Trofeo - Mejor personaje.png
Trofeo - Mejor personaje.png

Este artículo ha ganado el premio a mejor personaje del año 2020 en los Fantendo Awards.
¡Impresionante!
Debbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gifDebbie gif.gif

Debbie gif.gifDebbie gif.gif Debbie gif.gif

Debbie
DebbieKS.png Hecho por Koalah.
Creado por Alyss y Blade

Artworks por Alyss y Koalah

Música por Mariofan


Nombre completo Deborah "Debbie" Blitzkrieg
Especie Humana numen
Edad 18
Fecha de nacimiento 18/08/20XX
Ocupación Numen del rock
Primera aparición SoundSouls

Deborah Blitzkrieg, también conocida como Debbie es una deuteragonista del videojuego SoundSouls. Fue creada por Purpose Gravity y BladeLlamaradaAzul

Es una numen, una humana con habilidades especiales canalizadas a través de su propia música. Su estilo es el rock siendo su instrumento característico la guitarra eléctrica.

Este dibujo está hecho con una base F2U.

Etimología[editar | editar código]

Su nombre es la variación inglesa del hebreo דְּבוֹרָה, que puede interpretarse como abeja. Su apellido, en cambio, proviene del término alemán usado para referirse a una estrategia de guerra que consiste en una campaña militar intensa empleada con la intención de conseguir una victoria rápido y se traduciría a español como "guerra relámpago".

Diseño[editar | editar código]

Debbie está basada en una guitarra eléctrica y representa la música rock y todas sus ramas (rock-and-roll, sinfónico...). Su diseño es un poco más agresivo que el de Aria por este motivo. 

Su color principal es el azul, hecho que se ve patente en su diseño. Sus ojos son de color rojo para contrastar con su propio color y con el de Aria, aunque hay un trasfondo mayor detrás de todo esto.

Apariencia[editar | editar código]

Mide poco más de un metro y sesenta centímetros. Usa medias negras desiguales debajo de sus botas. Lleva una cinta en el cuello de color azul claro y un pequeño cinturón en la pierna izquierda de color rojo. Usa unas botas de color morado bastante llamativas.

Tiene ojos rojos por genética y su pelo es de color oscuro con reflejos azules.

Es recalcable el cinturón que lleva atado a la cintura. En él tiene colocado un corazón compuesto de dos claves de Fa.

Personalidad[editar | editar código]

Debido a todo el rechazo que ha recibido; se ha vuelto solitaria, distante e irritable, endureciendo su exterior para evitar a las personas que puedan tener intenciones negativas contra ella. Sin embargo, en el interior solo desea un poco de aceptación y compañía de alguien en quien pueda confiar. Este rasgo de personalidad contrasta mucho con Aria, a quien aprecia y admira por ser una chica tan fuerte y valiente.

Su comportamiento retraído la ha obligado a vivir sola. Es decir, no está acostumbrada a la compañía de las personas ni parece disfrutarlo mucho. Se la puede tachar de huraña o antisocial, pero la verdad es que es una chica emocionalmente torpe que no sabe relacionarse bien con las personas.

Lo único que tiene en mente es su objetivo de ser la mejor en cualquier cosa que se proponga: es una chica muy decidida con unos principios muy arraigados. No tolera las injusticias y es incapaz de callarse alguna

Historia[editar | editar código]

Linaje[editar | editar código]

Los numina del rock están malditos: todos ellos tienen los ojos rojos. Una antigua leyenda habla sobre cómo un mortal osó enamorarse de la diosa Onsei y esta, soberbia, castigó a su linaje con unos ojos rojos que atraían la mala suerte. Aquel mortal llamado Kaiser fue el primer numen del rock, ancestro de Debbie, y fue condenado a llevar una mísera vida solitaria hasta sus últimos días.

Los efectos de esta maldición consistían en llevar una vida solitaria, como un eterno destierro condenado por el sentimiento de desprecio de los demás. De aquí proviene el odio injustificado que se le tiene a su familia, son todos señal de mal augurio.

