpo de Mónica, la cual impacta de lleno en todo el cuerpo del villano, quien se ve obligado a cesar de usar esos poderes y soltar a ambas]

Nirvatom: (Furioso) ¡No puede ser! ¡Hace un momento estaba completamente indefensa!

Sid: Monica, creo que ya se cómo puedes usar tu electricidad.

Monica: (Aún irritada) Dime, que tengo ganas de seguir friendo a este tipejo…

Sid: Guardas un terrible y profundo asco a Nirvatom por todo lo que nos ha hecho, sobre todo a nosotras dos. Por lo tanto, cada vez que te enfureces hasta cierto punto, esa electricidad que tienes, sale de tu cuerpo sin apenas hacer esfuerzo.

Monica: (Curiosa) Oh, así que soy como Pikachu. Pues mola.

Monica: (Mira con desprecio a Nirvatom) Ahora esa esfera con cuernos de ahí no va a salir con vida…

Nirvatom: (Bastante débil, tratando de gritar) ¡No te saldrás… con la tuya! ¡Niñata…!

[Monica se molesta, y enfurece al seguir viendo la persistencia de Nirvatom, a lo que la energía eléctrica de la muchacha comienza a iluminarla, para posteriormente salir y golpear con brutalidad al malvado, quien grita del dolor, para aparentemente caer al suelo sin posibilidad de hacer más]

[La canción deja de sonar]

Monica: (Aliviada) ¿Está muerto? ¿Lo conseguimos? ¿Hemos vengado a Arya?

Sid: Casi. Puede que esté vivo, así que lo mejor es que ahora nos vayamos de aquí, cuando ellos hayan encontrado la tablet. Déjame pensar en dónde ocultarme…

[De repente se ve a Mars, Chuck y Luguya corriendo frenéticos, rebosantes de alegría, pues Chuck sostenía el cargador, mientras que Luguya sujetaba su Tablet robada. Mars se estaba apresurando a llegar a su nave lo antes posible, pero también era feliz]

Luguya: (Emocionada) ¡La tenemos! ¡Mirad! ¡La maldita tablet es nuestra! ¡Hemos ganado!

Chuck: (Sonríe, a Monica) Me alegro de que a vosotras os haya ido bien.

[Monica mira de reojo el cuerpo yacente y lleno de heridas de Nirvatom, quien no se mueve en absoluto]

Monica: (Satisfecha) Mejor que bien, hemos logrado vengar a nuestro compañero…

Sid: Supongo… Que esto es el final. La hora de decir adiós…

Monica: No necesariamente.

Mars: ¿Eh?

Monica: Siempre puedes irte a vivir a la Tierra. Está bastante bien, hay mucha comida deliciosa, y el racismo hacia alienígenas prácticamente es nulo a estas alturas.

Chuck: Pero si hace unas horas ni siquiera creías en lo que acabamos de vivir.

Monica: (Gritando) ¡Cierra el pico, niño!

Luguya: Lo que sí que es cierto es que en la parte en la que nosotros vivimos, es como una potencia, o al menos está muy desarrollada. Quizás puedas encontrar curro de astronauta o alguna cosita espacial allí.

Mars: (Aburrida) ¿Habláis de trabajar a estas edades? Qué viejas sois…

Sid: (Decidida) ¡Venga, voy a hacer un Tour pacífico por la Tierra! ¡Sin atracos a punta de pistolas de rayos, ni robos de Tablets!

Chuck: (Feliz) ¡Genial! ¡Nueva amiga!

Monica: (Sonríe) Sí, sin duda es nuestra amiga.

[Todos se montan en la nave de Mars, para despegar y dirigirse a la tierra. Una vez elevados, la nave no avanza. Desde dentro se puede ver a la piloto pelirroja asustada]

Mars: (Asustada) N-No sé cómo se vuelve a la Tierra.

Luguya y Monica: (Decepcionadas) La madre que te trajo…

Sid: Suelen haber portales de teletransporte por esta zona. Igual solo basta con esperar un rato.

[Se pega un pequeño salto en el tiempo, y se observa cómo siguen todos quietos, sin que suceda nada]

Sid: (Agotada) En cualquier momento…

[De repente, sin previo aviso, se abre un portal, en el cual se puede observar parte del planeta Tierra, a lo que la nave finalmente se dirige hacia el portal, atravesándolo. Pasando unos segundos, se hace un acercamiento al cuerpo de Nirvatom, el cual ha vuelto a expandirse, limpiando algunas de las heridas que tenía, y permitiendo al maligno átomo moverse otra vez. Éste ve el portal, y decide meterse con el afán de perseguirles]

Voz de Nirvatom: Aún no se ha terminado el juego…

[Finalmente, todo el mundo aterriza en la Tierra, aunque Nirvatom todavía no ha llegado a donde los demás se encontraban]

Luguya: Bueno, pues… Ya llegamos a la Tierra.

Sid: (Emocionada) ¡Bien, por fin empieza nuestro Tour!

[Mientras tanto, en la casa de Alessa, se puede observar en el salón, que tanto ella como su padre están jugando con un mando de la consola Wii cada uno]

Jim: (Asustado) ¡Hija, por favor! ¡Ten piedad, que te di la vida yo también! ¡Vale que tu madre hizo el trabajo duro, pero yo ayudé!

Alessa: (Confiada) ¡Eso te pasa por retarme a Super Smash Bros!

Jim: (Agobiado) ¡Maldita sea! ¿Por qué no puede tu bolita rosa ser más débil?

Alessa: Es de los más débiles del juego.

En ese momento, Jim comenzó a sudar a niveles que matarían a algunos de la deshidratación…

Voz del juego: ¡Se acabó!

[Repentinamente, el móvil de Jim suena, con un estridente timbre que hace que su hija se tape los oídos mientras cierra los ojos y aprieta los dientes]

Jim: (Ligeramente sorprendido) Vaya, al parecer es del trabajo. Creía que libraba estos días…

[Jim contesta al teléfono, y de repente se oyen unos gritos ensordecedores y furiosos que parecen ser de un hombre de avanzada edad]

Jim: (Nervioso) Sí, señor Grimes, estoy disponible ahora, ¿Por qué?

[Se oyen unos sonidos durante unos segundos hasta que finalmente la cara de Jim pasa a mostrar impacto en él]

Jim: (Impactado) ¡¿Cómo?! ¡¿Qué aún queda uno de ellos vivo?! ¡Pero si nos los habíamos cargado a todos!

Jim: (Curioso) Por casualidad, ¿Cómo se han enterado de ello? O mejor aún, ¿Por qué me dieron días libres justo cuando va a pasar algo así?

Jim: De acuerdo, nos veremos lo antes posible.

