FANDOM


Kirby obrero
Este artículo se encuentra en construcción por Megatroy y/o colaboradores. Por favor, no haga correcciones mayores.


The Legend of Zelda: Glasses of Truth
TLOZGOT Caratula
Creado por Megatroy
Género Aventuras
Saga The Legend of Zelda
Plataforma(s) Arcade Project
Jugadores 1
Predecesor The Legend of Zelda: Four Swords
Sucesor N/A
Clasificación PEGI 12

The Legend of Zelda: Glasses of Truth es un videojuego de la saga The Legend of Zelda para la consola Arcade Project creado por Megatroy.

HistoriaEditar

Editar

La historia nos sitúa en la región de Lanayru, en un coliseo en el que se baten en duelo los guerreros más poderosos de Hyrule, a pesar de que algunos vayan bajo su propia voluntad, no todos tienen la misma suerte...

Su majestad, Rey de Hyrule, se dirije a observar los combates del día, en busca de poderosos valientes para ser el guardaespaldas de su hija, quien viste un largo vestido blanco con detalles rosados, pero lo que más llama la atención de su vestuario son las gafas cuadradas de marco dorado que porta delante de sus ojos.

Daphnes: Hija... ¿estás segura de esto?

  • Daphnes Bosphoramus Hyrule, actual monarca del reino de Hyrule ]

Zelda: Lo he estado pensando... creo que es lo más acertado... no podemos desviar más tropas solo por mi seguridad, un guardaespaldas sería lo más acertado.

  • Zelda Bosphoramus Hyrule, princesa y sucesora al trono del reino de Hyrule ]

Daphnes: No se hable más, démonos prisa, que está a punto de salir un muchacho bastante prometedor.

Tras estas palabras, la familia real fue a su palco a observar el combate; mientras tanto, en una sala de ladrillos con varios cortes en la pared, un joven hyliano se alzaba sobre un maniquí de combate esgrimiendo una espada y un escudo, un hombre entró posteriormente en la escena para avisar al muchacho.

Hombre: Eh, ve saliendo, que hoy hay visita especial.

Link: Cállate, ya lo sé, ya voy.

  • Link, gladiador esclavo del Coliseo Ralis de Lanayru ]

Tras esta cinemática, Link comenzará a combatir con el maniquí, saliendo varias directrices en la pantalla sobre cómo hacer los distintos ataques básicos del juego, tras haber ensayado todos los golpes, tanto con la espada como con el escudo, el jugador comenzará a caminar por un pasillo colindante a la habitación, no sin antes agarrar una Espada de Gladiador y un Escudo de Gladiador tirados en la sala de entrenamiento.


Mientras Link se dirigía hacia la arena, el público vitoreaba a los dos combatientes.

Comentarista: ¡Señoras y señores, niños y niñas, sus majestades... sean bienvenidos y bienvenidas a un día más del Coliseo Raliiiiis!

El locutor zarandeaba los brazos mientras el público no dejaba de gritar, el rey miraba expectante a la arena, pero su hija no parecía mostrar el mismo interés.

Daphnes: ¿No te interesa?

Zelda: Solo por el guardaespaldas... no me agrada demasiado ver dos personas peleándose hasta la muerte.

Daphnes: Hmm...

Comentarista: ¡En un lado de la arena, con 57 kilos de peso y 1'7 metros de altura... Link, el guerrero del cielo!

De uno de los pasillos, Link llegó a la arena siendo temporalmente cegado por el destello del sol, después, comenzó a observar a su alrededor, frunciendo cada vez más el ceño y caminando hasta el centro de la arena.

Link: Hm.

Daphnes: Parece fuerte para su edad, ¿no crees?

Zelda: Él... tiene algo.

Comentarista: ¡Y por el contrario, con 103 kilos de peso y 2'3 metros de altura... Niso, el matador!

Al otro lado, se alzaba un enorme hombre de piel morena y largo pelo negro armado con una enorme hacha a su espalda, este movía los brazos al público, pidiéndoles aplausos mientras caminaba hacia el centro.

Niso: ¡Eso, eso, ¿quién es vuestro campeón, eh?!

Daphnes: Ese también parece potente...

Zelda: Ya.

Finalmente, los dos guerreros llegaron al mismo tiempo, Link alzando su cabeza y Niso agachándola, ambos se miraron a los ojos con fiereza, pero a pesar de la gran sonrisa del Matador, su contrincante seguía serio.

Niso: Je... ¿nada?

Link: Déjame en paz, acabamos esto y me voy a dentro.

Niso: Eso en el caso de que...

Pero antes de que Niso pudiese terminar su frase, el comentarista interrumpió.

Comentarista: ¡Y al ataque!

Niso: ...¡salgas vivo!

Link: ¡!

El Matador sacó su hacha a toda velocidad para atacar a Link, pero este consiguió saltar hacia atrás y posicionarse con su espada y su escudo, tras recobrar el aliento, volvió su mirada a la batalla.


Niso, el Matador

Niso es un enemigo grande y con unos movimientos predecibles y lentos, el jugador deberá esquivar y bloquear sus ataques con ayuda del escudo, cuando este ataque fuerte con el hacha, quedará clavado en el suelo, tiempo que Link deberá aprovechar para ir a por él y atacarle hasta que caiga al suelo


Tras un intenso combate, Niso terminó cayendo al suelo, destrozado por su intenso combate contra Link mientras este no dejaba de jadear. y alzaba el puño en señal de victoria.

Comentarista: ¡Y el ganador con las apuestas cuatro contra uno es... Link, el guerrero del cielo!

El público no dejaba de vitorear al ganador de la pelea, por su parte, las lentes de la princesa del reino comenzaron a emitir un brillo blanco, este fenómeno parecía deberse al joven hyliano gladiador, la noble parecía asombrada ante tal situación.

