FANDOM


Rivers
Rivers Caratula Wii Control
Desarrolladora Dog License Dog License
Distribuidora Silver Cross Silcross
Género Acción-aventura, survival horror y supervivencia
Lanzamiento 30 de Diciembre de 2019
Plataforma(s) Wii Control Icon Wii Control
Motor gráfico Dog License Engine 5.0
Jugadores Un jugador y 12 en el modo multijugador
Clasificación ESRB: M
PEGI: 18
ACB: R18+
CERO: Z

Rivers es un videojuego en tercera persona del género; acción-aventura, survival horror y supervivencia desarrollado por Dog License y distribuido por Silver Cross exclusivamente para la consola Wii Control. Rivers ocupa el motor gráfico más avanzado de Dog License llamado, Dog License Engine 5.0.

Fue anunciado el día 25 de agosto de 2017 en la Fantendo Fun Fair 2017 relatando sobre su argumento y mostrando algunas imágenes. Una semana después de su anuncio se confirmó que su fecha de lanzamiento estaría prevista para el 29 de marzo de 2019. aunque luego el 6 de mayo de 2018 se pospuso que su fecha de lanzamiento sería para el 13 de septiembre de 2019. El 11 de junio de 2019 se informó que Rivers sería nuevamente retrasado para el 30 de diciembre de 2019.

El juego es mucho más realista y cinemático que otros creados por Dog License.

Desarrollo de Rivers Editar

Según Anton Galvin (CEO de Dog License), la idea de un mundo distópico en donde la humanidad desconoce lo que es su territorio por completo surgió a principios de 2016 debido a diversos libros como La Carretera o Los Juegos del Hambre, tomando así inspiración para la creación de un nuevo título (en ese entonces se estaba trabajando en Solid Gold: The Revenge).

El anuncio de un nuevo título de Dog License llegó si no varios meses después de su desarrollo a la F3 de 2017, el 25 de agosto. Mostrando imágenes del nuevo título y la trama del mismo.

Producción Editar

Rivers se estuvo produciendo desde finales de abril de 2017. Aunque esté siendo desarrollada actualmente por Dog License con ayuda de Silver & Company (ahora Silver Cross), esta última compañía desarrolla el movimiento de personajes, la IA y algunas cosas pequeñas del juego, por otro lado, Dog License sólo está trabajando en la historia del juego, actores de voz, motor gráfico y la publicidad del mismo.

Retraso Editar

El 6 de mayo de 2018 escrito en un comunicado, Dog License dijo que Rivers sería retrasado seis meses más, específicamente para el día viernes 13 de septiembre de 2019. Debido a esto, la versión en Nintendo Switch no podrá ser lanzada a causa de la finalización del contrato de Dog License y Nintendo que partía de publicar videojuegos desde el 18 de diciembre de 2016 hasta el 18 de abril de 2019.

Segundo Retraso Editar

El día martes 11 de junio de 2019, Dog License informó mediante su página oficial que Rivers sería retrasado tres meses más con la fecha específica para el 30 de diciembre de 2019. Dog License comunicó dicha noticia lamentando el nuevo retraso del videojuego, textualmente dijeron;

"Lamentamos muy profundamente el nuevo retraso de Rivers, estamos pendientes día a día de sus comentarios en el foro. Nosotros como desarrolladora nos tomamos muchísimo tiempo en crear nuestros videojuegos, Rivers ha estado pasando por un gran desarrollo siendo este el título más ambicioso jamás creado por nosotros. Queremos hacer de Rivers la mejor experiencia para los videojugadores, muchísimas gracias a todos los que a día de hoy siguen esperando como el primer día el lanzamiento de Rivers."

Dog License después de esto confirmó que en la salida del videojuego, los jugadores serán compensados con bonos en el modo multijugador por tres días. Estos bonos del multijugador incluyen; experiencia (esencial para subir de nivel), armas, objetos, ropa, entre otros.

Características y curiosidades Editar

  • Es el segundo juego de Dog License en ocupar el Dog License Engine 5.0
  • A diferencia de otros juegos de Dog License que albergan más de 6 idiomas en tanto textos como diálogos, Rivers sólo alberga 4 idiomas de los que son; Inglés, español latinoamericano, francés y portugués.
  • La arma más modificable de todo el videojuego es el Arco.
  • La IA de Rivers es la más avanzada y mejor hecha por Dog License, siendo esta nombrada como "Dog License IA 2.0". Es posible que sea exclusiva para Rivers.
  • Dog License confirmó el 6 de noviembre de 2017 que será posible una beta del juego enfocado en el modo multijugador para finales de 2018. Esta información se expandió mucho más en la Conferencia Silvax & Company 30-06-18, la cual Dog License detalló y especificó más al respecto de ello.
  • Rivers alcanza una capacidad de 35 GB en la Wii Control.
  • Rivers es el primer juego de Dog License en el que no vendrá un sistema de modos de dificultad (fácil, medio, difícil o realista), según Dog License, Rivers se desarrolla en una dificultad "realista".

Argumento de Rivers Editar

La historia comienza 19 años después de una contaminación que afectó gran parte de la población mundial. Debido a esto, los países han forzado a sus ciudadanos a vivir en zonas de cuarentenas gobernadas por militares. Los militares hacen todo lo posible para mantener a la raza humana viva, por lo que hay estrictas normas de seguridad y las mínimas infracciones pueden conllevar la pena de muerte. Cualquier humano que sea detectado con una mínima infección causada por la contaminación será aniquilado inmediatamente, sin peros ni excusas.

La historia gira en torno a Rebecca, una cazadora y sobreviviente que vive en una zona rural fuera de las grandes zonas de cuarentena, su pueblo, Pradea es uno de los pocos en no ser reconocido por el gobierno como una legítima localidad del país, por lo que no ha podido ser posible crear una zona de cuarentena allí. 17 años después del incidente, una facción se reveló contra el régimen del país e implantó un nuevo semi-grupo de exploración que se dedica a la recolección de objetos, información y por supuesto, encontrar una solución para el mundo.

IA (Inteligencia Artificial) Editar

  • Enemigos reaccionarán a su entorno: Los enemigos se aprovecharán de los elementos del entorno para protegerse, a la par que elaborarán sencillas estrategias de combate para tomarnos desprevenidos por la espalda. Si descubren que no nos quedan balas, correrán a por nosotros con mayor decisión; y si ven que tienen todas las de perder, huirán y se esconderán esperando poder sorprendernos más adelante. Si sorprendes a un enemigo por detrás y lo amenazas, éste se rendirá y pedirá clemencia por su vida.
  • Reacciones inesperadas: Hay una gran libertad de acción y soberbia inteligencia artificial de los enemigos. Nunca sabes cómo reaccionarán, y eso, jugablemente, abre un sinfín de posibilidades en el juego.
  • Realismo en el entorno: El entorno del jugador está lleno de vida. Cuando pasemos por algún lugar fuera de las zonas de cuarentenas, podremos encontrar personajes que podrán pedir nuestra ayuda o no. Muchas veces estos personajes aleatorios podrán intentar robarnos o matarnos.

Capítulos de Rivers Editar

Rivers cuenta con un total de 8 capítulos, desde el prólogo hasta el epílogo. Se desconocen los nombres de cada uno de ellos.

Según Dog License, cada dos capítulos estarán divididos en cuatro secciones; la sección de inicio, sección de Rebecca', sección de Natasha y la sección del final. Estos capítulos inician (en el orden cronológico de Rivers) en diciembre de 2079 y finalizan en junio de 2080.

Jugabilidad de Rivers Editar

Combate Editar

Rivers BETA 1

Cubrirse de ataques de enemigos, en la BETA Multijugador de Rivers.

Una característica del videojuego es el "sigilo versátil y dinámico" que permite diferentes tipos de estrategias y técnicas que el jugador puede usar en cualquier momento dado al acercarse a una nueva situación, ante la cual los enemigos reaccionarán de manera diferente. Todo tipo de peleas de Rebecca contra enemigos o infectados son violentas y brutales alcanzando el mayor nivel gráfico y de realismo.

Otro tipo de combates son las ejecuciones, cuando Rebecca porte algún arma podrá ejecutar a sus enemigos de las formas más violentas posibles.

Equipamiento y objetos Editar

Los objetos en Rivers son esenciales debido a que puedes conseguir una variedad de ellos y elaborar cosas mejores para la supervivencia tanto de Rebecca como de Natasha.

Muchos de estos objetos se pueden encontrar en las casas abandonadas de diversos pueblos o ciudades la cual exploraremos a lo largo de la historia, estos objetos también nos servirán para fabricar curaciones a heridas de Rebecca o Natasha.