[Jim cuelga el teléfono, y se puede ver una cómica cara de lástima que pone Alessa, dando a entender que sabía que su padre tenía asuntos de trabajo pendientes]

Alessa: (Apenada) Oye, se te va a enfriar la cena cuando vuelvas…

Jim: (Intenta calmarla) Hija, verás, ¿Recuerdas todas las historias que te conté acerca de seres espaciales que me encontré en mis viajes?

Alessa: Sí.

Jim: ¿Y recuerdas que te hablé de los Drátomos?

Alessa: (Apenada) Sí, esos bichejos que me dijiste más de 4 veces que habíais extinto para evitar perjuicios a la galaxia y todas esas historias.

Jim: Pues no se extinguieron. Todavía queda uno.

Alessa: (Apenada) ¿De verdad son tan malvados?

Jim: Ellos colonizan y masacran razas de planetas enanos para tener un sitio donde gobernar. Su sed por poder les hace un peligro para la galaxia.

Alessa: (Apenada) De acuerdo, si quieres salvar gente, entonces mátalo…

Alessa: (Apenada) Tan solo vuelve vivo, ¿Vale? No me abandones ahora…

[Alessa se acerca para abrazar a su padre de una forma bastante tierna y adorable, aunque no está sonriendo en absoluto, sino que se la nota más bien triste]

Jim: Tranquila, hija. Volveré a salvo, te lo prometo.

[La escena pasa a Luguya y los demás que recién habían regresado del viaje, quienes estaban mirando una tienda de componentes electrónicos]

Mars: (Fascinada) ¡Que le den a lo de taxista! ¡Yo me voy ahora mismo a ser actriz de doblaje!

Sí, aquí empezó todo el asunto de Mars…

Luguya: (Suspira) Práctica primero, pedazo de pelma.

[Monica comienza a toser, y durante unos segundos se queda así, hasta que finalmente logra detenerse]

Los demás: (Preocupados) ¿Estás bien?

Monica: (Respira agitadamente) Sí… Habré tenido un ataque de tos o algo de eso…

Monica: (Pensando, preocupada) Espero que solo sea eso…

Sid: (Fascinada) La verdad es que con la Tierra teníais razón. Es un planeta singular, y su tecnología no está mal. Es parecida a la que tenemos en Disquedia, solo que nuestros videojuegos son mucho más realistas.

[De repente, un tono de llamada que contenía una versión en bocina de la canción “La cucaracha” suena, y Luguya se mira en los bolsillos, para sacar su móvil visto al principio, y responder a la llamada]

Luguya: ¡Hola, Ale! Verás, nos has llamado justo en el mejor momento.

Mars y Monica: (En voz baja) ¿Cómo diablos ha aguantado su móvil a todo esto…?

Luguya: Puedes decirle a tu padre que ya hemos terminado de probar los trajes y que cuando quiera se los damos.

Alessa: (Desde el teléfono) Mira qué bien que mencionas a mi padre, porque necesitáis poneros a cubierto.

Luguya: (Suspira) ¿Y ahora quién rayos va a atracarme?

[La escena ahora muestra a Alessa en el mismo salón, pero ahora levantada, en un primer plano en el que se muestra seriedad por parte de la muchacha]

Alessa: (Seria) Escuchadme, porque esto es muy importante. Mi padre me dijo que un Drátomo, considerado como uno de los seres más agresivos de la galaxia, ha llegado a la Tierra.

[Por la otra línea se puede observar a Luguya dándose golpes suaves en el pecho, posiblemente atragantada por la noticia]

Luguya: (Alarmada) ¡¿Qué?! ¡No me jorobes! ¡Si es una broma, no tiene gracia!

[De nuevo se pasa la imagen a la línea de Alessa, quien no se está riendo en absoluto]

Alessa: (Seria) Hablo en serio, mija. Mi padre ha ido a acabar con quien será el último de su especie. Según ha dicho el tío de la agencia espacial de mi padre, estaba echando literalmente humo de la rabia.

Luguya: (Tartamudeando) D-De acuerdo, h-hasta luego.

[Luguya cuelga, solo para ver a todos sus amigos con las mismas reacciones de Shock, e incluyendo una ligera tos de Monica, quien suelta un pequeño calambrazo poco doloroso a Chuck por accidente]

Chuck: (Se queja) ¡Oye, eso ha dolido!

Monica: (Nerviosa) ¡Cállate, tenemos problemas más grandes ahora mismo!

Sid: (Asustada) Maldita sea, ¿Pero en qué momento nos ha seguido? ¡Si no era capaz de moverse!

Luguya: No lo sé… Pero lo importante es que no debe estar cerca de aquí, y que si el señor Jim interviene a tiempo, entonces podremos escapar-

[Antes de terminar la frase, un edificio no muy lejano sufre una explosión, mientras algo hace que empiece a arder en llamas por las partes superiores, oyéndose gritos y caos en la parte de la ciudad en donde se encontraban los protagonistas]

Luguya: (Perpleja, termina) A tiempo…

[Mars, aunque esta vez no se pone el sombrero, se pone sus gafas de sol]

Mars: (Acento venelozano) Se dice que esto es perturbadoramente coincidencial.

Monica: (Alarmada) ¡No es momento de ponerse a decir tonterías, Mars, por Dios!

Mars: (Emocionada) ¡Ha recordado mi nombre! ¿Recuerdas el de los demás?

Monica: (Alarmada) ¡Sí, Luguya, Sid, y evidentemente mi hermano Chuck!

Chuck: Y-Y Alessa.

Monica: (Se ríe) Ah, ya, es verdad.

Monica: (Vuelve a alarmarse) ¡Ese bicho es demasiado difícil de matar! ¿Qué vamos a hacer si viene a por nosotros antes que el padre de Alessa?

Sid: (Sarcástica) Suena ridículo luchar con un montón de electricidad a su favor, ¿Verdad?

Monica: (Se enfada) Odio los sarcasmos…

Monica: Pero también tienes razón. Todos, menos mi hermano, tienen ventajas de sobra.

Luguya: (Sonrojada) ¡Vaya, t-te has fijado en el poder de ataque parasitario!

Monica: (A Mars) Vale, escúchame atentamente. Vosotros dos os vais a ir a la maldita nave antes de que venga a por vosotros ese capullo con cuernos.

Mars: ¿Y qué más?

Monica: Nada más. Solo defenderos. Es eso lo que vais a hacer. Huid hasta el polo norte si os da la gana, pero que no os pille. Os aprecio a los dos, pero no podré trabajar bien si dos personas indefensas están cerca de mí.

Mars: (Suspira) Anda, Chuck, vamos a mi nave. Seguro que pondrán en Youtube los vídeos que tanto me gustan sobre cosas perturbadoras…

Monica: (Molesta) ¡Nada de cosas perturbadoras, que luego no duerme y me culpan a mí!