Infancia[editar | editar código]

La infancia de Debbie transcurrió con normalidad. Vivió con su madre y su padre durante varios años, los que ella recuerda como los más felices de su vida. Por una razón que ella desconoció durante muchos años, su madre abandonó la familia y emprendió una nueva vida en un nuevo hogar. Esto es algo que Debbie nunca logró entender de pequeña. Apenas recuerda el rostro de su madre porque no se atrevió a ver fotos de ella una vez se marchó.

A partir de ese momento, vivió únicamente con su padre, quien se aferró al cuidado de la niña tanto como pudo para poder darle la mejor vida posible a pesar de estar marcada con el estigma de los ojos rojos. Su padre, David, la forzó a practicar mucho con la guitarra y a tener un comportamiento determinado: no solo sería la mejor numen, también tenía que ser la persona más fuerte y valiente que pudiera formar. David siempre pensó que su esposa los abandonó por cobarde, porque ellos portaban el estigma de los ojos rojos, así que quiso evitar a toda costa que su hija se comportara de una forma cobarde. Debido a la presión de su padre, Debbie desarrolló un carácter irascible y gruñón con el que ocultaba sus inseguridades.

Sueños infantiles[editar | editar código]

Fue un día muy corriente en el que Debbie descubrió su vocación, su sueño. Su padre estaba encerrado en el taller tocando la guitarra y la rompió accidentalmente. Marchó con Debbie al mercado de la ciudad para buscar una nueva.

Durante el trayecto, Debbie quedó impresionada ante las múltiples formas que había para poder fabricar instrumentos. Siempre sintió amor hacia la música, pero este se acrecentó cuando vio que tanto el fabricante como el intérprete colaboraban para crear un sonido tan bonito. 

Por este motivo, Debbie adoptó como sueño el convertirse en la mejor fabricante de guitarras. 

Evento del árbol[editar | editar código]

Una noche que Debbie salía a relajarse, con la intención de pasear tras las duras sesiones de entrenamiento con su padre, se acercó a un bosque. Este era muy hermoso, los rayos de luna se colaban entre las copas de los árboles y la leve bruma cubría el suelo de una forma casi mágica. En el centro de todo, halló un árbol muy bonito, el más bonito que había visto en su vida.

Debbie entendió en ese mismo momento que tenía que hacer su propia guitarra con aquella madera. Su obra maestra estaría formada de la corteza de aquel árbol. Tras recoger un poco de madera, volvió a su hogar en el que se dispuso a estudiar a fondo la composición de los instrumentos para poder empezar.

Preadolescencia[editar | editar código]

Debbie estaba cansada de su entrenamiento. Consiguió repeler la mala suerte al menos en el aspecto del combate, pero eso no evitó que en otras ramas fuera mucho más torpe. Aun si su sueño era ser fabricante de guitarras, nunca fue capaz, por mucho que lo intentara, de hacer una que sonara decentemente.

Todo esto cambió un día en el que su padre decidió sentarse junto a ella y hablarle sobre su madre. Debbie la odiaba, pensaba que ella fue una cobarde que quiso irse a buscar una mejor vida pero el padre acabó diciéndole que eso no era así. Encontró una vieja carta de su esposa, una carta de despedida que nunca se atrevió a leer, en la que explicaba que las razones por las que se había ido eran superiores a ella. El amor entre dos numina estaba prohibido, afectaría al linaje e impediría un desarrollo normal de la tradición musical. Por ello, cuando su madre quedó embarazada, le dieron un par de años para vivir con su familia antes de marcharse.

Debbie entendió muchísimas cosas en ese momento y ató un gran número de cabos que nunca fue capaz de asimilar cuando era más niña. Esa misma noche decidió crear su propia guitarra. Tras sangre, sudor y lágrimas consiguió hacer su primera guitarra, una que siempre lleva consigo y atesora como su vida misma. 

Adolescencia[editar | editar código]

En este momento decidió escapar de casa. Su padre todavía no la consideraba preparada para enfrentarse al mundo, pero ella estaba cansada de estar siempre encerrada por lo que se lanzó a la aventura. Cargó su guitarra a la espalda y se atrevió a huir, a fugarse y a ganarse la vida como pudiera.

Tras haber probado multitud de trabajos y llevarse bastantes malas experiencias, Debbie llegó a la conclusión de que atraía la mala suerte y no estaba maldita como tal. La gente consideraba que era un demonio y la trataba como ello pero en sí no atraía malos sucesos. Por eso, pensó que podría convertirse en una especie de activista en contra de los prejuicios y los estereotipos.