Supervivencia Editar

Rebecca Rivers

Rebecca en peligro de muerte por un cazador.

Los infectados son los enemigos más hostiles que se podrán encontrar. Están esparcidos por todo el mapa disponible de Rivers, muchos albergan diferentes grados de infección pasando de la más menor hasta la más mayor y última la cual el peligro es extremo. Los infectados no son los únicos enemigos en el juego, también los militares y cazadores serán enemigos que interrumpirán el viaje de Rebecca y Natasha por Omegidian.

Armas Editar

Anexo: Armas de Rivers Editar

La configuración predeterminada permite apuntar y disparar fácilmente sin necesidad incluso de haber visto los objetivos. El auto-apuntado puede desactivarse para aumentar la dificultad y realismo de la experiencia de juego. Las armas son ruidosas. Para situaciones sigilosas, se recomienda usar cuchillos arrojadizos o el arco y flechas. Los personajes no jugable/NPC's podrán oír los disparos, incluso si no están cerca.

Caza Editar

Anexo: Animales en Rivers Editar

Zorro Rivers
La caza es una actividad fundamental para la supervivencia en Rivers; proporcionando alimentos, materiales y una fuente de ingresos. A pesar de no ser un juego de mundo abierto, a lo largo de la historia y lugares podrás encontrarte con una multitud de animales de los cuales tendrás que cazar para restaurar salud y resistencia en Rebecca y/o Natasha.

La elección del arma y la colocación de los disparos también son muy importantes y afectarán la calidad de la carne y la piel, lo que a su vez afecta el precio que los comerciantes pagarán por ellos. Deberás asegurarte de elegir el calibre correcto del rifle para el tamaño del animal que tengas que cazar, o dominar el uso del arco para una muerte tranquila y limpia. Si las presas se lesionan, intentarán escapar, obligando a los jugadores a rastrearlos.

Personalización Editar

Personalización Rivers Multijugador

Personalización del jugador en el modo multijugador de Rivers.

En el juego, el jugador tiene la opción de personalizar el vestuario y la apariencia de Rebecca. Hay una gran variedad de ropa disponible de la que se podrá encontrar en casas abandonadas o crear a base de pieles de animales.

La elección de la ropa también afecta a la jugabilidad. Se necesitará ropa de abrigo para zonas heladas, o ligeras camisas para las calurosas. Si no se toman medidas, la diferencia de temperatura afecta a la resistencia del jugador.

Esta opción también estará disponible en el modo multijugador de Rivers y también lo estuvo en la beta del juego, es una opción importante y primordial al caracterizar tu personaje.

Habilidades Editar

Las habilidades son parte importante en la jugabilidad, habilidades como; el sigilo, fuerza, resistencia y la capacidad pulmonar (sub-habilidad derivada de la resistencia) son esenciales e importantes en Rebecca y Natasha. Cada habilidad puede ser mejorada hasta el 100%.

Sigilo Editar

El sigilo es una habilidad que ayudará a Rebecca y Natasha a desplazarse sigilosamente para evitar que sean detectadas en misiones específicas, también es usada en la caza para evitar que los animales huyan.

Fuerza Editar

La fuerza es una habilidad que ayuda a nuestras protagonistas a realizar con mayor eficacia golpes en un combate cuerpo a cuerpo.

Resistencia Editar

La resistencia es una habilidad de Rebecca y Natasha, ayuda a las protagonistas a nadar o correr sin apenas esfuerzo.

Capacidad Pulmonar Editar

La capacidad pulmonar es una sub-habilidad derivada de la resistencia, se puede mejorar hasta el 50%. Sirve para aguantar la respiración a la hora de nadar debajo del mar.

Personajes Editar

Principales Editar

  • Rebecca - Es la protagonista del juego. Rebecca es una sobreviviente de la Contaminación Mundial del 2060 y se radica en uno de los pocos territorios sin zona de cuarentena llamado Pradea. Es una chica amargada y seria que trabaja de la caza y venta de animales, así también como en el contrabando de armas y objetos.
  • Natasha - Es la segunda protagonista del juego. Natasha es una chica de ascendencia alemana y danesa de aproximadamente trece años de edad. A pesar de su corta edad, ella es una chica muy madura e inteligente. Nació después de lo sucedido en el 2060 y pasó toda su vida en un Centro de Niños y Adolescentes de la facción y resistencia, Honor Dorado.

Antagonistas Editar

  • Markus - Es el antagonista del juego. Markus es el líder del grupo de los neonazis en Rivers. De nacionalidad sueca y de mentalidad voraz, es un superviviente de la Contaminación Mundial del 2060.
  • Karoline - Es la antagonista del juego. Karoline es la mano derecha de Markus en el grupo de los neonazis. Compartiendo la misma ideología, su plan es expandir el nazismo por toda Europa aboliendo la democracia (de aquellos pocos países europeos que permiten la democracia) y declarando estados totalitarios y unipartidistas en todo el continente.
  • Andreu - Es un antagonista secundario del juego. Andreu es el líder y fundador de la peligrosa Secta de los Devistas la cual han atemorizado a la población de Omegidian.

Secundarios Editar

  • Alan - Es un personaje secundario del juego. Alan es un chico belga, contrabandista y de un humor bastante sucio, es conocido por toda Omegidian como un tipo de negocios duro y convincente. Él trabaja junto a Rebecca en el mercado negro desde años.
  • Joseph - Es un personaje secundario del juego. Joseph es el sub-líder/vicepresidente del grupo Honor Dorado. Se le conoce en el juego porque Rebecca ha negociado con él incontables veces y Alan le tiene intenso odio.
  • Arjen - Es un personaje secundario del juego. Arjen es un estafador y contrabandista conocido por sus incontables lavados de dinero, evasión impuestos y firmas de "cheques en blanco". Tiene un grupo de guardaespaldas en la zona oeste de Omegidian, zona en la que operan Rebecca y Alan.

Menores Editar

  • Cárter - Es un personaje menor del juego. Cárter es un contrabandista francés líder del contrabando en la zona este de Omegidian. Tiene una gran afinidad hacia los líderes de la zona oeste del país, Rebecca y Alan.

Botones (Wii Control) de Rivers Editar

  • A: (agacharse)
  • B: (saltar)
  • Y: (golpear)
  • X: (interactuar; como en diálogos opcionales con personajes o en curaciones con el botiquín)
  • Select: (acceso rápido al menú de ayuda)
  • Start: (acceso al menú de opciones)
  • Dos pad analógicos: (movimiento de Rebecca y Natasha, movimiento del entorno) (con el segundo pad analógico se puede escoger un arma si se mantiene apretado algún botón de la cruceta de control)
  • Cruceta de control: (mientras se mantiene cualquiera de estos botones se accede al inventario de armas)
  • RL: (mientras se mantiene este botón, Rebecca y Natasha podrán correr)
  • RR: (en pleno combate, puedes hacer una muerte brutal manteniendo este botón)
  • Left: (al mantenerse se puede apuntar a algún objeto con cualquier arma)
  • Right: (disparar)
  • Pantalla táctil: (acceso rápido al menú de inventario y elaboración)

BETA Multijugador Editar

Rivers BETA Editar

Dog License en un comunicado desde su página oficial el 6 de noviembre de 2017 confirmó que sería posible una beta del videojuego Rivers enfocado en el modo multijugador, esto se expandió mucho más en la Conferencia de Silva & Company del 30 de junio del 2018 la cual, Dog License mostró un gameplay de 15 minutos, imágenes y nueva información.

La beta de Rivers se lanzó de forma digital el 18 de diciembre de 2018 desde la Wii Control Online Service y finalizó su servicio el 30 de enero de 2019. Aproximadamente, hubo un total de 5,8 millones de usuarios registrados.

Lugares Editar

  • Omegidian (País y lugar principal en el juego)
  • Amberes (Es mencionado en el juego)
  • Unión Escandinava (Será el país principal de dos capítulos en el juego)
  • Pradea
  • Sambrera
  • Darén (Es mencionado en el juego)

Ediciones Especiales Editar

Además del videojuego presentado de forma individual, también habrá una edición especial a un costo de 50 dólares/40 euros.

Acceso anticipado Editar

Este podrá ser descargado con un costo de 15 dólares/13 euros un día antes del lanzamiento de Rivers, en él contiene;

  • Atuendo elegante para Rebecca y Natasha
  • Pack de todas armas legendarias (con un mayor daño) para el modo multijugador.