Y así empezó de alguna manera a preocuparse un poquito más por su hermano. ¿O eso venía luego? Total, estoy cansado, mi edad sigue marcando los cuatro dígitos…

Comienza a sonar
Tristam - Till It's Over (No Dubstep Edit) DOWNLOAD

Tristam - Till It's Over (No Dubstep Edit) DOWNLOAD

[Mientras tanto, en una estación con un aspecto futurista, en la que se podía apreciar varios cohetes y naves espaciales puestos como si estuvieran en una plaza de aparcamiento, se ve que una de esas naves, localizada al fondo a la derecha, con la forma de un cohete tradicional comienza a despegar, mientras se oye a Jim gritar de emoción]

Jim: (Emocionado) ¡Vamos a salvar el universo de nuevo! ¡Drátomo, vas a perder el juego!

[Mientras tanto, en los escombros de aquel edificio que fue explotado, se puede observar a Nirvatom sonriendo de forma completamente demente, como si hubiera perdido el juicio. Aún a pesar de estar en forma, las heridas seguían siendo visibles]

Nirvatom: (A sí mismo, confiado) ¡Nirvatom, vas a ganar el juego! ¡Estás por encontrar a esos críos y a cargártelos por ser tan molestos!

[El malvado átomo sigue recorriendo su paso mientras tiene todas sus extremidades transformadas en una gigantesca espada roja, tan grande como podría serlo el propio Jim]

Nirvatom: (Murmura) Ya no tenéis escapatoria…

[Por otro lado, se podía observar que Tanto Sid, como Luguya como Monica tenían todo lo que necesitaban para combatir. Mars y Chuck estaban metidos en la nave de la pelirroja niña, y lo que nadie sabía, es que Nirvatom estaba ahí, pero volando a la suficiente altura para no ser detectado]

Nirvatom: Perfecto… Basta con tan solo llevármelos y hacer que su equipo entero caiga. Total, son solo dos críos inútiles.

[Nirvatom se aproxima hacia la nave de Mars, en la cual se puede ver a ambos comiendo en dos cubos de palomitas de maíz, mientras lo que parece ser una televisión desplegable estaba encendida]

Nirvatom: (Sonríe con maldad, pensando) ¡Esto es demasiado fácil! Gracias a Dios, odio las dificultades en mis propósitos.

[Dentro de la nave de Mars, se puede oír un ruido del toque de un cristal. La pelirroja asume que quien ha tocado es alguien de sus amigos o Luguya, a lo que se dispone a mirar por la ventana de en frente]

Voz de Nirvatom: (De forma siniestra) ¡Hola, chiquilla!

Mars: (Aterrorizada) ¡Maldita sea, ya está aquí!

[Desesperada, Mars intenta llamar por teléfono, pero rápidamente Nirvatom rompe parte del cristal y agarra el teléfono usando únicamente sus poderes de movimiento]

Nirvatom: (Se ríe, de forma perturbadora) No pidas ayuda… Ya te estoy ayudando a dejar de respirar yo solo, es un gran favor…

[Tanto Mars como Chuck palidecen en auténtico terror, mientras juntos intentan retroceder, a medida que Nirvatom empieza a usar sus poderes para acercar a los indefensos pequeños hasta él]

Nirvatom: (Enloquecido) ¡Os dejaría unas últimas palabras, pero sería de locos perder tiempo en esta ocasión!

[Repentinamente, otro rayo eléctrico, esta vez de mayor magnitud que los anteriores vistos, atiza a Nirvatom, obligándole a expandirse nuevamente para reducir el daño, el cual sigue siendo bastante significativo]

Nirvatom: (Harto) ¡Tú otra vez…! ¡Dame un respiro, niñata!

[Se ve a Monica subida encima de la parte frontal de la nave, mirando con asco a Nirvatom, mientras la chica castaña respira, más cansada que antes]

Monica: (Ajetreada) Me gustaría que me dedicaras… Unos minutitos para… preparar tu funeral, Nirvatom…

[Por otra parte, el parásito de Luguya agarra al malvado villano, y lo arroja fuera de la nave, mientras se oyen ruidos de pistolas eléctricas y cuchillas]

Monica: (Con pocas energías) Chicos, escuchad… Tenéis que saliros cagando leches de aquí. ¿No me oísteis la primera vez? Estoy intentando salvaros a los dos…

Monica: (Con pocas energías) Id lo más lejos que podáis, ¿Vale? Lo importante es que vosotros estéis a salvo…

Chuck: (Emocionado) Monica…

Monica: (Le devuelve una sonrisa confiada) ¡Tranquilo, Chucky…! Volveremos a salvo… Y todo podrá volver a la normalidad…

Chuck: (Asustado) Por favor, ten muchísimo cuidado ahí afuera. No quiero quedarme sin ti…

Monica se da la vuelta, a punto de bajar hacia donde sus dos amigas estaban batallando, pero antes voltea la cabeza para mirar a su hermano, aunque también, de forma indirecta, a Mars]

Monica: (Le sonríe con confianza y algo de picardía) Recordad que yo soy la maestra del mamporro, ¿O es que no lo sabíais?

[Después de eso, la adolescente salta de la nave, mientras se ve cómo esta, desde lejos, se va alejando del escenario de combate. Las tres luchadoras tenían sus trajes y ataques activados, mientras que Nirvatom había preparado sus extremidades como dos enormes cuchillas en llamas]

Monica: (Seria) Que comience el concierto…

[Monica se lanza a la batalla, mientras se ve a Mars preparando la nave a toda prisa, y Chuck pensativo, y confuso]

Chuck: (Confuso) Pero si nunca ha usado ese nombre en su vida…

[Tanto Mars como Chuck se abrochan sus cinturones dentro de la nave, y despegan, marchándose del campo de batalla lo más rápido posible. En la batalla, se puede ver que el parásito de Luguya estaba forcejeando con las dos cuchillas de Nirvatom, hasta que éstas prenden fuego a la negra criatura, quien se vuelve a ocultar en la cabeza de la dibujante]

Luguya: (Gruñe) Hijo de pe-

[De repente, un misterioso objeto explosivo atiza a Nirvatom, causándole un daño real, aunque no grave]

Nirvatom: (Gruñe, dolorido) ¿Quién ha osado…?

[Para la sorpresa de todos, otra nave, la cual resultaba ser el cohete espacial de Jim, transformado en una nave espacial de aspecto triangular, con dos alas afiladas, y un compartimento para disparar torpedos en la zona inferior, además de una ametralladora en la capota del vehículo. La nave era blanca, con una raya roja en el centro, y dentro se veía a Jim con el mismo tipo de traje que llevaron los demás en la aventura. Su aura era completamente azul]

Jim: (Burlón) ¡Hola, pequeño! ¡Dile hola a tu mami! ¡Pero hazlo ya, que tengo que hacerte mucha pupa!

Nirvatom: (Furioso, entre dientes) Terrícola insolente… ¡Siempre habéis intentado acabar con nuestra especie!