Daphnes: ¡Ha sido increíble, qué fuerza, qué poderío, qué...!

Zelda: Papá.

Daphnes: ¿Eh?

Zelda: Él.

Daphnes: ¿Él, te refieres al joven Link?

Zelda: Sí... tiene algo en su interior, algo bueno y que no merece estar desperdiciado aquí.

Mientras la princesa no dejaba de observar al gladiador, este volvió de nuevo a su pasillo y comenzó a caminar por él hasta desaparecer en la oscuridad de este.

Daphnes: Hmm, es joven, fuerte y parece saludable... con un poco de disciplina podría ser un poderoso guardaespaldas.

Link continuó su camino por el pasillo, al llegar a la sala de entrenamiento, lanzó sus armas sobre un tronco de madera con varios arañazos y se sentó cansado en el suelo, aunque ese día sería diferente, pues dos gladiadores veteranos de la casa irrumpieron en la escena y se dirigieron al muchacho.

Gladiador: Tú debes de ser Link, el guerrero del cielo.

Link: Link, ¿qué?

Gladiador: Su majestad Daphnes Bosphoramus Hyrule te reclama.

Link: Estoy ocupado.

Gladiador: No es por él, deseamos que vayas a ver a la princesa Zelda para servirle.

Link: He dicho que me da igual.

Los dos gladiadores se miraron mutuamente para ignorar al joven y agarrarlo impidiéndole moverse, mientras tanto, en el palco de honor, el rey y la princesa esperaban a Link con un combate de fondo.

Daphnes: Qué nervios,  ¿eh?

Zelda: Bueno... tengo ganas de verle.

Los dos gladiadores irrumpieron en la escena agarrando al muchacho, mientras el par se arrodillaba frente a la realeza, obligaban con su fuerza a hacer lo mismo a Link, agarrándole de la cabeza y estampándole contra el suelo.

Gladiador: ¡Arrodíllate ante su... majestad!

Link: ¡Suéltame, os voy a cortar la cabeza!

Zelda: Chicos...

Gladiadores: ¡D... díganos, su majestad!

Zelda: Podéis soltarle.

Daphnes: Hmpf, je...

Gladiador: ¿Estáis... totalmente segura?

Gladiador: Puede ser peligroso.

Zelda: Es una orden.

Gladiadores: ¡S-sí!

Los dos gladiadores soltaron al joven hyliano, quién trató de reincorporarse, aunque solo pudo ponerse arrodillado sobre una pierna cuando descubrió a la princesa agachada mirándole fijamente.

Link: ... Eeeh...

Zelda: No tienes cara de gladiador, pareces buena persona...

La princesa, intrigada, tomó al hyliano por la barbilly comenzó a girarle la cara para examinarlo del todo a pesar de las muecas de desagrado que él ponía.

Zelda: Un poco sucio, pero eso se va.

Link: Y... ya vale, ¿no?

Daphnes: ¡Ja ja ja, quién fuera joven!

Los dos gladiadores miraban confusos la escena hasta que el rey comenzó a charlar con Link sobre su nuevo destino.

Daphnes: Bueno, joven Link... probablemente te preguntes la razón por la que te hemos llamado.

Link: Sería de agradecer.

La princesa terminó de manosear al gladiador y se puso de pie agarrándose las manos.

Zelda: Me gustaría que fueses mi guardaespaldas.

Link: ¿Yo?

Zelda: Tras observar tu gran destreza en el combate, edad, buena presencia y... otros datos, eres el candidato ideal.

Link: No dejáis de decirlo como si pudiese elegir.

Daphnes: Desobedecer órdenes directas de la realeza está muy feo.

Link: Pues eso.

Zelda: Pues venga, que nos vamos.

La princesa agarró a su nuevo guardaespaldas de la mano y comenzó a andar por el pasillo que conectaba su palco con el exterior mientras tiraba de él, por su parte, el rey se esperó durante unos segundos más.

Daphnes: Señores...

Gladiadores: ¡!

El rey hizo una reverencia para dar las gracias a los luchadores que trajeron a Link hasta él.

Daphnes: Gracias por su colaboración.

Gladiador: ¡No, su majestad, por favor!

Gladiador: ¡Alguien de la realeza no debería mostrarse así ante alguien como nosotros!

Daphnes: No digan eso, estoy seguro de que son ustedes unos nobles y valerosos caballeros.

Gladiador: M... ¡muchas gracias, su majestad!

Finalmente, la familia real abandonó la escena para subir a su carruaje y perderse en un bosque en el que se encontraba el coliseo.

A la siguiente escena, el grupo ya se encontraba en el castillo de Hyrule, Link no dejaba de mirar hacia todos los lados asombrado por el lujo y la fastuosidad de los alrededores.

Zelda: ¿Te gusta?

Link: Es... grande...

Zelda: ¿Quieres ver tu habitación?

Link: ¿Eh?

La princesa guió al muchacho hasta una habitación no demasiado grande pero con varias objetos y muebles que Link no había visto nunca, entre ellos, una cama, un escritorio, un baúl, una silla y un armario, todo de madera con detalles dorados y blancos.

Zelda: ¿Qué te parece?

Link: ... es varias veces más grande que mi celda del coliseo.

Zelda: Pobrecito...

Apenada por esta afirmación, la princesa agarró a su nuevo guardaespaldas de las manos y comenzó a hablar mientras sonreía.

Zelda: Espero que nos llevemos bien.