Ultimate Edition Editar

La Ultimate Edition trae consigo el mismo contenido que el del acceso anticipado junto con más extras;

  • Atuendo elegante para Rebecca y Natasha
  • Pack de todas las armas disponibles para el modo multijugador.
  • Libro de Arte físico de Rivers (contiene toda la información sobre los sucesos ocurridos antes de Rivers) (contiene 56 páginas)
  • Bonificaciones de nivel en el modo multijugador
  • Mapa físico de Omegidian
  • Libro físico de Rivers (contiene información biográfica e imágenes sobre todos los personajes de Rivers) (contiene 23 páginas)
  • Figuras físicas de Rebecca y Natasha
  • Póster de Rebecca
  • Póster de Natasha
  • Póster de Rivers

Galería Editar

Premios Editar

Trofeo - Mejor videojuego de acción
Trofeo - Mejor videojuego de acción

Este artículo ha ganado el premio a mejor videojuego de acción del año 2017 en los Fantendo Awards.
¡Impresionante!

Dog License Logo 2020


Dog License Sound


Rivers

(2017-2019)

Rivers se desarrolla en un mundo distópico del año 2079 y 2080 en el que el 85% de la población mundial ha sido infectada por un virus parásito provocado por una contaminación mundial en el año 2060, debido a esto, los actuales habitantes del mundo han tenido que refugiarse en zonas de cuarentenas designadas por cada nación. La más mínima infracción a las leyes puede ser penada con la muerte.

Omegidian, país en donde transcurre la trama del juego, se ubica en Europa, en los países de Bélgica, Países Bajos, y Alemania.

Todo lo que verás a continuación tiene un alto nivel en críticas hacia la sociedad actual, creencias religiosas, política, discriminación y también una agresividad y violencia de alto nivel gráfico. Comprendemos la gravedad del asunto al agregar esto, pero a su vez, consideramos que agregarlo es de suma importancia para entender la historia de Rebecca y el mundo que la rodea.

Dog License (2019)

Instrucciones a la hora de leer:

  • El color azul en cada capítulo refleja el manejo del personaje de Rebecca en él.
  • El color rojo en cada capítulo refleja el manejo del personaje de Natasha en él.
  • El color amarillo aparece cuando Rebecca o Natasha encuentran un objeto importante.
  • Cada personaje dentro de la historia tendrá acciones las cuales se pueden ver interpretadas con guiones, ejemplo: "-se ríe sarcásticamente-".


Rivers Logo

Editar

Invierno de 2079, Pradea

-Sonidos de disparos y de aves volando rápidamente-

Alan: ¡Hey!

Rebecca: Cielos, ahí estás. Dijiste que llegarías a las 8 y mira qué hora es.

Alan: Bueno, ya estoy aquí.

Rebecca: Para la próxima procura llegar más temprano.

Alan: Tranquila muñeca, para que te quites el mal humor te he traído buenas noticias.

Rebecca: ¿Ah sí? Cuéntamelas. -con un tono sarcástico-

Alan: Pude negociar por fin con Cárter, ahora tenemos más raciones de invierno que otros.

Rebecca: Cárter... ¿Y qué con su amiguito? ¿Aún sigue con vida?

Alan: No seas graciosa.

Rebecca: Ja, ja. -risa sarcástica-

Rebecca: ¿Y qué tal fue la negociación?

Alan: La verdad fue bien, demasiado diría yo. Tiene clase el tipo.

Rebecca: Ya sabes que los franceses son así.

Alan: Sí, como sea.

Alan: Bueno, ahora tenemos que hablar de un tema serio, baja el arma y escúchame.

Rebecca: Lo hago.

Alan: ¿Recuerdas a Arjen? El que nos debía nuestra mercancía.

Rebecca: ¿Sí?

Alan: Pues el muy astuto no murió, Ellen me dijo que estaba vivo y fuimos hacia su "refugio" en Bergen op Zoom, y sí, aún sigue con vida y con muchos aliados al parecer.

Rebecca: ¿El hijo de puta aún con vida? Si su muerte apareció hasta en el periódico.

Alan: Otro más que escoge la salida fácil.

Alan: Bueno Rebecca, ¿qué dices? la ciudad está cruzando el río.

Rebecca: Espera un momento, ¿los militares han vuelto a la zona?

Alan: ¿Te refieres a la Aduana?

Rebecca: Sí.

Alan: Mierda, no pensé en eso.

Alan: Tendremos que pasar, supongo.

Rebecca: ¿No conoces otro camino?

Alan: Ahora que recuerdo, sí.

Rebecca: Pues vamos por ese camino.

Alan: Vale, sígueme.

Bosque de Pradea Rivers

Alan: -suspiro-

Alan: Aire fresco, lo que más extrañaba.

Alan: Vaya. ¿Aún recuerdas esta zona?

Rebecca: Sí, solía venir con mi padre frecuentemente.

Alan: Pues, de joven nunca tuve la oportunidad de salir del país.

Rebecca: Sí...

Alan: Hubiese sido genial visitar Bruselas.

Rebecca: Ya lo has hecho.

Alan: Lo sé, pero no es lo mismo como antes.

Rebecca: Entiendo.

Alan: Hubiese sido bonito.

Rebecca: Sí...

Alan: Bueno, no importa.

Alan: Sigamos avanzado.

Rebecca: Vale.

Rebecca y Alan: -se dirigen hacia su refugio contrabandista-

Alan: Vamos, entra. -abre la puerta-

Rebecca: -entra al refugio-

Alan: Dios, esta madera sí que pesa demasiado. -cierra la puerta-

Rebecca: Bueno. Nuestras cosas aún siguen tal y como las dejamos.

Alan: Sí, agarra tu mochila y todo lo demás.

Rebecca: -agarra su mochila, pistola y máscara antigás-

Rebecca: Sólo... ¿4 balas?

Alan: Es lo único que tenemos. Vamos, la ciudad está casi abandonada. Los únicos habitantes actuales son Arjen y sus aliados.

Alan: Es más que obvio que podrás encontrar munición.

Rebecca: Sí, supongo.

Alan: Sólo has que cada tiro cuente.

Rebecca y Alan: -cierran la puerta del refugio-

Alan: Uff, bueno. El viaje es largo, más de 3 puentes los que hay que cruzar.

Rebecca: Sólo vamos hacia allá.

Capítulo 1 Editar

El viejo amigo Editar

-Al entrar en Bergen op Zoom-

Rebecca: Mierda, esto sí que parece una puta ciudad fantasma.

Alan: Pareces como si no hubieses visto una desde hace años.

Rebecca: Sólo son pueblos los que he visto, se supone que esta era una gran ciudad.

Alan: Exacto, "lo era". La fábrica en la que reside actualmente Arjen está cerca.

Rebecca: Te sigo.

-en la fábrica de Arjen-

Alan: Mira, allí está ese hijo de perra.

Rebecca y Alan: -observan a Arjen-

Rebecca: Mierda, se está alejando.

Alan: Tranquila muñeca, no se irá a ninguna parte. Este es el único lugar en el que él puede estar a salvo, si lo ven otros contrabandistas claro.

Rebecca: Bueno, vamos.

Rebecca: -asfixia a uno de los aliados de Arjen-

Rebecca: Vamos, dirígete hacia Arjen. -le susurra a Alan-

Alan: Sí.

Alan: Conque ahí estás hijo de perra.

Arjen: ¡Oh mierda! ¡Dash, llama a los demás!

Rebecca: ¡Mierda Alan, tenías que ser más sigiloso!

Alan: ¡Tranquila, tengo un plan para esto, solo sígueme!

Rebecca: ¡Por dios! -sigue a Alan-

Arjen: ¡Oh dios! -corre-

Alan: ¡No te vas a escapar otra vez, Arjen! -corre hacia Arjen-

Rebecca: -dispara hacia sus aliados-

Alan: ¡Rebecca, ven!

Rebecca: ¡Que ya voy!

Arjen: ¡Dios! ¡Ábrete puta puerta de mierda!

Alan y Rebecca: -encuentran a Arjen-

Alan: ¿Hacia donde ibas, viejo amigo?

Arjen: -suspiro profundo-

Arjen: Agh... Mierda. -susurrando-

Arjen: Hola amigos, tanto tiempo ha pasado. ¿no?

Alan: Sí, mucho tiempo. Hey, espera. ¿tú no deberías estar enterrado ya? -en tono sarcástico-

Arjen: Sí, bueno. Ya sabes, los cementerios en un mundo de mierda como este ya no hay, jeje.

Alan: Eso lo dudo mucho, ¿te gustaría conocer alguno?

Arjen: ¡La verdad es que no! -intenta escapar-

Rebecca: -le golpea en el tobillo con un bate-

Alan: ¿Decías?

Arjen: ¡Mierda, mierda, mierda! ¡Lo que sea que hayan dicho de mí es pura mentira! ¿¡Vale!?