Jim: No te lo tomes a mal, pero sois una amenaza potencial por naturaleza…

Jim: (Serio) Y no es la primera operación de limpieza de alimañas que ejecutamos.

Luguya y Monica: (Sorprendidas) ¡El padre de Alessa!

Nirvatom: (Se ríe cínicamente) Así que eres padre… Y dime, “Padre”.

Nirvatom: (Frío) Tú tienes un hijo, hija, perro, o lo que te de la gana, y no piensas abandonarla, ¿Verdad?

[La capota de la nave de Jim se abre, dejando ver cómo el astronauta ya no estaba divirtiéndose. Ahora estaba enfadándose ante las palabras del malvado extraterrestre]

Jim: (Murmura) Como se te ocurra siquiera intentarlo, te mataré todavía antes…

Nirvatom: (Se ríe con maldad) Sería una lástima que alguna de estas dos mocosillas fuera hija tuya…

Jim: (Se fija, pensando) ¿Las amigas de Alessa?

Jim: (A Luguya y Monica, muy confuso) ¿Se puede saber cómo habéis llegado hasta aquí?

Luguya: (Gritando, mientras saluda a Jim) ¡Él me robó porque sí!

Jim: (A Luguya, vociferando) ¡Te echaría la bronca, pero has contribuido a extinguir a los malvados drátomos! Así que solo tendrás que explicarles un montón de cosas a tus padres

Monica: (Se impacienta) ¡Bueno, chicos! ¿Vamos a cargárnoslo o no?

Nirvatom: (Intimidante) Intentadlo, pero señor astronauta, me llevaré a su hija al infierno, en un viaje de ida.

Jim: (Gruñe) ¿Acaso tú sabes lo que es ser padre?

Nirvatom: (Cabreado) ¡Sí, imbécil! ¡Aunque parezca joven por mi cutis impecable, tengo 300 añazos! ¡Y tengo una hija! ¡Pero es una desgraciada y una rebelde!

Jim: (Amenazante) Así que sois dos… Reza para que no descubra el paradero de tu hija.

Nirvatom: (Enfurecido) ¡Cállate, terrícola insignificante!

[La nave de Jim se vuelve a cerrar, mientras que Nirvatom lanza llamaradas de fuego por su boca y expande el tamaño de su cuerno hasta ser el doble de lo que antes era. Por otro lado, no había dejado sus dos cuchillas en llamas atrás, y perseguía la nave del experimentado astronauta, quien trataba de dañarle con los disparos de la ametralladora de su vehículo, cosa que le afectaba en lo mínimo al drátomo]

Nirvatom: (Enfurecido) ¡Yo no soy débil! ¡Yo soy el mejor de todos los drátomos que jamás ha existido!

[Nirvatom junta sus cuchillas para formar una gigantesca cuchilla mucho más filosa que la anterior, la cual desafortunadamente logra dañar la nave de Jim, el cual no tiene otra opción que evacuar, con un paracaídas, el cual desgraciadamente no funciona]

Jim: (Asustado) ¡Ay, madre, la que me voy a pegar!

[Mientras tanto, en la nave de Mars y Chuck, la piloto revisa a los alrededores para comprobar que no haya peligro. Al cabo de unos segundos, no viendo nada, bosteza]

Mars: (Bosteza) Bueno, Chuck, parece que ya podemos tomar un poco de aire fresco…

Chuck: Cierto, nos vendrá bien.

[Mars aprieta un botón y abre la capota de su nave, solo para oír un grito distante, y posteriormente ver cómo Jim cae de cara, dentro de la nave, aunque sin ningún rasguño]

Jim: Ahí va, si tenía el traje puesto.

Mars y Chuck: (En Shock) ¡¿El padre de Alessa?!

[Por el otro lado, se puede ver cómo Nirvatom se dirige hacia Monica, Luguya y Sid, quienes comenzaban a sentirse cansadas, pero seguían dispuestas a luchar, sin rendirse hasta el final]

Monica: (Cabreada) ¡Ven, ven a por mí, pero con la cara destapada!

Vale, Monica predijo memes del futuro. Me da miedo

Nirvatom: (Se ríe) Ahora que ese astronauta pesado se ha ido de mi vista, será un gusto destaparte la cara hasta matarte…

[Monica logra enfurecerse al nivel de que sus rayos se hacen cada vez más potentes, y sueltan un calambrazo tan grande, que además de abrir varias heridas a Nirvatom, le causan un enorme dolor y le logran reducir su velocidad por unos segundos]

Nirvatom: (Adolorido) Maldita cría de renacuajo…

[Sid aprovecha para clavarle un pequeño puñal a Nirvatom en su costado, haciéndole gritar todavía más, mientras sangra por más sitios]

Luguya: (De manera siniestra) Deberías haber comprado tu propio cargador, idiota…

[Antes de poder asestarle un golpe final, los ojos de Nirvatom se enrojecen, y entonces utiliza al máximo sus poderes, para liberarse de las tres chicas a la vez. Mientras tanto, la nave de Mars está en camino, ahora pilotada por Jim, quien tiene una gran sonrisa de emoción en el rostro]

Jim: (Emocionado) ¡Vamos a ganar, chavales!

[Antes de que Jim pueda hacer nada, los poderes de Nirvatom comienzan a poseer la nave, y al cabo de unos segundos, la parte por la mitad, sacando a todos los integrantes de ahí]

Mars: (Frustrada) ¡Cuernos!

Nirvatom: (Enloquecido) ¡Genial! ¡Más sangre para mi baño!

[Nirvatom se dispone a acabar con los integrantes de la destrozada nave, pero entonces un shock de electricidad vuelve a azotar al drátomo, pero no con la intensidad del anterior. Sin embargo, sí resulta bastante doloroso para él]

Nirvatom: (Gruñe) Agh! ¿Es que no sabes rendirte?

[Se ve a Monica respirando con gran dificultad, mientras el rayo no deja de azotar a Nirvatom. La furia de la chica es tal que es capaz de retener por un largo tiempo su ataque]

Monica: (Le cuesta respirar, pero con rabia) No… toques… a mis… amigos…

Nirvatom: (Serio) Haberles enseñado a no quitarles lo que me pertenece…

Monica: (Le cuesta respirar) Si vamos a quitarle algo que no pertenezca a alguien… Que sea tu vida…

[A estas alturas, el rayo lleva tanto tiempo actuando, que Nirvatom no puede tratar de recuperarse de las heridas sufridas]

[La canción Deja de sonar]

Monica: (Con todas sus fuerzas) ¡Chuck! ¡Si por casualidad…! ¡Si no salgo de esta…!

Monica: (A punto de desfallecer) Diles a todos… Que los quiero.