El hombre del desiertoEditar

Han pasado tres años desde que Link salió del coliseo, la relación entre el ex-gladiador y su protegida se ha estrechado bastante, hoy es el día en el que este podrá ser proclamado como caballero y nuestro protagonista está sumamente nervioso, se encuentra paseando por los pasillos de la casa mientras piensa en el examen. Niord: ¡Qué hay, Link, ¿nervioso?!

  • Niord Berkev Korik, comandante de primera división del Ejército de Hyrule ]

Link: Hey Niord, un poco, no pensaba que una chorrada así pudiese tenerme dos noches en vela.

Niord: Eh, que no es una chorrada, es una prueba dura que demostrará tu fuerza, habilidad y...

Zelda: ...valor.

Niord: ¡S... su majestad!

Al ver a la princesa del reino aparecer de repente por el pasillo, los dos guerreros se arrodillaron ante ella.

Zelda: Os he cicho que no me gusta que os arrodilléis.

Niord: Es que... es el protocolo...

Zelda: Me da igual, oye, Link.

Link: ¿S... sí?

Zelda: Ven conmigo.

Intrigado, el joven se levantó y comenzó a seguir a su protegida mientras su compañero le guiñaba el ojo por detrás, tras un rato andando, los dos terminaron en la habitación de la protegida.

Zelda: ¿Estás nervioso?

Link: Es... una pregunta complicada... pero bueno, todo lo que pueda hacer para hacer subir su reputación, es bienvenida, su majestad.

Zelda: Es bueno oir eso... ¡por eso te he traído algo para animarte!

Link: ¿E... eh?

La princesa comenzó a buscar en uno de sus armarios para sacar una caja roja con una cinta amarilla y, posteriormente, dársela a su guardaespaldas.

Link: ¿Y esto?

Zelda: Un regalo que he hecho para ti.

Link: ¡P... pero su majestad, no debería de molestarse tanto por... !

Zelda: Te ordeno que te calles y lo abras.

Siguiendo las órdenes de la princesa, el guerrero desató la cinta y abrió la caja, dentro había una túnica verde con un sobrero picudo del mismo color, unos sencillos pantalones y unos pendientes.

Link: ...

Zelda: ¿Qué te parece, te gusta?

Link: Nun... nunca nadie me había hecho un regalo.

Zelda: Link.

Link: ¿S... sí, su majestad?

Zelda: Prométeme que vas a aprobar.

Con una firme cara de determinación, Link agarró el sombrero que la princesa le había tejido y se lo puso en la cabeza para posteriormente arrodillarse.

Link: Así se haga su voluntad.

Tras estas palabras, el guerrero salió de la habitación para dirigirse a los aposentos, tras un tiempo, salió con la ropa totalmente cambiada para dirigirse al examen


A partir de este momento, el jugador deberá comenzar a caminar por el castillo, descubriendo varias salas, así como la cocina de personal y forja, situada en el piso inferior, tras bajar un nivel más, este se encontrará con Niord al lado de un ascensor que solo va hacia abajo y junto a unos expositores con varias armas y armaduras.

Niord: ¿Vas a ir así?

Link: ¿Algún problema?

Niord: No... solo que igual sería mejor una armadura o casco, puedes elegir, hay varios.

Link: Solo necesito una espada y un escudo.

Niord: Bueno, lo que tú digas...

Con el control de Link, el jugador se acercará a la estantería para agarrar la Espada de Soldado y el Escudo de Madera, posteriormente, llegará el momento de subir al ascensor y comenzar a bajar hacia el examen mientras Niord le desea suerte.

Niord: No defraudes a la princesa, eh, que tiene muchas esperanzas en ti.

Link: Descuida.

Sótano del castillo de Hyrule

El sótano del castillo consta de varias salas con puertas y salas cerradas, además de un pasillo de tamaño medio con un ventilador al final, que sopla una gran cantidad de aire que impide el paso, que deberán ser abiertas una a una, además de enfrentarse a varios enemigos por el camino, así como Keese y Skulltulas, en cierta sala, el jugador se encontrará con un Ferrus, que actúa como semijefe de la mazmorra, se rata de un enemigo más duro de lo habitual, el objetivo consiste en protegerse con el escudo para atacar cuando haya oportunidad, una vez derrotado, el primer objeto aparecerá en un cofre, las Botas de Hierro. Con este objeto, el jugador podrá hacer frente al ventilador de la sala principal yendo contra el viento, tras completar unas cuantas salas más y utilizar las botas para poder usar el magnetismo de algunas salas para subir por las paredes, se obtendrá la Llave de Jefe, que permitirá abrir una gran puerta ubicada en la sala principal que dará paso a una gran sala circular...


Link entró en la sala preparado con sus dos armas, en el centro de la habitación había un enorme monstruo de color marrón con una maza, sin embargo, para sorpresa del guerrero, estaba dormido y lo único que se oían eran sus ronquidos.

Link: Y... ¿ya?

Pero la escena cambió cuando Link escuchó una especie de burbuja explotando que provenía del monstruo que tenía delante, este se dio la vuelta descubriendo a su contrincante, posteriormente agarró su maza y pegó un fuerte rugido, haciendo entrar al protagonista en alerta y preparándole para el combate.


Jefe Moblin, la Prueba Final

El jefe Moblin es un enemigo colosal armado con una gran maza, sus movimientos son lentos y fáciles de esquivar en su mayoría, en ciertos momentos, el enemigo dará un gran salto para luego caer, en caso de que el jugador no lleve las botas de hierro equipadas, caerá al suelo aturdido durante unos segundos, incapaz de hacer nada, en cuanto haya oportunidad, Link deberá lanzarse para atacar hasta que el contrincante caiga al suelo, soltando al final un contenedor de corazón que aumentará la barra de salud.