Alan: Mentira... ¿Nos dirás que fingir tu muerte es sólo una mentira?

Arjen: ¡Vale, vale! Me habré pasado un poco con eso.

Alan: Vale, vale. Deja de llorar. Estamos aquí por la mercancía que nos debes hace prácticamente... ¡Más de dos putos años!

Alan: Años en los que supuestamente estabas "ya descansando en paz".

Alan: Maldito mentiroso de mierda.

Arjen: -tose fuertemente en la cara de Alan-

Alan: ¡Ay, dios! ¡Qué puto asco, imbécil! Agh.

Arjen: Mierda, chicos.

Alan: ¿Mierda, chicos? ¡Ya dinos de una maldita vez donde está lo que nos debes!

Arjen: ¡Vale, vale! Tuve que negociar con la gente del Honor Dorado, ¡maldita sea! ¡ya déjenme en paz!

Alan: ¿Dejarte en paz? ¿¡Después de que les diste algo nuestro a los malditos de esa facción!?

Arjen: ¡Lo siento, de verdad! Era yo o ellos.

Alan: Pues debiste pensarlo dos veces antes de querer negociar con nosotros.

Arjen: ¡Por favor! Dicha mercancía dudo que la hayan utilizado, oí que la facción ya se está decayendo poco a poco.

Alan: ¿¡Qué mierda quieres decir!?

Arjen: Podríamos ir a una de sus sedes en Amberes y robar todo su armamento. ¡Vamos! ¡Sería lo más fácil del mundo!

Alan: -mira a Rebecca-

Rebecca: Adelante.

Alan: Arjen, viejo amigo. Te extrañaremos.

Arjen: ¿Qué?

Alan: -le dispara-

Rebecca: ...

Rebecca: Bueno, ¿y entonces?

Alan: La verdad no sé, Rebecca. No tengo nada en mente.

Alan: Simplemente... La perdimos.

Rebecca: ¿Tienes idea de cuanto trabajo nos costó para todo eso?

Alan: ¡Sí, lo sé! Lo sé, mierda. Ya no hay nada más que hacer. Estamos bien así, ¿okay?

Alan: No jodas, por favor. Amberes, por dios. Dicha ciudad está repleta de militares. Ni yo mismo entiendo el por qué no logran capturar a todos los del Honor Dorado.

Rebecca: Sí. Bueno, qué más da. Volvamos a Pradea.

Joseph: Creo que no tendrán que buscarlos tan lejos.

Alan: ¿Pero qué?

Rebecca: Y hablando del Honor Dorado.

Joseph: ¿Qué hacen aquí ustedes?

Alan: Negocios.

Joseph: Sí, ustedes son unos empresarios muy buenos.

Alan: Te ves perdido, ¿se te perdió la otra parte del país?

Joseph: Para que sepas, estamos en el mismo país.

Alan: Claro, dos belgas y un neerlandés.

Joseph: Y para que sepas, estás pisando territorio de lo que fue mi país.

Alan: Mira puto dorado, no estamos para juegos por el momento.

Joseph: Los escuché hablando de una tal mercancía de Arjen.

Alan: Sí, por lo visto eres muy entrometido.

Joseph: Para que sepas, aún tenemos esa mercancía. ¿La quieren de vuelta? Pues se las devolveré.

Alan: Jajaja. Rebecca, ¿qué opinas de esto? -en tono burlesco-

Rebecca: ...

Rebecca: Bueno, estoy enterada de que los militares han estado limpiando la zona, tanto de gente infectada como de contrabando. ¿Cómo sabemos que las tienes exactamente?

Joseph: Sí, tienes razón. Te las mostraré. Tenemos un campamento muy cerca de aquí.

Rebecca: Vale.

Alan: ¿Qué? ¿Rebecca, es en serio?

Rebecca: Sólo vamos, Alan.

Alan: Dios, no puedo creer que hagas caso a esto.

El Honor Dorado Editar

-Al salir de Bergen op Zoom-

Joseph: Nuestro campamento debe estar por algún lado.

Alan: ¿Algún lado? ¿Es en serio?

Joseph: Aquí está, siganme.

Rebecca: Vale.

Rebecca y Alan: -siguen a Joseph-

Rebecca: Hey, ¿por qué te detienes?

Joseph: Oh no...

Rebecca: ¿Qué?

Joseph: Camill, Frank, Marco... -observa sus cuerpos asesinados-

Alan: ¿Qué demonios?

Rebecca: ¿Ellos eran de tu facción?

Joseph: Todos ellos... Lo eran. -en tono triste-

Alan: ¿Qué demonios les pasó?

Rebecca: Mmm... Son heridas de bala, mira el cráneo de ese tipo.

Alan: -observa a Marco-

Rebecca: De seguro fueron víctimas de los cazadores, ¿había más gente contigo o sólo eran ellos?

Joseph: Sólo eran ellos...

Rebecca: Ya veo.

Joseph: Maldición, cada mes perdimos más de nuestra gente. Ya casi nadie cree en nuestro grupo. -en tono triste-

Alan: ¿Y entonces?

Joseph: El camino con ellos sería mucho más fácil para llegar hacia su mercancía.

Rebecca: Espera, no me digas que no sabes donde está nuestra mercancía.

Joseph: ¡Sí sé, maldición! Lo que digo todo el armamento que ellos tenían nos hubiesen servido de utilidad.

Rebecca: Sí, por lo visto le robaron todo lo que tenían.

Alan: ¿Y entonces, qué pasará con nuestra mercancía?

Joseph: Lo otro será que me sigan hacia Oude Molen.

Alan: ¿Oude Molen? ¿Y eso qué es?

Rebecca: Es un pequeño pueblo, y sí, escuché que en el estadio de allí hay una base del Honor Dorado.

Alan: ¿Y está muy lejos?

Rebecca: No tanto, es casi media hora o menos de viaje a pie.

Joseph: ¿Y si se apuran?

Rebecca: Okay.

Alan: Vamos.

-al llegar a Oude Molen-

Alan: ¿Ese es el estadio, no?

Rebecca: Ya es casi imposible de ver con los innumerables árboles que hay.

Alan: ¿Cómo hacen para saber que es su base si casi no se logra ver?

Joseph: Tenemos carteles que ponemos en zonas específicas. Carteles de color anaranjado para ser exactos.

Rebecca: ¿Como ese, no? -señala a un cartel anaranjado-

Joseph: Sí.

Joseph: Entren antes de que alguien más los pueda ver.

Alan: ¿Quién nos va a ver? Aparte de tu facción.

Joseph: Solo entren.

Alan: Vale.

Rebecca y Alan: -entran en la base-

Joseph: ¡Mark!

Mark: ¿Eh? Dios, Joseph.

Mark: Hemos estado esperándote, ¿y los demás?

Joseph: Camill, Marco y Frank murieron.

Mark: ¿¡Cómo!?

Joseph: Los asesinaron los malditos cazadores. Aunque de suerte pude encontrar a los contrabandistas.

Mark: Ya veo.

Mark: Rebecca y Alan, la pareja inseparable. ¿Qué hacen aquí? ¿Por qué los trajiste, Joseph?

Joseph: Mark, tenemos que hablar. Y en privado.

Mark: Vale.

Joseph: Rebecca, Alan. Espérennos aquí, vendremos en seguida.

Rebecca: Okay. -cruza sus brazos-

Alan: Y bueno... ¿Cuándo es el próximo envío?

Rebecca: Creo que lo veremos en agosto, tengo que contactar con Anthony y ver todo eso.

Alan: Vale.

Rebecca: Creo que no veremos a los demás por un largo tiempo.

Alan: ¿Por qué lo dices?

Rebecca: Joseph quiere algo a cambio de la mercancía, lo sé, lo conozco muy bien. No regala todo de una vez. Estoy segura de que querrá un gran favor.

Alan: La verdad Joseph jamás me ha caído bien, es un inútil.

Rebecca: ¿Lo dices solo porque está en el Honor Dorado y es neerlandés?

Alan: Creo que sí...

Rebecca: Sí, te entiendo.

Rebecca: La verdad, gente como él, con esa mentalidad, solo sirve para pudrirse aún más estando vivo.

Rebecca: Aunque bueno, es decisión de él. Qué más da.

Joseph: ¡Eh, chicos!

Alan: Ahí está.

Joseph: Acompáñenme a ver nuestra mercancía.

Alan: Querrás decir "nuestra mercancía". -refiriendo a él y Rebecca-

Rebecca: Vale, déjalo, solo vamos.

Alan: Dios, okay.

Rebecca y Alan: -siguen a Joseph-

El trabajo sucio Editar

Rebecca: Vale Joseph, ¿qué exactamente vamos a tener que pasar por contrabando?