Monica: (A Chuck, a punto de desfallecer) Y a ti al que más…

[En ese momento, la intensidad de la corriente aumenta por unos segundos, hasta que finalmente se detiene, habiendo dejado a Nirvatom con daños muy graves en el suelo. Sin embargo, Monica había perdido el conocimiento, y sus ojos sin pupilas lo demostraban. Al caer ella al suelo, se la podía ver sonriendo, con unas lágrimas en su rostro. Afortunadamente, aún lograba respirar]

Luguya y Sid: (Alarmadas) ¡Monica!

[Tanto Nirvatom como Monica parecían estar fuera de juego, momento en el que Arya y Luguya aprovechan para atacar, siendo víctimas de la ira y la tristeza]

Luguya: (Gritando, entre lágrimas) ¡Ojalá te pudras, maldita escoria!

[Antes de poder golpear a Nirvatom, ambas atacantes son frenadas en seco, y de repente son lanzadas hacia atrás, mientras se siguen manteniendo en el suelo, inmóviles]

Nirvatom: (Seguía consciente) No… pienso morir… antes que vosotros…

[Nirvatom, a pesar de los terribles daños sufridos, todavía era capaz de moverse. En vista de todo lo sucedido, aún si sangraba bastante, seguía pudiendo combatir. Por ende, agarra también a Mars, Chuck y Jim, y les lanza mientras los retiene con esos misteriosos poderes]

Nirvatom: (Satisfecho) Ahora que todos estáis bajo mi control… Ya no habrá más errores…

[La malvada esfera se prende en llamas, como medida de defensa, mientras que sus extremidades se convierten en una gigantesca espada roja, capaz de cortarlos a todos de un golpe]

Nirvatom: (Con ironía, a Jim) Reza para que no encuentre a tu hija…

[De repente, se oye desde muy lejos el grito de terror, aunque bastante cómico, de una niña pequeña, la cual distrae a Nirvatom, quien voltea a ver y no divisa absolutamente nada]

Nirvatom: (Se aclara la voz) Continuando, ahora sí que estáis perdi-

[Antes de siquiera poder terminar la frase, algo causa un vendaval incontrolable, y cuando se vuelve a enfocar a Nirvatom, se ve que éste tiene un enorme agujero en su cuerpo, para posteriormente expandirse, y oírse el sonido de una explosión, a la vez que todos se empapan del líquido verde que la malvada esfera poseía]

Chuck: (Traumatizado) ¿Q-Q-Qué demonios ha sido eso?

Jim: (Igual de inquieto) N-Niño, cuida tu lenguaje…

[Efectivamente, se puede confirmar que Nirvatom por fin había muerto. Había algunos trozos de él en el suelo, como si se tratara de un globo recién reventado. Había una mancha de ese líquido verde en el lugar]

Luguya: (Impresionada) ¡Dios mío! ¡De verdad, está muerto!

Mars: (Impresionada) ¿Pero cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué Groot es inmortal? Sid, ¿Has sido tú?

Sid: (Impresionada) Siento decepcionarte, pero yo no hice absolutamente nada…

[Todos se levantan, mientras tratan de asimilar todo lo sucedido. De repente, una mujer aparece en escena junto a Alessa, quien está en Shock también. Esa mujer tenía una melena corta, un cabello de color lila, y una horquilla con forma de corazón en la parte izquierda. En cuanto a su físico y apariencia, tenía el aspecto de una chica joven o adolescente, de pecho completamente plano, que llevaba una camisa blanca, una falda de cuadros morada y blanca, y unas botas marrones. Además, llevaba unas gafas de borde grueso y negro puestas, y no estaba tan impresionada como los demás]

Jim: (Ve a la chica) ¡Oh, hola, Yui!

Yui: (Sonríe, como si nada hubiera pasado) ¡Hola, Jim! ¿Qué tal te va en la vida?

Jim: Bien, ya sabes, oficiando como astronauta, 24/7. Por cierto, me sorprende que Betsy no esté contigo.

Yui: Ya vendrá…

[De repente, se puede ver cómo en menos de un segundo, había llegado a la escena una niña pequeña, un poco más alta de lo normal, la cual respiraba agitada mientras tenía los ojos cerrados. Tenía el pelo corto, de color negro, mientras sujetaba una cinta roja en su cabello, y tenía dos horquillas, una roja y otra azul. Tenía una camisa blanca, y una falda bicolor, morada y roja, además de que se veían sus calcetines, también rojos, sobresalir de unas botas negras. La niña estaba cubierta de ese líquido verde, lo cual causó una enorme sorpresa en todos, menos Yui]

Todos los presentes menos Yui: (Impactados) ¡¿Pero qué diantres?!

Alessa: (Sorprendida) Por muy fuerte que sea, Betsy siempre acaba sorprendiéndome…

[La niña, la cual resultaba ser Betsy, abraza a la chica pelimorada mientras llora desconsolada, pero cómicamente]

Betsy: (Llorando) ¡H-Había un perro enorme ahí! ¡Estaba muy asustada! ¡Abuela Yui, no te enfades!

Chuck, Mars, Sid y Luguya: (Aún más impactados) ¡¿ABUELA?!

Yui: Odio admitirlo, pero aún a pesar de mi Cutis de niña, tengo cerca de los 60.

Alessa: (Pensando) No, en teoría tiene MÁS de 60.

Luguya: (Impactada) ¡Un momento! ¿Pero quién narices es esta niña? ¡Ha podido sin querer lo que ni en un grupo de seis hemos logrado con todas nuestras fuerzas!

Yui: (Suspira) Bueno, tendré que irme a calmar a la niña con los videojuegos que le compré a mi hija de pequeña…

Yui: Ah, por cierto, ¿Cómo que seis? Aquí solo veo cinco personas…

Chuck: (Alarmado) ¡Ay, mi madre! ¡Monica!

[Se puede ver que Monica seguía en el suelo, todavía sin conciencia alguna de lo que estaba sucediendo]

Luguya: (Muy preocupada) ¡Hay que llevarla a un hospital, o algo!

Sid: (Nerviosa) ¡Maldita sea! ¡Tengo un soporte vital en miniatura para estas cosas, pero yo no sé operar a nadie!

Yui: (Intenta mantener la calma) El médico del hospital de aquí cerca sabe de sobra, tenemos que llevarla ahí.

El cierre definitivo de la aventura

Y efectivamente, llevaron a Monica al hospital. Sid le dio el soporte adecuado para poder salvarle la vida a la pobre mujer, y afortunadamente lo consiguieron. Así que veamos qué tal se encuentra ahora

[Se ve cómo la escena pasa a la sala de pacientes de un hospital. En ella se puede ver que de las cuatro camillas que hay, solo una está ocupada, la cual no es otra que la de Monica. Ella se encontraba ahora consciente, aunque seguía bastante débil por todos los ataques que hizo. Mars, Luguya, Chuck y Sid estaban al lado, emocionados porque la chica se despertase]

Monica: (Aliviada) Por poco no lo cuento…

Chuck: (Llorando cómicamente) ¡Te pegaría una colleja por casi matarte tú sola, pero estás muy débil para eso!