Link se encontraba jadeando en la sala frente al cuerpo inmóvil del monstruo, jadeando por la pelea, para su sorpresa, una puerta se abrió delante suya, de donde empezó a salir gente, en su mayoría caballeros, aplaudiendo, Niord, que se encontraba entre los presentes, se acercó a chocar manos con el aspirante.

Niord: Je... al final ha salido bien.

Link: Vaya bicho teníais guardado...

???: Hombre, un caballero debe de poder contra una criatura así.

Los caballeros hicieron una fila y alzaron sus espadas para dejar paso al rey Daphnes, que había venido a ver al joven que había superado la prueba, tanto Niord como Link se arrodillaron.

Link: Su majestad...

Daphnes: Estoy muy orgulloso, parece que fue ayer cuando saliste del coliseo.

Link: Fue un buen día...

Daphnes: ¡Así  me gusta, que empieces a coger confianza, ahora ponte de pie!

Link: ¡Sí, señor!

El aspirante se puso de pie frente a su rey, este, usando una espada de mango dorado y filo de plata, la posó sobre la cabeza del hyliano.

Daphnes: Desde este momento, yo te proclamo caballero del reino de Hyrule.

Link: Much... muchas gracias.

Daphnes: Puedes subir por ahí, estoy seguro de que hay una persona que tiene ganas de verte....

Link: S... sí...

Daphnes: Por cierto...

Link: ¿Sí, su majestad?

Daphnes: Bonita ropa.

El recién proclamado caballero subió las escaleras realmente emocionado con el escudo y espada en la espalda mientras el rey y el resto de soldados observaba.

Daphnes: Hm... ¿no crees que ser joven y estar enamorado es genial, Niord?

Niord: ¿Enamorado, usted cree?

Daphnes: Si es que Zelda es muy buena chiquilla.

Niord: ¡¿Link está enamorado de la princesa?!


El jugador retomará el control de Link, se deberá dirigir hacia la habitación de Zelda, indicada en el minimapa.


Link tocó la puerta de la habitación de la princesa para posteriormente abrirla y entrar dentro poco a poco.

Link: ¿S... su majestad?

Zelda: ¡Has aprobado!

Sin dejar tiempo para que entrase, Zelda se abalanzó sobre su guardaespaldas para darle un fuerte abrazo, tras unos segundos así, se dio cuenta de la acción que había cometido y se fue hacia atrás, colorada.

Zelda: Ehm... enhorabuena...

Sin embargo, en la cara del joven héroe, también se podía apreciar que había disfrutado del abrazo tanto como la princesa.

Link: G... gracias.

Zelda: Bueno... ahora que estás aquí voy a pedirte un favor.

Link: ¿Un favor?

Zelda: Perdona si te suena muy de sopetón, acabas de pasar una prueba especialmente dura, pero...

En ese momento, un estruendo resonó por todo el castillo, eran las puertas principales abriéndose, llenos de curiosidad, la pareja fue corriendo al recibidor para ver de qué se trataba, al llegar a su destino, contemplaron a un hombre colosal de piel marrón y pelo rojo acompañado por dos mujeres musculosas y armadas con cimitarras, delante de él, el rey Daphnes parecía estar esperándole.

Daphnes: Un honor haberle podido recibir al fin, señor Ganondorf.

Ganondorf: El placer es mío, su majestad.

  • Ganondorf, rey de las Gerudo ]

Daphnes: Si me hace el favor de pasar al salón del trono, podremos hablar largo y tendido.

Ganondorf: Como guste.

Los dos reyes comenzaron a caminar junto a algunos caballeros hacia la sala del trono, por el camino, Ganondorf intercambió miradas con Link, aunque este se mantuvo indiferente, el gerudo pareció sonreír, por su parte, las lentes de la princesa comenzaron a emitir el mismo brillo que cuando observó a su guardaespaldas por primera vez, esto llamó la atención del joven.

Link: ¿Su majestad?

Zelda: Ese hombre... no augura nada bueno

Link: ¿Usted cree?

Zelda: Las gafas me han permitido verlo... no tiene buenas intenciones... no sé lo que pretende, pero es peligroso.

La pareja se acercó por el jardín a una de las ventanas que daba al salón del trono para comenzar a observar a los dos reyes hablar, estuvieron así un buen rato hasta que se levantaron para irse, para no ser descubiertos, la princesa y el actual caballero fueron a la habitación de la noble, pero antes de entrar, en pleno pasillo, fueron interrumpidos por el Rey Daphnes.

Daphnes: Zelda, me voy a ir un tiempo al desierto Gerudo de viaje.

Zelda: ¿Es por ese hombre?

Daphnes: Sí, hemos estado hablando de ciertos asuntos y he decidido que necesito ver la situación con mis propios ojos, convocaré a varios caballeros para que...

Zelda: No deberías fiarte de él.

Daphnes: ¿Es por las gafas mágicas esas otra vez?

Zelda: Funcionan de verdad y tengo razón, es un ser malvado, no sé cuáles serán sus verdaderas intenciones, pero...

Daphnes: ¡Basta!

Zelda: ...

Daphnes: Zelda, tenía pensado dejarte a cargo del reino mientras estaba fuera, pero puede que sigas siendo demasiado ingenua.

Zelda: ¡Te repito que es verd...!

Daphnes: ¡Suficiente!, a partir de mañana Niord ocupará mi puesto temporalmente.

Zelda: Pero...

Daphnes: No creo que tarde más de una semana, haz el favor de reflexionar durante ese tiempo.

La princesa se enfureció tanto que entró en su habitación y dio un fuerte golpe con la puerta encerrándose, el rey suspiró y, posteriormente, se dirigió al recién nombrado caballero.

Daphnes: Link...

Link: ¿S... sí, su majestad?

Daphnes: Cuida de Zelda, por favor.