Joseph: ¿Eh?

Rebecca: Te conocemos muy bien, no regalas nada. Siempre pides algo a cambio.

Joseph: Ah, sí, pues a eso vamos.

Rebecca: Vale... -tono desconfiada-

Joseph: Natasha, ven aquí.

Natasha: ¿Sí?

Joseph: Como acordamos, aquí están los contrabandistas.

Natasha: ¿Qué? Dijiste que solo era uno.

Alan: Bueno, realmente está mu-

Joseph: El otro tuvo solo un pequeño problema y no podrá acompañarte. -refiriéndose a Arjen-

Rebecca: Espera, ¿estás diciendo que vamos a pasar a ella de contrabando? -en tono desesperada-

Joseph: Claro.

Rebecca: Mira amigo, de suerte hemos salido del país con armas potentes, ¿y quieres que llevemos a una persona?

Rebecca: Y para empezar, ¿dónde está nuestra jodida mercancía?

Joseph: Está más allá.

Alan: No haremos un carajo hasta no verla.

Joseph: Dios. Okay, Alan, tú me acompañarás.

Joseph: Natasha, tú mantente cerca de ella, ¿está bien?

Natasha: Pero...

Joseph: ¿Está bien?

Natasha: Sí.

Alan: Hey, ¿en serio crees que sea una buena idea? -le susurra a Rebecca-

Rebecca: La verdad no, pero mierda, es nuestra jodida mercancía, todo el armamento de allí lo vamos a tener de vuelta.

Alan: Vale, tú dirígete hacia el refugio del túnel noreste en Lepelstraat, no tardaré.

Rebecca: Ash, vale.

Rebecca: No puedo creer que nos hagas pasar por esto, no somos de tu jodido club de exploradores, Joseph.

Joseph: No desperdicies esto, Rebecca. -la mira fijamente-

Alan: ¿Que no me ibas a mostrar la mercancía?

Joseph: Sí, vamos.

Rebecca: Como sea. -susurra-

Natasha: ...

Rebecca: Tú, mantente cerca. -refiriéndose a Natasha-

Natasha: Tú eres la experta aquí, yo solo te sigo.

-A las afueras de Oude Molen-

Natasha: Y bueno... ¿A dónde exactamente vamos?

Rebecca: A un pueblo, muy cerca de aquí.

-Al llegar a Lepelstraat-

Natasha: Vaya... ¿Y la gente?

Rebecca: Nadie vive aquí.

Natasha: ¿Y entonces cómo conoces este pueblo? ¿Lo usas para contrabando?

Rebecca: Eres muy lista por lo que veo.

Natasha: Está bien...

Natasha: ¿Y a dónde exactamente vamos?

Rebecca: ¿Ves ese edificio anaranjado de allí?

Natasha: Sí.

Rebecca: Vale.

Natasha: Y... ¿Cómo entrarás?

Rebecca: Ash... -suspiro-

Rebecca: Yo sé cómo, tú sígueme.

Natasha: Eso hago.

Rebecca: Maldita niña. -susurrando-

-Al entrar a una de las habitaciones del Túnel Noreste-

Rebecca: Vale. -suspiro profundo-

Natasha: Y bueno, ¿qué hacemos?

Rebecca: Tú has lo que se te venga a la mente.

Natasha: Vale, ¿y tú?

Rebecca: No te preocupes por mí. -se recuesta en un sillón-

Rebecca: No te preocupes por mí. -balbuceando-

Rebecca: Ah, mierda. -se despierta de un sueño-

Rebecca: Dios...

Natasha: ¿Pasa algo?

Rebecca: ¿Qué hora es?

Natasha: Las seis y algo.

Natasha: Te dormiste por un largo rato.

Rebecca: Sí, ya veo.

Rebecca: -suspira-

Rebecca: ¿Eh? -escucha a alguien caminar afuera de la habitación-

Alan: Listo, perdón por la demora.

Rebecca: ¿Y?

Alan: Vi la mercancía, es muchísima.

Rebecca: Por lo que veo, te convenció un dorado.

Alan: No digas esas cosas, sólo quiero recuperar lo que es nuestro.

Rebecca: Vale, ¿entonces?

Alan: Hagámoslo.

Rebecca: Vale.

Alan: Natasha, síguenos.

A las afueras Editar

Rebecca: Escuché que el toque de queda sería ahora mismo.

Alan: Por eso será mejor apurarnos e ir hacia el refugio de los dorados.

Rebecca: ¿Hay algo más que Joseph nos quiera decir?

Alan: Muchísimas cosas, ahora sígueme.

Rebecca: Vale.

-en la base del Honor Dorado-

Rebecca: ¿Qué ocurre, Joseph?

Rebecca: ¿Para qué nos querías?

Joseph: Les tengo que decir cosas importantes ahora mismo.

Rebecca: Hazlo.

Joseph: Tienen que llevar a Natasha hacia Hamburgo, un grupo de dorados están en el estadio de allí, tenemos una base repleta de dorados y no habrán militares presentes.

Alan: Wow, espera. ¿Hamburgo? Eso es cruzando la frontera provincial.

Rebecca: Hey, Joseph. Sabíamos que iríamos algo lejos pero jamás pensamos que tanto, dios.

Joseph: Sólo es un viaje de máximo dos días.

Rebecca: Por dios.

Joseph: Será mejor que pasen por una zona desmilitarizada, la aduana fronteriza está repleta de militares.

Alan: Uff, como si no nos hubiéramos percatado de eso.

Joseph: Háganme este favor y toda su mercancía será entregada.

Alan: La verdad no sé, ¿qué me dices tú, Rebecca?

Rebecca: No me gusta, pero nuestra mercancía nos costó años.

Alan: ¿Entonces?

Rebecca: Creo que podríamos hablar con Cárter al respecto para que nos resguarde a la hora de pasar la frontera provincial.

Alan: Mierda... No creo que esté presente.

Rebecca: ¿A qué te refieres?

Alan: Cárter ni siquiera está en el país, está resolviendo sus "asuntos" fuera de Omegidian.

Rebecca: Mierda. Entonces nuestra única opción es irnos a pie.

Alan: ¿Estás segura? -tono desconfiado-

Rebecca: Sí, eso creo.

Rebecca: Vale, aceptamos. -refiriéndose a Joseph-

Alan: Algo me dice que pronto nos arrepentiremos de esto.

Rebecca: Bueno, hemos hecho viajes más largos, sólo nos tomará dos semanas o algo.

Alan: Dos semanas a pie, vale. -tono sarcástico-

Alan: Espero aguantar.

Rebecca: No seas pesimista.

Alan: Vale, vale, como sea. Vamos a nuestro refugio para estar listos.

Rebecca: Está bien. Joseph, debo suponer que tú también estarás en Hamburgo cuando nosotros lleguemos.

Joseph: No tengo ni idea de cuando llegarán ustedes, pero debo creer que sí. Estaré aproximadamente un mes allí.

Rebecca: Vale. Pues nos vemos en un mes.

Rebecca: Y tú, mantente cerca. -refiriéndose a Natasha-

Natasha: Vale. -en un tono cortante y tímido-

-Los tres se dirigen hacia el refugio contrabandista-

Alan: Estoy dudando un poco en si ir hacia Hamburgo.

Rebecca: ¿Ya te estás echando para atrás, maricón? -en tono humorístico-

Alan: ¡No! No es eso, sólo digo que lo hubieses pensado 10 veces antes de aceptar dicho trato.

Rebecca: No jodas ahora, Alan.

Rebecca: Aceptamos el trato y no hay vuelta atrás, tampoco es que esté tan lejos esa ciudad.

Alan: Es cruzando la provincia, ¿conoces a alguien que cruce la provincia tan fácilmente?

Rebecca: Nosotros hicimos eso 5 veces en este año.

Alan: Y a ti casi te matan por un disparo.

Rebecca: ¡Dios! ¿Quieres hablar de disparos? Genial, ¿qué tal ese disparo que te proporcionó Pagan cuando tú mismo ni sabías... -Es interrumpida por Natasha-

Natasha: ¿Van a seguir discutiendo?

Rebecca: ... -mira a Natasha fríamente-

Alan: Hasta una niñata te hizo callar. -en tono sarcástico-

Rebecca: Yo te voy a callar la boca de plomo si lo deseas.

Alan: Tranquila, muñeca, dios.

Rebecca: Ya, vayámonos de aquí.

-Rebecca y Alan cierran la puerta del refugio-

Rebecca: Dios, ¿y ahora se pondrá a llover?