Monica: (Aún débil) ¿Qué pasó? ¿Lo hemos logrado?

Sid: (Sonríe) Sí, aunque estuvimos a punto de no contarlo. Digamos que tuvimos ayuda de las deidades…

[Yui aparece, con Betsy de la mano, quien se da la vuelta mientras abraza a su abuela, murmurando algo]

Yui: Ha dicho que ella no es una diosa. En realidad, ella es un ser humano como vosotros.

Sid: Bueno, yo soy una alienígena, pero vale.

Mars: (Pensando, asustada) ¿Ha dicho “Vosotros” en vez de “Nosotros”? Tengo miedo.

Monica: (Perpleja) ¿Esa niña pequeña ha sido la que os ha ayudado?

Mars: Matado de un solo golpe por accidente, realmente.

Monica: (Suspira) Vale, creo que se han acabado las aventuras por una larga temporada.

Monica: (A Yui) Esto, por favor, ¿Puede dejarme con mis amigos a solas un rato? Tengo que hablar con ellos.

Yui: (Sonríe) ¡Por supuesto!

[Tanto Yui como Betsy abandonan la sala, y cierran cuidadosamente la puerta, hasta que ésta pega un enorme estruendo, a pesar de la suavidad con la que se ha cerrado]

Mars: Perturbador.

Monica: (Llama a los demás) Esto… chicos, hay algo que quiero deciros con urgencia, antes de que reviente. Si reviento después, es que tengo un Alien dentro.

Monica: la cosa es… que desde que hicimos este viaje han pasado un montón de cosas. Visitamos mundos curiosos, probamos artilugios increíbles, y nos emprendimos en una odisea increíble por un motivo bastante absurdo. Pero este viaje me ha hecho cambiar.

Monica: Me alegro de haber ido, porque así he podido madurar como persona. Ahora comprendo que los demás tienen sentimientos, y pueden enfrentarse a problemas mucho más duros que nosotros. Experimentar la pérdida de alguien me ha hecho valorar mucho más a quienes tengo cerca, y también he aprendido que si hay un buen punto a favor en ser amable y cariñosa. Si te portas bien, es probable que alguien acabe tratándote bien, y te quiera por tu persona, no por tus acciones o logros inusuales. Estar cerca de la muerte te hace valorar la vida y a quienes componen la tuya.

Monica: Es hora de dejar atrás a la vieja Monica. Decidle hola a la nueva Monica, la que siempre estará dispuesta a echar una mano a quien lo necesite. ¡Venga, no seáis tímidos!

[Monica sonríe con total sinceridad y cariño, mientras todos se juntan para un emotivo abrazo en grupo]

Sid: (Emocionada) Me alegro de que todo haya salido bien…

Monica: (Sonríe) Tú solo espera a que me puedan dar el alta…

Y ese fue el inicio de una maravillosa amistad entre las dos familias…

Claro que, aquí no acaba todo. Se requiere de una despedida digna

Comienza a sonar
Snail's House - Lullaby

Snail's House - Lullaby

[Justo al lado de la casa de Mars y Luguya, se puede ver a los cinco amigos, y a los cuatro humanos despidiéndose de Sid, quien está visiblemente emocional ahora]

Sid: (Emocionada, casi llorando) Bueno, supongo que ha llegado la hora de la despedida…

Luguya: (Visiblemente emocionada) Cuesta creer que han pasado unos días y ya sintamos tanta pena por tu despedida…

Sid: Cierto… Hemos vivido tantas cosas juntos… Pero creo que tengo que irme. Al fin y al cabo yo también tengo que hacer algo importante.

Sid: Le daré a mi hermano el mejor funeral que pueda existir.

Sid: (Frenéticamente) ¡Con juegos! ¡Montañas rusas! ¡Y un tío que adivine tu edad, o el género de las razas alienígenas sin genitales!

Chuck: (Ligeramente extrañado) Eso suena más como… Como una fiesta.

Sid: (Riendo) Tienes razón. Mejor haremos algo sencillo. Y yo supongo que me buscaré otro empleo…

Mars: (Emocionada) Te dijimos que podías buscarlo aquí…

Sid: Si se enteran de que en parte he tenido la culpa del caos en este planeta, me matarán…

Sid: (Apenada) Me duele tener que irme, pero seguro que algún día volveremos a vernos. ¿Quién dice que no vayáis algún día a tener otra épica aventura espacial y acabéis en Disquedia?

[Monica abraza con fuerza a Sid por un tiempo bastante largo, y posteriormente la mira, con un cariño fraternal]

Monica: (Sonríe, entre lágrimas) Cuídate, Sid.

Mars: (Emocionada) Mi niña, se sabe los nombres de todos…

Sid: (Con humor, a modo de despedida) ¡Buenas noches, público! ¡Espero que hayáis disfrutado del final de la gira!

[Sid activa sus botas propulsoras, y enciende su traje espacial, el cual era del estilo de los de los demás. Sin embargo, el despegue es increíblemente lento, lo que genera una cómica situación de perplejidad]

Sid: Esto… Igual debería pedir una mejora cuando llegue…

[La escena da un salto en el tiempo, concretamente unos meses en el futuro. Mars y Luguya están en la habitación de su casa. Luguya tenía el pelo blanco de vuelta, y estaba dibujando en la tableta recuperada, mientras que Mars estaba usando un ordenador portátil. Ambas se veían aburridas]

Mars: (Aburrida) Oye, Luguya, ¿Sabes cuánto nos queda para que se nos acabe el castigo por imbéciles?

Luguya: (Aburrida) Acabó hace dos semanas, pero recuerda que somos retrasadas y no tomamos aire fresco ni enlatado.

Mars: (Aburrida) Mira, tengo tan pocos ánimos que ni me apetece molestarme porque me incluyas en lo de ser retrasada…

[Se oye el sonido de un timbre, y ambas primas deciden salir de la habitación, para llegar a la puerta principal y recibir a Chuck, y a una Monica con un cambio de vestuario bastante grande. Ahora llevaba una camisa amarilla con estampados de Donuts con pequeñas virutitas, una falda roja, y usaba unas medias de color negro, junto a unos zapatos del mismo color. Seguía manteniendo el mismo peinado, sin embargo]

Monica: (Feliz) ¡Hola, chicas!

Chuck: (Aún más animado) ¡Hora de pasárselo bien!

Luguya: ¿Vosotros estáis aún castigados?

Mars: (Suspira) Madre del amor hermoso…

Mars: (Se enoja) ¿Qué no ves que están justo aquí?

Luguya: (Se sorprende) Hija, qué mala leche tienes…

Mars: (Cabreada) ¡Llevo tres meses viendo cómo cuando éste está en sus últimos días, tu parásito se vuelve un sociópata incontrolable y grita mientras rompe cosas!