Link: Haré todo lo que esté en mi mano.

Daphnes: Gracias.

El rey dio media vuelta y marchó con sus caballeros saliendo finalmente del castillo, tras dejar pasar un rato, Link tocó a la puerta de la habitación de la princesa y entró, esta estaba sentada en su escritorio escribiendo algo en un libro que, al entrar su guardaespaldas, cerró y guardó.

Zelda: Perdona por la escena.

Link: No... una princesa no debería de disculparse tan a la ligera.

Zelda: Bueno... antes de que... pasase esto, estaba a punto de...

Link: Ah, cierto, ¿Qué necesitaba?

Zelda: Link, soy consciente de que acabas de pasar una prueba especialmente dura, pero necesito que vayas a Farone.

Link: Por supuesto, ¿qué sucede?

Zelda: Estoy haciendo investigaciones sobre mis... gafas y voy a necesitar que traigas aquí a un hada llamada Joli, he estado hablando con ella a través de esto.

La princesa sacó de su escritorio una piedra junto a una cadena dorada.

Link: ¿Es una piedra sheikah?

Zelda: Con ayuda de unos herreros y mineros, hemos podido forjarla, parece ser que es capaz de conectar con otras piedras, y así es como conocí a Joli, aunque parece que le ha pasado algo...

Link: ¿Cómo lo sabe?

Zelda: Solemos hablar todos los días a la misma hora, pero por alguna razón, hace una semana que no sé nada de ella...

Link: Puede que simplemente esté ocupada.

Zelda: No... yo le pedí que fuese a cierto sitio el bosque para buscar un material que necesitaba.

Link: Comprendo.

Zelda: Siento pedírtelo tan de pronto, pero me gustaría que fueses allí a buscarle, temo que haya...

Link: Pero... sin mí con usted, ¿no se encontrará en pelig...?

Zelda: Te lo agradezco la preocupación, Link, pero estaré bien, no creo que vaya a salir del castillo.

Link: No tiene porqué agradecer nada, no dejo de ser suyo, para lo que mande.

Zelda: En la biblioteca encontrarás a Doneal, él te podrá dar un mapa de la zona.

Link: Muchas gracias, su majestad.

Zelda: Buen viaje.


Con el control de Link nuevamente, el jugador deberá salir de la habitación y dirigirse a la biblioteca, dónde se encontrará con Doneal, el anciano encargado de los documentos reales que, tras una conversación, otorgará el Mapa de Farone al héroe, tras esto, se dirigirá hacia la puerta principal del castillo, por dónde podrá ir a la ciudadela.

Ciudadela de Hyrule

La ciudadela es un lugar con varias localizaciones, posee una tienda en la que vender y comprar ciertos materiales y un edificio con juegos de azar; posee tres salidas al exterior, la norte, hacia Hebra, la del oeste, hacia Lanayru, la del este, hacia Farone, y la del sur, hacia Eldin; en este caso, el jugador tomará la salida este que, tras atravesar una llanura, llegará a la Región de Farone.

Región de Farone

La región de Farone consta de un frondoso bosque donde la mayoría de enemigos consisten en Oktoroks, Bokoblins Chuchus, el jugador deberá abrirse paso y consultar el mapa para llegar al Poblado Kokiri, donde se supone viven las hadas junto a estos niños que visten una ropa parecida a la que usa Link, tras explorar el poblado, se dirigirá hacia un pasillo que conducirá al Gran Árbol Deku, tras probarle que está allí por orden de la princesa Zelda respondiendo varias preguntas, estos comenzarán a hablar.

Árbol: ¿Qué le preocupa a la princesa, viajero?

Link: Según parece, lleva tiempo hablando con un hada a través de una piedra sheikah, pero lleva tiempo sin responder y teme que le haya sucedido algo.

Árbol: Hmmm... me temo que solo tenemos una piedra sheikah cerca de aquí, déjame ver ese plano.

Link mostrará el mapa al Gran Árbol Deku, quién, con ayuda de una rama, marcará una equis para señalar el lugar de la piedra.

Árbol: Ten cuidado por el camino joven, pues los bosques y árboles, aún hermosos, son sumamente peligrosos.

Link: Sé lo que me hago.

Árbol: Cualquier cosa por la princesa...

Link: ¿La conoce?

Árbol: He sido testigo de su benevolencia y buena fe en varias ocasiones... asegúrate de aprovisionarte bien, pues la naturaleza no perdona.

Link: Lo tendré en cuenta.

Dicho esto, el jugador tendrá total libertad para moverse, por el poblado Kokiri hay varias instalaciones, así como tienda de materiales, forja y cocina; sin embargo, el objetivo principal seguirá siendo esa piedra sheikah que ha marcado el Gran Árbol, al encontrarla y explorar lo suficiente, Link encontrará un agujero por el que deberá de reptar hasta caer de él, encontrándose en un lugar misterioso y sucio, semejante a una madriguera.

Madriguera del Hombre Topo

El templo consta de una gran cantidad de túneles por los que se reparten enemigos en forma de KeeseChuchus y Seres Topo, enemigos que saldrán de la tierra por sorpresa dejando muy poco tiempo de reacción; al abrirse el suficiente paso a lo largo del laberinto de pasillos, podrá llegar a una sala con un Stalfos en tierra con un extraño casco con cables y luces de colores que, tras un tiempo, se comenzará a levantarse y moverse,hasta que, armado con dos espadas oxidadas, grandes y viejas, arremeterá contra Link, el enemigo usará sus espadas para protegerse de cierta forma, haciendo que solo sea vulnerable a cortes y ataques que vengan desde ciertas direcciones; tras un intenso combate y derrotarlo, se abrirá una sala donde habrán dos cofres, que contendrán el Mapa de la Mazmorra y una Honda, que permitirá al jugador activar ciertos interruptores y hacer caer estalactitas sueltas, sin embargo, necesitará Piedras para poder usarlas como munición; tras atravesar unas cuantas puertas con aspecto mecánico y conseguir la Llave del Jefe, el jugador por fin entrará a una gran sala.