Alan: Vayámonos, Josef tiene un taller cerca de aquí, puede prestarnos algún vehículo.

Rebecca: Exacto, un vehículo sin gasolina.

Alan: Rebecca, Josef tiene gasolina de sobra.

Rebecca: Que la desperdicia.

Alan: Sólo confía en mí, recuerda que Josef no está muy lejos de aquí.

Rebecca: Ya. ¿Y en donde se refugia ahora?

Alan: En Roosendaal.

Rebecca: Pero que bien, ¡y qué pretendes? ¿irnos a pie? Llegaremos en 2100.

Alan: Tonta, recuerda que aún podemos hacer funcionar el tren. Serían 10 minutos.

Rebecca: ¿A caso sabes cómo carajos hacer funcionar un tren?

Alan: Hay cosas que no sabes de mí.

Rebecca: Ajá.

-Se dirigen hasta la estación de trenes de Bergen op Zoom-

Rebecca: Así que, ¿planeas poner en marcha esto? ¿sabes cuanta electricidad consume?

Alan: Si tan sólo supieses que no es necesaria el consumo avanzado de electricidad, dios, vivimos en un país desarrollado. Bueno, vivíamos en uno.

Alan: Bueno, como decía, no es necesaria el consumo de tanta electricidad.

Rebecca: Okay.

Rebecca: -se fija en Natasha-

Rebecca: ¿Y tú, eres de aquí? -refiriéndose a Natasha-

Natasha: ¿Yo? Ah, no.

Natasha: Bueno, me crié en la otra provincia.

Rebecca: ¿Y de dónde eres?

Natasha: De la Unión Escandinava, creo.

Alan: ¿Qué carajos?

Rebecca: ¿Y cómo hablas neerlandés?

Natasha: Ya te dije, me crié en este país.

Natasha: Bueno, me enseñaron el idioma en el centro de niños.

Rebecca: ¿Del Honor Dorado?

Natasha: Obviamente.

Rebecca: Vaya. Nunca conocí a alguien de por allá.

Natasha: Creo que no hay muchos escandinavos en Omegidian.

Rebecca: En esta provincia querrás decir.

Natasha: Sí, como sea.

Rebecca: ¿Y tus padres?

Natasha: No lo sé, Joseph nunca quiso decirme. Quizás sigan allá, o quizás no.

Rebecca: Supongo que son nazis.

Natasha: Supongo que sí.

Alan: ¡Listo!

Rebecca: ¿Qué carajos hiciste?

Alan: Magia.

Alan: Ya, súbanse rápido.

Rebecca: ¿Qué demonios, Alan?

Alan: Sólo súbanse.

Alan: -comienza a prender el tren-

Rebecca: No veo un carajo en este tren, ¿qué hora debe ser?

Alan: Son las 11 de la noche, creo.

Rebecca: Quizás más.

Alan: Ya, sólo busquen un lugar y siéntense. Llegaremos más rápido gracias a este tren.

Rebecca: Eso supongo. -se sienta y descansa un momento con los brazos cruzados-

Natasha: -se sienta en una banca del tren y descansa-

Capítulo 2 Editar

Roosendaal Editar

-En la Estación de Roosendaal-

Rebecca: -despierta abruptamente-

Rebecca: Dios santo...

Natasha: Tuviste un sueño muy profundo.

Rebecca: -la mira de forma enojada-

Rebecca: Sí, casi siempre los tengo.

Alan: Ya estamos en la estación de trenes.

Rebecca: ¿Hace cuánto hemos llegado?

Alan: Hace 1 minuto creo.

Rebecca: Vaya...

Alan: Bueno, sigamos, aún el camino es largo.

Rebecca: Me lo imagino.

Rebecca: Hace mucho tiempo que no veo a Josef. Y a todo esto, ¿dónde mierda se encuentra su taller?

Alan: A unas cuadras del ayuntamiento.

Rebecca: Está bien, es hora de caminar.

-Cerca del Ayuntamiento-

Rebecca: ¿Dónde carajos se encuentra ahora su taller?

Alan: Bueno, debe estar muy cerca de aquí.

Rebecca: No me jodas.

Alan: Tranquila, muñeca. Sé que está cerca de aquí, él nunca se iría del pueblo, es como su hogar.

Rebecca: Claro. -tono sarcástico-

Natasha: Chicos, ¿no será el taller de por allá? -señala a un taller casi destruido-

Alan: Es el único cerca que hay, probablemente allí viva.

Rebecca: ¿"Probablemente"?

Alan: A Josef o lo veo desde hace más de un año, sólo sé que el vive cerca de aquí.

Rebecca: Ya. -tono cortante-

Alan: Solamente vayamos hacia allá.

-se dirigen hacia ese taller-

Rebecca: ¿Este es su "taller"?

Alan: Ya sabes que a los mecánicos les gusta la chatarra. -tono chistoso-

Rebecca: Supongo.

Rebecca: ¡Alto! Carajo, agáchense todos.

Natasha: ¿Qué sucede?

Rebecca: Calla.

Alan: Son infectados, niña. Mantén silencio.

-se siente gemidos de infectados cerca-

Rebecca: Buena idea, Alan. Un taller muy bonito.

Alan: Es lo más cercano que había, deja de ser sarcástica de una vez.

-se acerca un infectado-

Rebecca: -le dispara en la cabeza-

Alan: ¡Carajo! ¡Toda su sangre se esparció en mí!

Rebecca: No seas maricón, no es para tanto.

Alan: ¡Dios!

Natasha: Chicos... Se acerca otro más.

Rebecca: ¿Eh?

Infectado: -se acerca a ellos-

Rebecca: ¡Mierda! -el infectado logra agarrarla-

???: -le dispara-

Alan: ¿Qué?

Rebecca: ¿Qué carajos? ¿Quién eres tú?

Josef: Párense de una jodida vez.

Alan: Sabía que aún vivías en este pueblo.

Josef: Alan, hijo de puta.

Josef: -se quita la mascara anti-gas-

Josef: ¿Aún crees que me olvidé lo que me debes, maldito cabrón?

Alan: Ah... -atónito-

Rebecca: ¿Qué carajos? ¿De qué hablas?

Josef: ¿Y ustedes dos quiénes mierda son?

Rebecca: Alan, ¿de qué mierda está hablando él?

Alan: Ah, luego te cuento.

Rebecca: ¡Cuéntame ahora!

Josef: No es hora de cuentos, vayan hacia esta zona. -apunta con un arma a Rebecca y a Natasha-

Rebecca: Dios.

Josef: ¿No están infectados? ¿No hay mordedura?

Rebecca: ¡Claro que no, carajos!

Josef: A mí no me faltes el respeto en mi jodido pueblo, yo hago lo que quiera aquí.

Alan: Rebecca, sólo no digas nada.

Rebecca: Agh. -suspiro-

Josef: Ustedes dos seguramente son unas americanas de mierda, ¿cómo mierda no las he matado todavía? -refiriéndose a Rebecca y Natasha-

Alan: Josef, mira, sé que te debo eso pero por favor libérame, si he venido hasta es para entregártelo.

Josef: ¡Pues entrégala de una jodida vez, ya era hora!

Alan: Sólo es que, mira, no la tengo todavía pero-

Josef: Serás capullo -apunta con su escopeta a la cara de Alan-

Rebecca y Natasha: ¡Hey espera!

Josef: ¿¡Y ustedes qué se meten!? ¡Esto es cosa entre él y ya, ya me encargaré de ustedes!

Rebecca: Sólo déjale hablar, tranquilo.

Josef: Calla, zorra. Déjame de joder, todas las mujeres son iguales de estúpidas como tú.

Rebecca: Dios.

Alan: Sólo, te lo conseguiré ahora mismo, por eso hemos venido a tu pueblo. Sé que no puedes moverte mucho y estar todo el día en la calle así que yo mismo te lo entregaré y algo más.

Josef: ¿¡Me estás diciendo viejo, maldito cabrón!?

Alan: ¡No, no! ¡Para nada, tranquilízate!

Josef: ¡No me digas que hacer!

Alan: Sólo, necesito tiempo, danos hasta el anochecer y te lo entregaré.

Rebecca: Hey, pero cuéntale a lo que hemos venido.

Josef: ¡Hey! ¿De qué habla la zorra esta?

Rebecca: Aquí vamos. -sarcásticamente-

Alan: ¡Nada! ¡Tranquilo! Sólo liberame y listo.

Josef: Vale, hasta el anochecer te espero con lo que me debes.

Alan: Vale.

Josef: -libra a Alan-

Alan: Okay, vamos a buscar eso.

Rebecca: ¿Qué? ¿Es en serio?

Alan: ¿Qué otra opción tenemos?