Luguya: Oye, al menos he logrado que no hable por mí, ya es un gran avance.

Luguya: (Murmura) Bueno, así no nos descubrirá, querida huésped. Gracias por hacer el trabajo…

[Mars se queda perpleja, al igual que los demás al haber logrado escuchar lo que la dibujante ha dicho]

Luguya: (Se ríe) ¡Deberíais haberos visto las caras! ¡Son para partirse!

Monica: ¿Echáis de menos a Sid?

Luguya: (Con una sonrisa melancólica) Sí… Y también echo de menos a Arya. Él dio su vida por Sid, y nos dio a nosotros la oportunidad de poder acabar con aquél tirano…

Mars: (Se empieza a emocionar) Oíd, dejad de ser tan emotivas y vámonos a tomar algo o yo que sé…

[En una escena final, se puede observar a todos los personajes caminando, mientras van desapareciendo de la escena]

Y así concluye esta historia. Una épica odisea, para ellos no lo sé, pero para nosotros. Todo por una tableta. ¿Quién pensaría que un aparato tan simple podría forjar unos vínculos tan estrechos y asentar amistades duraderas? ¿O de poder incluso cambiar a las personas? Es ciertamente fascinante, pero no tanto como saber que como estamos enfermos, también queremos meter una escena después de los créditos, así que más os vale no levantar el culo de vuestros asientos.

[La canción deja de sonar]

-Créditos de la película

Escena post-créditos

En las afueras de la ciudad, en un bosque, se puede ver lo que parece ser una caja abandonada entre todos los árboles y arbustos del lugar. Sin embargo, ésta comienza a flotar, revelándose que dentro de ella podía asomar parte de un cuerpo esférico flotante. En sus forcejeos se podía escuchar cómo la voz de la criatura era femenina]

Voz de la criatura: (Nerviosa) V-Vale, llevo demasiado tiempo escondiéndome de aquí. Tengo que hacer algo.

Voz de la criatura: Les tengo que demostrar a todos que no soy malvada. Que mi especie puede ser pacífica si tan solo lo intenta. No cometeré los mismos errores que mis padres, ni mis compañeros…

[La criatura de la caja comienza a flotar, sin saber a dónde ir, a lo que empieza por agobiarse]

Criatura: (Nerviosa) Agh, rayos, ¿Qué diablos voy a hacer ahora? ¡Se supone que tengo que asentarme en alguna parte!

[En ese momento, algo derrumba la caja y a la criatura, quien sorprendentemente no ha salido de ese escondite. En ese momento se puede observar a una chica de alta estatura, pelo verde casi negro, un antifaz negro, y un traje blanco de superheroína de cuerpo entero, caída en el suelo, para posteriormente levantarse de manera cómica]

Chica: (Molesta) ¡Agh, otra vez me he caído! ¡Voy demasiado deprisa!

[Mientras tanto, la criatura dentro de la caja intenta huir, pero la chica con aspecto de superheroína la intercepta, a lo que nerviosa, la otra intenta salir por otro lado]

Chica: (A la criatura) ¡Oye, no te asustes! ¡No pienso hacerte daño! Yo combato contra las fuerzas del mal, no contra animales ni cajas salvajes.

Criatura: (Asustada, temblando) M-Mientes… ¡Y si eres una superheroína, seguro que los de la agencia espacial han solicitado tu ayuda para matarme!

Chica: (Suspira) ¿Pero, qué has hecho para pensar eso?

Criatura: (Temblando) Ser un drátomo

Chica: Bueno, “Drátomo”. Pues yo soy Lightspeed, y no te preocupes.

Lightspeed: (Sonríe) Siempre hay sitio en la Organización HERO para uno más. ¿Cómo te llamas?

Criatura: (Suspira) Yo soy Possianna

-Fin de la historia

Fuera de la obra

Voces

(Nota: Esto no es oficial, es Headcannon. Y sí, las voces son la de España, sorry)

Voz original Personaje
Mar Bordallo Luguya
Blanca Hualde (Registro de niña) Mars
Chelo Molina (Registro joven) Monica
Chelo Molina (Registro de niño) Chuck
Blanca Rada Sid
Luis Mas Arya
Beatriz Berciano Alessa
Iván Jara Jim
Antonio Esquivias Nirvatom
Adelaida López Possianna
Rodri Martín Craig
Cristina Yusté Yui
Isacha Mengíbar (Registro de niña pequeña) Betsy
Amparo Bravi Lightspeed

Pensamientos relativamente innecesarios del autor

¡Bueno, bueno, bueno! ¡Y parecía que lo de hacer una película era un proyecto imposible! Pues casi se convierte en eso, de no ser por dos pequeños factores. El primero, la determinación de contar una gran historia que explicase los orígenes de algunas de las características más memorables de la serie, si es que acaso hay algo memorable en ella.

Y el segundo… La parte de 2019 de la segunda temporada requería de esto para poder funcionar plenamente y mantener más la emoción, solo por asegurarnos.

Y bueno, ahora vamos a hablar de lo que ha sido la película para nosotros.

Pues a pesar del enorme esfuerzo de escribir todo esto de una sola tajada, ha sido de lo que más nos enorgullecemos, y con eso queremos decir que por una maldita vez estamos satisfechos con el resultado. Más de 70 páginas tratando de armar una buena historia, que esperamos que se haya conseguido.

¿Y qué decir de los misterios de la serie? Puede decirse que hemos resuelto casos de orígenes e incógnitas que permanecían en la serie original, como… ¿Por qué Monica es tan bonachona? ¿O cómo es que tiene un soporte vital? O también, ¿Dónde y cómo consiguió Luguya al parásito que casi la destroza la vida en varias ocasiones?

Y un punto que queremos que se aprecie, es que por lo menos hemos intentado producir un desarrollo del personaje de Monica. Tratándole de dar profundidad, haciendo que parezca ella la protagonista por accidente. Pero no nos arrepentimos de la idea. Nos pareció divertido escribir los cambios de la psicología de su versión más joven, hasta lo que es ahora, una chica casi adulta, y de gran corazón.

Y por supuesto, ¿Cómo no? ¡Por fin Duke no es un villano de esta historia! ¡Es más, ni siquiera se le ha visto el pelo! (¿Qué habrá estado haciendo todo el tiempo?) Tenía que ser un átomo mezclado con un dragón con una grave psicopatía, y tal Ego que se cree el mejor y quiere dibujar como los Dioses, básicamente.

Inició por un motivo absurdo, pero acabó convirtiéndose en una amenaza seria por cuestiones de venganza. La verdad es que las cosas pueden tomar un giro inesperado en cualquier momento.

Y prueba de ello, es que hemos visto las dos primeras muertes importantes en toda la historia de la franquicia. Con el sacrificio de Arya y la muerte de Nirvatom, tenemos dos muertes permanentes dentro del universo, como bien recalcó el narrador.