Prueba de sucesión[editar | editar código]

Debbie, al cumplir los dieciocho, sintió que ya estaba preparada para convertirse en la próxima numen. No volvió a hablar con su padre pues no lo vio necesario, se presentó ella misma sin carta de recomendación y sin nadie apoyándola. Acostumbrada a la soledad, embarcarse hacia una hazaña así no parecía algo que pudiera derrotar su ánimo.

Encuentro con Aria[editar | editar código]

Con todos sus ahorros, decidió viajar hasta la arena en la que se celebraría el Gran Duelo Musical (GDM).

El GDM consiste en una gran prueba en la que se enfrentan los numina los uno contra los otros en un duelo para poder demostrar su valía en el arte de la música. De esta forma, una serie de jueces evaluarían el nivel y la técnica de cada uno de los candidatos hasta decidir cuál estaría capacitado para sustituir a sus padres.

A Debbie la emparejaron con Aria, numen de la música clásica. No la vio nunca antes cara a cara, pero sí recordó su cara: Aria era bastante famosa y conocida en todas partes, no fue una sorpresa para ella verla preparándose ese año para disputarse el puesto como nuevo numen de música cláisica.

En el momento del combate, Debbie sacó su guitarra: su preciada guitarra, aquella que logró construir con sus propias manos unos cuantos años atrás tras leer la carta de su madre. Cuando iban a ejecutar la primera nota, algo paralizó el evento e impidió que pudieran continuar con él.

Una serie de personas encapuchadas irrumpieron violentamente en el lugar y causaron el caos. Muchas personas intentaron defenderse con sus instrumentos, tocando algunas piezas, pero nada podía detenerlos: alguna fuerza evitaba que pudieran reproducir sonido alguno.

No solo causaron el caos registrando a todas las personas, sino que le robaron tanto a Aria como a Debbie sus más preciados recuerdos: el cinturón de clave de fa y el broche de clave de sol. Intentaron luchar, pero no fueron lo suficientemente fuertes como para enfrentarse a ellos.

Entonces se oyó una voz en el evento que recitaba las siguientes palabras...

Línea ss.png

Sopla allí la suave brisa

arrastrando los árboles

en un bosque lejos, en la ruina.

¿Qué hay allí, qué puedes ver

brillando en la lejanía?

Una mujer ataviada con joyas:

zafiros, rubíes y malaquitas.

Luce poderosa, fuerte, sabia, audaz y bonita.

Con su presencia todos callan

pues suena una bella melodía.

¿Qué le ocurre, gran diosa?

¿Qué le ocurre, señorita?

"Quiero un templo de marfil, de estrellas y circonitas.

Quiero respeto, dignidad y amor a mis armonías."

Terminó su soliloquio

completamente enfurecida

y lanzó una maldición

usando toda su energía.

"¡Nadie nunca jamás

revitalizará esta tierra maldita!

Sumergiré este mundo

en penas y agonías.

Condenado al silencio,

el futuro se difumina

y una capa de pánico

arropa la ciudadanía.

Pero hay una esperanza

oculta en esta pesadilla:

dos astros, luna y sol

este terror iluminan.

Un sol y un fa unidos

en una misma melodía

salvarán este mundo

de las penas y agonías.

Línea ss.png

Debbie cantó aquello en mitad del espectáculo, esperando que alguien recordara aquella vieja leyenda.

Los miembros de aquel grupo tan caótico confesaron: el líder se acercó al frente y dijo toda la verdad. Era un grupo clandestino que había adorado a la diosa desde siempre y quería acabar con los humanos que no entendían, usaban o disfrutaban la música tal y como la diosa había dictado.

Inicio del viaje[editar | editar código]

Desde que Debbie cantó, Aria quedó fascinada en ella. Había algo singular que la atraía. Eran dos personas completamente distintas en aspecto, en personalidad: incluso parecían provenir de dos mundos distintos.

Así, iniciaron juntas su viaje comprendiendo que la profecía se refería a ellas. Tenían como misión restaurar el dolor que esta diosa provocó, destruir el silencio y perpetuar la tradición musical por la eternidad. Era una gran responsabilidad en sus manos.