La habitación contiene en una pared una especie de contenedor de cristal con un hada agarrada por unos brazos mecánicos por las alas, impidiéndole el movimiento, además, de vez en cuando sufría descargas eléctricas.

Link: ¿Joli?

Joli: ¿E... eh?

El hada fue capaz de observar al hyliano que tenía delante armado con espada y escudo, sintiéndose aliviada de alguna manera.

Joli: Tú... ¡no eres uno de esos tipos sucios y siniestros!

Link: Vengo... vengo de parte de la princesa Zelda.

Joli: ¡¿S... su majestad os envía?!

Link: Parecía tener razón al decir que estabais en peligro... así que...

El hada comenzó a llorar de la emoción.

Joli: Pensaba que... iba a acabar muriendo aquí sola...

El caballero se lanzó contra el contenedor de cristal con la esperanza de romperlo, sin embargo, antes de llegar a él, un gran estruendo comenzó a sonar, después, un gran taladro salió del suelo con un hombre bajito y regordete, vestido con una bata blanca sucia y unas grandes gafas redondas y negras, ante la presencia de ese hombre, Joli comenzó a temblar

Joli: Es... él.

Link: ¿Él?

Ivell: ¡Yo, Ivell, el rey del subsuelo y...! oye... ¡¿tú quién se supone que eres?!

Las lentes del hombre comenzaron a emitir un brillo semejante al que hacían las de la princesa, esto llamó la atención del Hyliano.

Link: Eso es... como lo de la princesa.

Ivell: Hmmm, un hyliano corriente, no creo que fueses de utilidad...

El hombre se volvió a sentar en la cabina de su taladro y comenzó a accionar los controles, haciendo que la máquina comenzase a funcionar.

Ivell: ¡Pero no puedo permitir que alguien como tú acabe con la fuente de energía y magia más grande que he tenido en años!

Link: Eso quiere decir que Joli está prisionera por tu culpa.

Ivell: ¿Y?

Link: Has puesto triste a la princesa.

El caballero se preparó con su espada y escudo para castigar al ser que había puesto en tal estado a su protegida.


Ivell, el Extraño Rey del Subsuelo

Ivell siempre estará montado en su taladro, que se dedicará a recorrer la escena con la esperanza de golpear a Link, el jugador deberá usar la honda para lanzar piedras a la cabina de la máquina y luego golpear a su enemigo en la cabeza aturdiéndolo, después, escalando el vehículo, deberá comenzar a atacar a espadazos al hombre, tras un tiempo, Ivell pondrá una nueva capota y el proceso se deberá repetir hasta que el enemigo caiga al suelo, soltando un contenedor de corazón y las gafas que portaba.


Link se acercó hacia Ivell con el ceño fruncido y mirada seria, provocando un temor en este que hiciese que comenzase a temblar y recular mientras se esforzaba por no llorar.

Ivell: ¡E... espera, lo siento, lo siento, tengo piedras preciosas, minerales y muchas cosas, seguro que a la princesa esa le encantan!

Link: "La princesa esa..."

Ivell se dio cuenta del error que había cometido con sus palabras al ver la cara del caballero, cuando trató de huir, Link usó su honda para lanzarle una piedra a la cabeza dejándole en el suelo medio inconsciente.

Joli: Guau.

Link: Da gracias a la princesa por mi benevolencia y no cortarte la cabeza.

El caballero agarró las gafas del hombre topo del suelo.

Link: Requisado.

Ivell: Va... vale

Después, el héroe se dirigió hacia la hada encadenada para liberarle, una vez hecho, este se arrodilló ante ella.

Link: Lamento las molestias que pueda haberle causado mi batalla.

Joli: ¡Ha sido alucinante, tú debes de ser ese tal Link, ¿cierto?!

El caballero se ruborizó ante las palabras del hada.

Link: La... ¿su majestad os ha hablado de mí?

Joli: ¡Como para no hablar de ti, empezaba a pensar que solo era un protagonista de un libro de aventuras o algo!

Link: B... bueno, el caso es que vengo de parte de la princesa Zelda Bosphoramus Hyrule para acompañarla al castillo real.

Joli: ¡Sería un honor!

El hada decidió resguardarse en el gorro del héroe, a este no parecía importarle, así que se dirigió a la entrada de la mazmorra y salió, emprendiendo su camino de nuevo hacia el Castillo de Hyrule para reencontrarse con la princesa.


Con el control de Link, el jugador deberá volver al castillo, atravesando el camino por el que ya pasó antes, sin embargo, a la puertas del edificio, Niord estará yendo nervioso de un lado a otro.

Link: ¿Niord?

Niord: ¡Link, gracias a Hylia que has vuelto, no podíamos comunicarte contigo y la princesa...!

Link: ¡¿Le ha pasado algo?!

Niord: Será mejor que entres...

El jugador irá hasta la habitación de la princesa, encontrándola en camisón tumbada en la cama, con las mejillas rojas y sudando, aunque aún llevaba las gafas puestas.


Link: S... su majestad.

Zelda: Ho... la Link...

Joli: ¡Princesa!

Zelda: ¿E... es...?

Joli: ¡Joli, su majestad!

Zelda: Lo has... conseguido...

Niord: Link...

Link: ...

Niord: Creo que será mejor dejarle descansar... disculpe, su majestad.

Zelda: No es nada... Niord.