Y, por cierto, si os habéis fijado, irónicamente, aún con una premisa más cómica que la mayoría de cosas de la serie, ha sido una película bastante más adulta que muchos de sus episodios, y con un manejo más maduro de la situación. También haremos esto en la segunda temporada, la cuál vendrá enseguida, dentro de NADA, de verdad, estamos trabajando en el episodio 23 al mismo tiempo que escribimos esto.

En conclusión, creemos haber hecho una obra divertida que no es nada lacrimógena en ningún momento (¿Se ha notado mucho el sarcasmo? Espero que sí). Esperamos que esta película no resulte una decepción para quien sea que ha visto la serie.

(Y, por cierto, no os leáis esto de una tajada, a no ser que estéis enfermos. Usad los puntos de control que os damos, por favor.

¡Nos vemos enseguida!

Referencias

(Como se ha hecho toda la vida, irán en orden de aparición, salvo los gags)

  • Un chiste recurrente en la película es un cúmulo de múltiples parodias al Youtuber DrossRotzank, hechas por Mars. Entre las distintas parodias están sacar las gafas de sol y el sombrero que caracterizaron al Youtuber en su época inicial, hablar de cosas tildándolas de “perturbadoras” con un acento Venezolano, y de reaccionar de distintas maneras, con el afán de imitarle cuando alguien dice una frase igual o similar a la de él
  • Se hacen dos referencias a chistes de la Sitcom The Big Bang Theory, el primero siendo una de las muchas referencias hacia la fácil malinterpretación de la relación de los personajes Howard y Raj, quienes son tan buenos amigos que a veces son confundidos como pareja. El segundo es una breve referencia hacia la madre de Howard
  • Cuando Mars analiza el nivel de vida del barrio de Chuck, menciona el juego de mesa Monopoly
  • En la casa de Chuck, se le oye cantando la introducción de la serie Los Simpson
  • El dibujo que Luguya hizo para Alessa era una recreación de la batalla de Kirby vs Meta Knight, en el videojuego Kirby's Adventure
  • En un pensamiento de Mars se habla del anime de la franquicia Pokemon
  • En la casa de Alessa se encuentran todas las consolas existentes de Nintendo desde los años 80 hasta 2015. (Desde NES hasta Wii U)
  • Luguya menciona la franquicia Death Note
  • Chuck menciona la película Guardianes de la Galaxia
  • Durante la conversación de videojuegos de Alessa y su padre se hacen referencias a elementos de la saga Kirby, y se menciona la franquicia Super Mario
  • Cuando Arya calcula el precio de la recompensa de Nirvatom, se hace una parodia al famoso meme del anime Dragon Ball Z, “Más de 8000”, en donde Mars parafrasea lo que decía el personaje Nappa en la escena original
  • Mars menciona los supermercados estadounidenses Sprawl Mart
  • Se menciona a los personajes de Barrio Sésamo llamados Bert y Ernie (Traducidos a Epi y Blas en España, y Enrique y Beto en Latinoamérica)
  • El narrador menciona el parque de atracciones Disneyland, concretamente su versión de Europa, en París, Francia.
  • Se parafrasea en palabras de Monica el meme Vaya dato perturbador, del Youtuber Luisito Comunica
  • Se hace referencia a la famosa frase del personaje The Joker, “Vivimos en una sociedad”, villano de la franquicia de Batman
  • Se menciona a un personaje de Spiderman, “Spiderman Noir”, y luego, a modo de corrección por la confusión, Chuck recalca que se trata de Venom, otro personaje de la franquicia. Luego se menciona a este personaje varias veces en el resto de la película.
  • La parte “Los nuevos poderes conllevan nuevas responsabilidades” es una referencia a la conocida frase de la franquicia Spiderman, “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”
  • Se menciona el famoso código Hammurabi, conocido por ser uno de los primeros conjuntos de leyes de la historia.
  • Se parodia la intro de la serie The Fresh Prince of Bel Air, concretamente a la versión española de la canción, cuando Sid explica cómo se hizo cazarrecompensas.
  • Se menciona al Pokémon Pikachu
  • Jim menciona de manera indirecta al personaje Kirby
  • Mars menciona la plataforma de vídeos Youtube
  • Se parafrasea la cómica frase “Venir, venir a por mí pero con la cara destapada” un popular meme del año 2018
  • Después de terminar la batalla, se menciona al personaje Groot, de la franquicia Marvel
  • Monica hace una referencia a la famosa escena del Xenomorfo dentro de una persona, de la película Alien

Curiosidades

  • Es la entrega más larga relacionada con el universo de SBW, con un total de 77 páginas en todo el documento original
  • También es el proyecto que más tiempo de desarrollo ha llevado con relación a Some Broken Walls, habiéndose comenzado su guion entre Noviembre y Diciembre de 2018, y acabado a principios de Mayo de 2019, dándole entre 5 y 6 meses para su finalización.
  • La idea de hacer la película es incluso mucho más antigua, tanto que surgió tan solo un par de episodios después de que Mars y Luguya debutaran en la serie original.
  • La planificación que se tenía en esas etapas tempranas del proyecto era casi totalmente diferente, pero estas son algunas de las diferencias más significativas:

1º El villano principal de esta cinta no era Nirvatom. De hecho, el concepto de él ni siquiera existió hasta el momento de escribirse el guion.

2º La personalidad de Monica iba a ser en un principio tal y como se la conoce en la serie

3º La forja de relación de Monica y Chuck con Mars y Luguya comenzaba de forma muy distinta.

4º Originalmente, Duke iba a dejar un misterio abierto en la historia, pero al final se desechó usarle a él en la película

5º El casi cameo de Craig iba a ser mucho más corto

6º La travesía no ocurriría en ningún momento en el espacio, aún cuando la premisa seguía siendo de unos alienígenas robándole la Tablet a Luguya

  • La película fue escrita para que obtuviera una calificación PG-13 (Mayores de 13 en Estados Unidos). Sin embargo, debido a la intensidad de las escenas de acción y a las “groserías” (Que bastantes palabras traducidas al inglés se convertían en groserías de leves a moderadas) casi se convierte en una película R (Mayores de 17 en EEUU). Por eso, algunas cosas fueron descartadas, como que Monica tosiera y sangrara usando su electricidad, o que originalmente la muerte de Nirvatom iba a ser en cámara.
  • Esta historia tiene una gran conexión con la segunda temporada, aumentando más la continuidad de la serie.
  • En el apartado de voces, en esta ocasión la voz de Mars es de una persona distinta a la original, pensada para enfatizar que aún seguía siendo una niña en la película.

Encuesta

¿Qué te ha parecido la película (Si se puede llamar así)?
 
0
 
0
 
0
 
0
 
0
 
0
 
0
 
0
 

La encuesta fue creada el 17:32 8 may 2019, y hasta ahora 0 personas votaron.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.