Tras debatir, cada una dio su opinión y llegaron a la conclusión de que lo que debían hacer era hablar con todos los numina y obtener su aprobación para enfrentarse a la diosa y a su ejército del silencio.

Encuentro con los padres de Ariette y obtención de la bicicleta[editar | editar código]

Cuando Debbie y Aria decidieron iniciar su viaje, hicieron una pequeña parada en casa de Aria. A diferencia de Debbie, ella mantenía una buena relación con sus padres y por eso veía necesario ir a avisarles de que emprenderían una misión importante. Los padres, lejos de disgustados, vieron en ellas la esperanza que necesitaban para resolver los últimos problemas que acontecieron por culpa de la secta. Antonio les regala un ticket asegurándoles que, al cambiarlo, tendrán un gran obsequio que las ayudará en su misión.

Cuando van a la tienda indicada por Antonio, ven que es una bicicleta para dos personas con una sombrilla. Mientras que Debbie piensa que es fea e infantil, Aria lo ve como el vehículo perfecto para avanzar más rápido hacia la próxima ciudad en busca de Louis Goodman, el numen del jazz. 

Encuentro con Louis[editar | editar código]

Llegan a la ciudad en la que vive el numen del jazz. Solo conocen su nombre, Louis. Aria oyó a hablar de Louis cuando era más pequeña puesto que él era amigo de su tío. Lo único que sabe de él es que es un saxofonista muy conocido y es capaz de improvisar sin ningún problema, todo un as en el jazz. Llegan a una cafetería para hacer una parada pues están muy cansadas de pedalear. Allí encuentran a un hombre tocando el saxofón en un pequeño escenario y todos, embelesados, lo escuchan con las bocas abiertas. No hay ninguna duda, él es Louis. Ahí deciden retarlo. 

Encuentro con Rachel[editar | editar código]

Cuando Aria y Debbie se encuentran con la numen de la ópera, Rachel, se descubre que es una vieja conocida de Aria pues solía pasar las tardes con su madre y actuar junto a ella en el escenario. Muchas veces fue visitada por ella y así fue como la conoció. Aunque Aria no recordó su rostro a primera vista, Rachel sí lo hizo. Tras un intercambio de palabras corto, Rachel comenzó a criticar a Aria y decirle que no era nadie a comparación de su madre. Ya fuese porque le faltaba elegancia o profesionalidad, Aria nunca estaría a su altura. Debbie no soportó esto y acabó con aquellas palabras asegurando que Aria era una chica muy especial y que tenía algo mágico que podría superar incluso a su madre.

Rachel, que en un principio había permanecido reticente a luchar contra ellas, acabó por hacerlo. Al salir nuestras protagonistas victoriosas, Rachel quedó sin palabras. Aunque comprobó que Aria era una gran chica con un talento sin igual no dijo palabra alguna y dejó que estas continuaran su viaje no sin antes unirse a ellas.

Encuentro con Christopher[editar | editar código]

Tras la batalla con la numen de la ópera, Debbie y Aria se lanzaron a la próxima. Fue ahí cuando se toparon con una ciudad fantasma. ¿Por qué no había nadie durante el día? Era extraño de concebir ya que parecía estar en perfectas condiciones.

Un hombre se les acercó y les dijo que ni se les ocurriera pasar la noche allí, que lo pasarían muy mal. Debbie y Aria sabían que un numen estaba en la ciudad y pensaron que las circunstancias de aquel lugar tenían que ver con él, incluso imaginándose que podría estar vinculado con los encapuchados.

Al caer la noche ambas comprendieron por qué no había nadie durante el día. Las luces se encendieron y se oía un estruendo a máximos decibelios. ¡Con razón! Así nadie podía dormir, todos lo hacían durante el día.

Cuando descubrieron el origen del sonido hallaron a un joven ataviado con ropas futuristas dirigiendo la fiesta desde una mesa de mezclas, moviéndose al ritmo de la música. Dicho joven desprendía un aura especial: sin duda, era un numen.

Dejó de mezclar música y dejó algunas composiciones propias puestas mientras muchos se quejaban del ruido y otros bailaban. Invitó a Debbie a bailar y, tras un rechazo, se presentó como Sonny, numen de la música electrónica.