Los tres salieron de la sala dejando sola a la princesa sobre su colchón, Link no podía dejar de mostrar preocupación y entristecerse al ver así a su protegida.

Niord: Lleva así desde poco más de que te fuiste...

Link: ¿Y no sabéis qué ha...?

Niord: Ni idea, los médicos no han podido detectarlo.

Joli: A lo mejor os puedo ayudar.

Niord: ¿Cómo?

Joli: Conozco a una médico que vive en una aldea llamada Kakariko... dicen que puede ver es capaz de detectar cualquier enfermedad o alteración en el cuerpo solo con observar al paciente.

Link: ¡¿Sabes llegar hasta ahí?!

Joli: N... no, pero debería ser fácil localizarlo, solo necesitamos un mapa de la zona de Lanayru.

Niord: Seguramente en los archivos de la biblioteca haya alguno.

Link: Niord... siento tener que pedírtelo, pero...

Niord: Tranqui, moriría antes de que le pasase algo.

Link: Eres un buen tío.

Niord: También es mi trabajo, anda, mucha mierda.

Link chocó manos con Niord para después ir hacia la biblioteca y hacerse con el pergamino, tras esto, salió del palacio para dirigirse a la siguiente región, aunque esta vez acompañado por Joli, quién le hará de guía.


El jugador volverá a tener libertad para prepararse por la ciudadela y las instalaciones del castillo, cocinando, comprando y haciendo lo que necesite, cuando termine, podrá salir de la ciudad para adentrarse en la región de Lanayru.

Región de Lanayru

La zona de Lanayru consta de enormer montañas, largos ríos y grandes lagos, Link deberá dedicarse a andar por varios puentes y desfiladeros esquivando o combatiendo Bokoblins, MoblinsChuchus Lizalfos, tras andar un rato y siguiendo el mapa, se encontrará finalmente con la Aldea Kakariko, poblada por varios Sheikah que viven pacíficamente dedicándose a la ingeniería y agricultura, mayormente, el jugador podrá explorar la zona libremente preguntando a los lugareños por la ubicación del laboratorio de la doctora que Joli decía, llamada Impa.

Sheikah: Oh, un hyliano, no mucha gente suele venir por aquí, ¿qué se te ofrece?

Link: Verá... estamos buscando a una mujer médico llamada Impa.

Sheikah: Oh... Impa...

Link: ¿Le ha sucedido algo?

El sheikah se acercó a un barranco y señaló un edificio grande que había a lo lejos.

Sheikah: Se supone que ese es su laboratorio, pero hace días que no la vemos.

Link: ¿Sabéis algo siquiera?

Sheikah: Lo último que dijo es que iba a hacer un experimento con relacionado con los Chuchu y... ahí se quedó...

Link: Comprendo... muchas gracias, ¿sabes cómo puedo entrar ahí?

Sheikah: No creo que debas ir, pero la puerta siempre está abierta, así que...

Rápidamente, Link bajará el acantilado y se plantará delante del laboratorio, para que la gran puerta del edificio se abra en horizontal dejando pasar al cabellero.

Laboratorio de Impa

El laboratorio consta de varias salas interconectadas por ordenadores que deberán ser activados para ir abriendo puertas y activar mecanismos a lo largo del edificio, los principales enemigos aquí son Chuchus de distintos tipos, sobre todo eléctricos; tras un tiempo activando ordenadores, el jugador entrará a una sala circular particularmente grande, con un robot a un lado y una cámara de seguridad, después de que Link mire a la cámara, esta se guardará dentro de la pared, y el Guardián Sheikah se pondrá en funcionamiento, dando batalla al caballero, tras derrotarlo, explotará causando una abertura que mostrará una sala continua, en la que se observa a una mujer alta, esbelta y con el pelo largo y blanco con un mando de control remoto, al ver a Link, se sobresalta y se protege la cara con las manos.

Sheikah: ¡No me mates, no me mateeeeeeeeeeeeeeeeees!

Link: ¡¿Pero qué haces, te das cuenta de que me has intentado matar a base de rayos láser?!

Sheikah: ¡Lo siento, lo siento, hace mucho que nadie venía y creía que eras un Chuchu de esos que querían comerme!

Link: Cómo puedes confundirme con un Chuchu...

Sheikah: No veo bien y las gafas las tengo en otra habitación... y no puedo llegar hasta ella.

Link: ¿No serás tú... Impa?

Impa: S... sí, pero no me pegues, eh.

Link: Te vienes conmigo al castillo.

Impa: Eh... ya, ¿por?

Link: Porque te lo manda la realeza y para compensarme por casi matarme, ¿te parece bien?

Impa: Ay... vaaaaale, ¿qué pasa?

Link: He oído que eres capaz de averiguar enfermedades solo con mirar al paciente, la princesa se encuentra enferma y no encontramos la razón.

Impa: Pero para eso... necesito mis gafas...

Link: Uf... venga, vale, ¿dónde están?

Impa: En la sala del ordenador central...

Link: Vamos... el sitio más difícil de llegar.

Impa: Eh, no construí yo esto, la culpa a los goron que contraté... se dejaron los explosivos aquí y todo...

Link: ¿Tienes bombas?

Impa: Aún me quedan unas cuantas, las guardo en el armario de ahí.

La sheikah señaló un armario empotrado en la pared, tras abrirlo, Link encontrará su siguient objeto, el Saco de Bombas, con diez explosivos dentro, que usará para explotar ciertos caminos bloqueados.

El resto del templo se basará en explotar caminos bloqueados con ayuda de las bumbas, aunque también se añadirá la mecánica de las tuberías, al lanzar una bomba por una tubería, comenzará a rodar por esta hasta llegar al final, donde explotará; tras varias habitaciones, Link por fin llegará a la habitación que buscaba, tras abrir la puerta reventando antes el código de seguridad, abrirá la puerta, haciendo que Impa aparezca detrás de él.