Rebecca: Al menos cuéntale a qué hemos venido, necesito el jodido vehículo.

Alan: -mira a Rebecca fijamente-

Alan: -dispara en la cabeza a Josef-

Alan: ¿No crees que era muy fácil?

Natasha: ¡Dios santo! -ve el cuerpo muerto de Josef-

Rebecca: Tampoco lo quería de estar forma, debiste haberme hecho alguna señal primero para actuar.

Alan: Dejalo, ya está muerto.

Rebecca: Genial, ¿y ahora dónde conseguiremos el combustible, llave y energía para un auto?

Alan: Dios, no tengo ni idea. Sólo busquemos entre sus instrumentos, seguramente tenga algo.

Rebecca: ¿Ya revisaste el garaje?

Alan: Eres muy lista, muñeca.

Rebecca: Claro.

-se dirigen hacia el garaje de Josef-

Alan: ¿Y para esto es para lo que nos arriesgaríamos? -ve un auto en el garaje de Josef-

Rebecca: Supongo que pensaste bien en matarlo.

Alan: Sólo era un viejo comunista de mierda, otra rata más eliminada.

Rebecca: Como digas.

Natasha: -los mira aterrorizada-

Alan: Y supongo que estas son las llaves, ahora el problema es saber si tiene gasolina. ¿Cómo se ve eso?

Rebecca: ¿Ya te fijaste en el depósito? -sarcásticamente-

Alan: Ja, ja. Nunca manejé un vehículo, no tengo ni idea de cómo va esto.

Rebecca: ¿Qué? Pensé que sabías, no me jodas con que tendré que manejar yo.

Alan: Lamentablemente sí.

Rebecca: Vete a la mierda. -se sube al vehículo-

Alan: Niña, súbete. -refiriéndose a Natasha-

Natasha: E-está bien. -se sube al vehículo tiritando-

Alan: ¿Y a ti qué te pasa? -refiriéndose a Natasha-

Rebecca: ¿No sabes que la asustaste?

Alan: Ah, es verdad. Bueno, niña, esto es lo normal al estar con nosotros. No te preocupes mucho.

Natasha: O-okay.

-Empieza el viaje mediante el auto con camino a Hamburgo-

Rebecca: -mira fijamente la carretera mientras conduce-

Alan: Bien, finalmente se quedó dormida.

Rebecca: No me había dado cuenta.

Alan: Y bueno, ¿qué opinas?

Rebecca: ¿Qué opino?

Alan: Sobre ella.

Rebecca: ¿Qué quieres que opine? No la conozco, no entiendo si es doarada o nazi.

Alan: No, tonta, me refería a ella con su relación con el "Honor Robado".

Rebecca: Pues no lo sé

Alan: Bueno, como sea. La niña esta me da una mala espina de cojones, pero, algo me dice que de todas formas es una buena persona.

Alan: No lo sé, se ve muy inocente o indefensa, ¿entiendes? Aunque de igual forma no pretendo fiarme del todo.

Rebecca: ¿Estás tratando de decirme que ella puede ser algún tipo de "distracción" por parte de los Dorados para el despiste de nosotros?

Alan: Claro.

Rebecca: No me lo creo. Aunque, se me hace raro que Joseph reclute a una niña como un elemento importante en su grupo.

Rebecca: Te recuerdo que todos los del centro de niños del Honor Dorado luego se convierten en soldados del grupo.

Rebecca: Ya sabes.

Alan: También estaba pensando en ello, pero, esta niña se ve diferente de alguna forma.

Alan: Pues, bueno, no sé la verdad. Debería dormir, el camino aún es largo, creo.

Rebecca: Larguísimo de cojones, con esas carreteras destruidas nos demoraremos casi 2 días a lo sumo para llegar a Hamburgo.

Alan: Como sea, si ocurre algo solo despiértame.

Rebecca: Como si no lo fuese a hacer, ridículo.

Alan: Tranquila, muñeca. Ya sé de antemano que necesitas mi ayuda para todo. -en tono sarcástico-

Rebecca: Solo cállate y duerme, me desconcentras. -en tono molesto-

Alan: -se ríe y duerme-

Zona de cuarentena Editar

???: ¡Despierta! -voz desconocida-

Rebecca: ¿Eh?

???: ¡Rebecca, despierta de una vez!

Rebecca: ¿Ah?

Alan: Al fin te despiertas, ¿dónde mierda aparcaste el auto? Estamos en medio de una autopista pero con dirección hacia algún lugar desconocido.

Rebecca: Estamos cerca de Breda, imbécil. Breda nos dirigirá hacia Düsseldorf y de Düsseldorf a Hamburgo.

Alan: Tranquilízate, muñeca. Hubiese sido mucho más fácil si me hubieses explicado el plan desde el principio.

Rebecca: Tan sólo... cállate.

Alan: Como quieras.

Rebecca: ¿Y la niña?

Alan: Está allí sentada. -señala a Natasha-

Rebecca: Está bien.

Rebecca: Niña, súbete al auto.

Alan: Conque ya estás tomando energías.

Rebecca: Cállate, Alan.

Alan: Está bien. -tono sarcástico-

Rebecca: A veces te pones muy insoportable.

-Al llegar a Breda-

Alan: Y al final llegamos a la gran ciudad.

Rebecca: La "gran ciudad" -sarcásticamente-

Alan: Mira, tengo una idea, aprovechando de que aquí no hay nadie, podríamos revisar las casas que están por allá -señalando a una antigua villa residencial de la ciudad-

Rebecca: Como quieras, supongo que tenemos tiempo.

Alan: Tú, niña, irás con Rebecca, yo iré por la otra zona.

Natasha: Está bien.

Rebecca: ¿Y eso? ¿Ahora te la das de líder, cabrón?

Alan: Tranquilízate muñeca, parece que andas ya en tus días.

Rebecca: Vete a la mierda. -le levanta el dedo de el medio-

Alan: -se ríe-

Rebecca: Niña, mantente cerca.

Breda Rivers

-En la villa residencial-

Natasha: Y bueno... ¿Tú eres del contrabando, no?

Rebecca: Algo así. -cortante-

Natasha: Entiendo, bueno. ¿Qué es lo que hacías antes, de, bueno, llegar hasta acá?

Rebecca: ¿Qué quieres decir?

Natasha: Antes de llegar aquí, ¿qué es lo que hacías?

Rebecca: Sólo vendía cosas junto con Alan.

Natasha: ¿Alan es el tipo que nos acompaña?

Rebecca: Hmm, sí. Al parecer Joseph no te explicó muy bien quienes somos.

Natasha: Para nada.

Rebecca: Mucho mejor.

Natasha: -queda mirando a Rebecca-

-Rebecca y Natasha entran a una casa abandonada-

Rebecca: -mira las escaleras de la casa-

Natasha: Supongo que esta casa ha sido abandonada por un largo tiempo.

Rebecca: No me digas.

Natasha: Sólo quería comentar.

Rebecca: Pues sí, ha sido abandonada durante mucho tiempo. Ni jodida idea de cuando.

Rebecca: Supongo que evacuaron a todos en esta ciudad cuando empezó todo.

Natasha: Ya veo.

Rebecca: Sí, debió ser un largo período.

Natasha: Ey, mira eso de allí. -señala a un objeto-

Rebecca: ¿Qué? Ah, un arco.

Rebecca: -toma el arco-

Rebecca: Supongo que servirá de algo.

Natasha: Toma. -le entrega flechas-

Rebecca: ¿Ah? ¿Dónde las encontraste?

Natasha: Estaban detrás de esta cocina. -señala a la cocina-

Rebecca: Pues, muy bien.

Rebecca: ¿Eh? No jodas. -escucha el sonido de un infectado-

Natasha: ¿Qué es eso?

Rebecca: ¡Agáchate de prisa!

-Rebecca y Natasha se agachan y se cubren en un mueble cercano-

Infectado: -aparece-

Natasha: ¿Qué vamos a hacer? -susurra a Rebecca-

Rebecca: Tranquilízate, esto no me sorprende.

Natasha: Ya...

Rebecca: -apunta con el arco al infectado-

Infectado: -es disparado por una flecha en el hombro-

Rebecca: ¡Mierda! ¡Corre, niña!

Natasha: -empieza a correr junto a Rebecca-

Rebecca: -se detiene y empieza a dispararle flechas al infectado-

Infectado: -es disparado por una flecha en la cabeza-

Rebecca: Perfecto.

Natasha: Uff, casi creí que nos alcanzaría.

Rebecca: No soy tan mala en esto como lo pensé. -sonríe inconscientemente-

Natasha: ¿No?