La sala era enorme y con forma circular, con columnas a los lados con cables eléctricos y enredaderas.

Impa: No me ha gustado que empieces a demoler mi laboratorio...

Link: Me temo que era la única opción...¿no entras?

Impa: No, ve tú que eres un hombre grande, fuerte y valiente...

Link: Eres más alta que yo...

Impa: Bueno, las gafas están en el segundo cajón de la izquierda.

Link emitió un suspiro para luego acercarse a la mesa que había frente al colosal ordenador,  abrió el cajón, encontrando un par de lentes rectangulares, el caballero las agarró y se giró para avisar a la sheikah.

Link: ¡Eh, ¿son estas?!

Sin embargo, Impa estaba mirando hacia el techo mientras no dejaba de temblar y poner cara de terror.

Link: ¿Impa?

Impa: Ahí... arriba...

El caballero subió la cabeza, viendo una enorme masa gelatinosa roja en el techo con una especie de cristal en el centro.

Link: Ay va...

Aunque el hyliano trató de correr hacia la puerta, tropezó por el camino, lanzando las gafas hasta la sheikah, quién se agachó para recogerlas y colocárselas.

Impa: ¡Link, confío en ti, ¿eh?!

Link: ¡¿Cómo que?!

La sheikah dio una patada a la puerta, causando que una gran cantidad de escombros cayesen bloqueando la salida, Link, tras esto, no tuvo otra opción que ponerse de pie con su espada y escudo

Joli: Espera... ¿de verdad vas a...?

Link: Como si tuviera opciones...

El chuchu gigante cayó al suelo provocando un estruendo, después se alzó e intercambió miradas con el héroe.

Objetos y armamentoEditar

Objetos equipables de mazmorrasEditar

Objeto Descripción Localización
Botas de Hierro GoT
Las Botas de Hierro permiten aumentar el peso de Link para caminar bajo el aguar o ir contra vientos y poder utilizar el magnetismo de ciertas zonas en su favor. Sótano del Castillo de Hyrule
Honda GoT
La Honda es un arma a distancia que permite aturdir a los enemigos durante un tiempo, impidiéndoles atacar Madriguera del Hombre Topo
Saco de Bombas GoT
El Saco de Bombas permite almacenar explosivos que destruyen ciertas estructuras  y causan daño a enemigos. Laboratorio de Impa

Objetos claveEditar

Objeto Descripción Localización
Mapa de Farone
El Mapa de Farone permitirá una visión total de la zona con el mismo nombre, así como información valiosa sobre habitantes, tesoros y lugares de interés. Biblioteca del Castillo de Hyrule
Gafas del saber
Las Gafas del Saber son unas gafas especiales que permite conocer datos sobre una persona con solo mirarla, inteligencia, fuerza física, estatus social... las portaba Ivell antes de que Link se las quitase como regalo para la princesa Madriguera del Hombre Topo
Mapa de Lanayru
El Mapa de Lanayru permitirá una visión total de la zona con el mismo nombre, así como información valiosa sobre habitantes, tesoros y lugares de interés. Biblioteca del Castillo de Hyrule

PersonajesEditar

Link GoT
Link es el principal protagonista de la historia, un joven hyliano fuerte y valeroso que cambió su vida cuando dejó de estar como gladiador esclavo en un coliseo, cambiando su actitud estoica por una gran confianza en si mismo y en lealtad hacia su protegida, Zelda.
Zelda GoT
La princesa Zelda Bosphoramus Hyrule es la sucesora al trono de Hyrule, una mujer sabia, benévola y muy sensata, según ella, sus gafas poseen una habilidad que le permite observar las almas de las personas, revelando su forma de ser e intenciones, ya sean buenas o malas.
Rey Daphnes
Daphnes Bosphoramus Hyrule es el actual monarca de Hyrule, un hombre mayor y campechano apasionado por la esgrima y con suficientes conocimientos como para gobernar un país, es un hombre muy apegado a su hija y que quiere lo mejor para ella, aunque esto muchas veces choque con los intereses personales de la princesa.
Ganondorf GoT
Ganondorf es el líder de la tribu Gerudo, el primero hombre de la civilización nacido en cien años, ha estado destinado a convertirse en rey de estas y traerlas a una nueva época de prosperidad.
Joli
Joli es un hada con la que la princesa había mantenido conversaciones sobre sus investigaciones durante un tiempo, tras ser rescatada por Link, se une a él en su aventura por curar la enfermedad de Zelda.

EnemigosEditar

JefesEditar

Jefe Descripción Mazmorra
Niso GoT
Niso es un poderoso gladiador que ha dado su vida en el coliseo Ralis, ha sido curtido en mil batallas y posee un cuerpo atlético y enorme que trabaja todos los días. Coliseo Ralis
Comandante Moblin
El Comandante Moblin fue antaño el líder de una manada de monstruos que trató de asesinar a la familida real de Hyrule, pero este fue finalmente capturado, ahora es utilizado como prueba final del examen de caballero. Sótano del Castillo de Hyrule

MaterialesEditar

IngredientesEditar

Ingrediente Propiedades y obtención Localización
Manzana GoT
Las Manzanas son ingredientes básicos para cualquier comida, no aportan ningún efecto especial, se pueden agarrar de los árboles sin mayor complicación FaroneHebra, Lanayru y centro de Hyrule
Carne de ave GoT
La Carne de Ave se obtiene al acabar con animales alados; esta comida al ser cocinada permite aumentar el daño causado. FaroneEldinHebra, Lanayru y centro de Hyrule
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.