Rebecca: Para nada, nunca había utilizado uno de estos en mi vida. -haciendo referencia al arco-

Natasha: Espero que te logres acostumbrar al arco.

Rebecca: Seguramente lo haga.

Rebecca: Sígueme, niña, tenemos que buscar a Alan.

Natasha: Está bien.

Alan: ¡Acá estoy! -llega donde Rebecca y Natasha-

Rebecca: ¡Carajo! Me asustas, tarado.

Alan: Uff. -cansado-

Rebecca: ¿Por qué vienes así de cansado?

Alan: Tenemos que salir de aquí lo antes posible, Rebecca agarra todo y vamos al auto.

Natasha: ¿Qué ocurre? -preocupada-

Alan: Viene una orda de infectados, carajo, parece que estas mierdas tienen un super olfato o algo así.

Rebecca: ¿No habrás hecho mucho ruido?

Alan: Sólo vamos al auto, ¿¡sí!?

Rebecca: Vale.

-se dirigen al auto-

Rebecca: ¡Dios! -cansado-

Alan: ¿Qué?

Rebecca: Nada, solo que al fin hemos podido salir de esta ciudad de mierda.

Rebecca: Ya me estaba agobiando un montón.

Alan: Como si jamás hubieses estado en una situación así.

Rebecca: Claro que sí, pero, no sé joder, sólo me sentía agobiada. Listo.

Alan: Como sea, ¿ahora hacia dónde nos dirigimos?

Rebecca: Hacia Eindhoven.

Alan: ¿Y dónde carajos queda eso?

Rebecca: Es la ciudad que queda al lado de esta. Sólo, vamos.

Alan: Está bien.

Más viajes Editar

-Llegando a Eindhoven-

Alan: Hey, mira esta belleza.

Rebecca: ¿De qué hablas?

Alan: Hace mucho tiempo no veía una escopeta.

Alan: Tiene... 16 balas. Toma, te la doy.

Rebecca: -recibe la escopeta por parte de Alan-.

Rebecca: ¿No la vas a ocupar tú?

Alan: No, no hace falta.

Alan: Para eso tengo mi hermosa pistola.

Rebecca: Sí, como sea.

-Se escucha un disparo-

Rebecca: ¿Eh?

Alan: Carajo, deben ser los jodidos cazadores.

Rebecca: ¿Y el auto?

Alan: ¿Cómo va a funcionar esa mierda si no tenemos gasolina, Rebecca?

Rebecca: Mierda.

Alan: Espera un momento, no son cazadores.

Rebecca: ¿Qué? ¿Y cómo los ves?

Alan: Mira hacia allá. -señala un lugar-

Rebecca: Mierda... -queda sorprendida-

Natasha: Chicos, ¿qué ocurre?

Rebecca: Alan... ¿qué hacemos?

Alan: -queda en shock-

Rebecca: ¿Alan? ¡Alan! -mueve a Alan-

Alan: ¡Mierda, Rebecca!

Alan: Estamos jodidos, ya nos vieron.

Rebecca: ¿Pero cómo que estamos jodidos?

Alan: ¡Mira la puta cantidad de militares! ¡Veo como 30 desde aquí!

Rebecca: ¡Pero debe haber algo que podamos hacer!

Alan: ¿¡Pero qué!?

Rebecca: ¡Mierda! Vayámonos a ocultarnos en la casa de por allá. -señala una casa abandonada-

-en la casa abandonada-

Alan: ¿Qué hacemos? -susurrando a Rebecca-

Rebecca: ¡Eso estoy pensando, carajo! -susurrando a Alan-

Alan: Mira, Rebecca. Lleva a Natasha hacia Roermond.

Rebecca: ¿Qué? ¿Estás loco? ¡Roermond queda lejos de donde estamos! -susurrando a Alan-

Alan: ¡Lo sé, carajo! ¡Sólo vete con la niña y me esperan en la entrada de allá!

Rebecca: ¡Estás loco! ¡No voy a hacer eso!

Alan: ¡Shh, calla! -susurra a Rebecca-

Militar: ¿Los vieron por acá?

Militar 2: Vi que se metieron en alguna de estas casas

Militar 3: De seguro son del contrabando, esas ratas todavía no hacen caso.

Militar 2: Supongo.

Militar: Buscaré por este lado.

Militar 3: Vale.

Alan: A la cuenta de 3, le disparo a uno y ustedes se van de aquí, ¿vale?

Rebecca: ¡Alan, déjate de estupideces!

Alan: 1... 2...

Rebecca: ¡Alan, carajo! -susurrando-

Alan: 3. -le dispara en el pecho a un militar-

Militar 3: ¡Ahí está uno de ellos!

Alan: ¡Corre, mierda! -refiriéndose a Rebecca y Natasha-

Rebecca: ¡Que no! ¡Carajo!

Rebecca: -le dispara a un militar en la rodilla-

Militar 2: ¡Coño! -grita de dolor-

Militares: -disparan a Alan-

Alan: -grita de dolor-

Rebecca: ¡Mierda, Alan! -grita desesperada-

Alan: ¡Corran, carajo!

Rebecca: ¿¡Cómo mierda quieres que te dejemos aquí!? -desesperada-

Alan: ¡Sólo corran, mierda! ¡Hasta aquí llegamos, Rebecca!

Rebecca: ¡Alan! -le dispara a algunos militares-

Rebecca: -se acerca a Alan-

Alan: ¡Rebecca sólo hazme caso, carajo! ¡Nuestra jodida suerte tenía que terminar algún día!

Rebecca: ¡No te dejaré de esta forma, maldita sea!

Alan: ¡Sólo hazme caso, maldición!

Alan: ¡Vete de una jodida vez antes de que otro disparo te llegue a ti!

Rebecca: -lo mira-

Alan: ¡Reacciona y vete! ¿¡Cuántas veces más te lo tendré que decir!? -empieza a toser-

Rebecca: -lo observa por última vez y se retira junto con Natasha-

Natasha: ¿¡Qué!? ¿¡Lo dejaremos aquí!?

Rebecca: ¡Vamos, Natasha! ¡Sígueme!

Natasha: -sigue a Rebecca-

-A las afueras de Eindhoven-

Rebecca: -se sienta en una banca-

Rebecca: Dios...

Natasha: -mira a Rebecca-

Natasha: Y bueno... ¿Cuál es el plan?

Rebecca: ¡El maldito plan es!... Jamás hablar de Alan, ¿entendido? Jamás.

Rebecca: Segundo, iremos hacia Hamburgo, de cualquier forma, iremos hacia allá.

Rebecca: Y tercero. Harás lo que yo diga, siempre. ¿Vale?

Natasha: Vale...

Rebecca: Como sea, sigamos.

Rebecca: Aún tenemos el auto y podremos encontrar un poco de gasolina en el pueblo siguiente, con suerte llegaremos hacia las afueras de Düsseldorf, pero, algo es algo.

Natasha: Está bien.

Rebecca: Vale.

Todas las medallas de Rivers disponibles para Wii Control. Hay un total de 15 medallas en el juego.

Medallas de Bronce Editar

¡Igual que Francis!: Esta medalla se consigue al disparar a la cabeza a 30 enemigos en el juego.

Rodando cabezas: Esta medalla se consigue al disparar a la cabeza a 100 enemigos en el juego.

¡A por otra!: Esta medalla se consigue al disparar a la cabeza a 200 enemigos en el juego.

¿No te cansas?: Esta medalla se consigue al disparar a la cabeza a 500 enemigos en el juego

Omegidian está contigo: Esta medalla se consigue al completar el prólogo de Rivers.

¿Nuevo look?: Esta medalla se consigue al personalizar por primera vez a Rebecca.

¿Nuevo look x2?: Esta medalla se consigue al personalizar por primera vez a Natasha.

¡Lo más icónico!: Esta medalla se consigue al haber recibido el arco personal de Rebecca.

¿Necesitas ayuda?: Esta medalla se consigue al haber encontrado o elaborado por primera vez el botiquín.

Medallas de Oro Editar

Exploradora: Esta medalla se consigue al encontrar los 50 objetos ocultos de Rivers.

La mujer maravilla: Esta medalla se consigue al obtener todos los atuendos/trajes ocultos para Rebecca.

Graduada de asesina: Esta medalla se consigue al realizar 30 ejecuciones brutales usando a Rebecca o Natasha.

Medallas de PlatinoEditar

La pura realidad: Esta medalla se consigue al completar el modo historia de Rivers.

No necesitamos más de esto: Esta medalla se consigue al matar un total de 500 enemigos de cualquier forma.

Medalla de Esmeralda Editar

Nuestra aventura: Esta medalla se consigue al completar el 100% de Rivers.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.