Aria y Debbie intentaron convencerlo para dejar aquel sitio y acompañarlas en su viaje pero las ignoró alegando que no pensaba perder el tiempo con personas aburridas sin energía. Esto las motivó a desafiarlo a un duelo.

Cuando perdió, Sonny reveló su verdadero nombre: Christopher Walker. Debbie comenzó a llamarlo Walker desde aquel momento y asi inició su viaje junto a ellas no sin antes recibir una oleada de vítores y agradecimientos por los vecinos que no podían descansar.

Encuentro con las numina del metal[editar | editar código]

En la próxima ciudad, Debbie se sentía un poco extraña. No parecía muy ilusionada: al contrario, era como si tuviese miedo. Aria se preocupó por esto y no quiso preguntarle hasta más adelante, porque no quería incomodarla, conociendo el carácter agresivo de su compañera.

Todo se resolvió cuando una niña se acercó a ellas y le propinó una buena patada a Debbie y unos cuantos insultos bastante graves para su edad. Cuando le preguntaron que qué pasaba, esta confesó que "mamá la quería más a ella y no le daba el suficiente cariño", sintiéndose apartada y desplazada.

Así fue cómo Debbie descubrió que su madre había tenido otra hija, otra chica a la que había cuidado como a ella.

Tarja, numen del metal y madre de Debbie, se encontraba unos metros detrás de Amy, la niña. Se presentó y miró con melancolía a Debbie mientras trataba de entablar una conversación normal con ella.

Debbie inició una fuerte discusión en la que su madre solo recibió palabras frías. A pesar de que el valor era la cualidad defendida por su madre, según Debbie ella había sido una gran cobarde. Tarja intentó defenderse diciendo que había sido valiente para dejarlo todo atrás y seguir su deber pero Debbie rectificó corrigiéndola: "no has sido valiente, has sido la mayor cobarde por no haberte ocupado de tu familia".

Tras una emotiva batalla entre ambas en la que compartían música y palabras, Tarja y Amy se unieron al grupo de viajeros en busca de los demás numina y así resolver el problema con la diosa.

Batalla final[editar | editar código]

Cuando Aria y Debbie oyeron sobre algunos disturbios en la capital decidieron acudir allí para saber qué era lo que ocurría. Aria sospechaba de aquel culto misterioso y, en efecto, eran ellos. Todos sus compañeros lucharon arduamente junto a ellas reuniendo todas las cualidades que aquel ejército reunía: valor, fortaleza... Batallaron épicamente y lograron calmar la situación.

Pero Alessandro, el tío de Aria, apareció. Sin decir una sola palabra lanzó un fuerte ataque contra su propia sobrina. Todos sus subordinados le rendían una profunda pleitesía: él era el líder de aquel grupo misterioso.

Aquel ataque fue bloqueado por Louis, que cayó al suelo herido. Sin embargo, los efectos secundarios impactaron en Aria, pues prestó atención a la música que emitió el instrumento de su tío. El problema vino después, cuando comprobó que no pudo oír nada más.

Mientras Aria reflexionó sobre la sordera, recordó que su tío había estado años sin hablar o tocar por una enfermedad que deshabilitó su oído. Así fue cómo perdió la capacidad de escuchar o de producir cualquier tipo de música. Esta desgracia cayó sobre él, afectando a su personalidad. Aria comprendió en ese mismo instante la desolación en la sordera, la incapacidad para escuchar música o sonido, la tristeza en no poder oír los sentimientos de los demás.

En aquel trance, Debbie intentó devolverla a la normalidad. Aria no es capaz y se siente totalmente solitaria en ese estado. Es ahí cuando Debbie toca unos acordes de guitarra argentina esperando que la magia de la diosa haga su efecto. Tras unos segundos, Aria puede volver a escuchar. Con más determinación intentó curar a Louis usando las propiedades de su violín áureo. Sin embargo, este se reveló como otro miembro del culto (auténtico y verdadero líder) y las ataca aprovechando el momento: todo había sido un teatro, siempre estuvo exento de daño. También dañó a Alessandro que acabó verdaderamente herido en el suelo sin fuerzas para poder hablar, levantarse y mucho menos luchar.

En medio de este caos los numina continuaron luchando mientras que Louis invocó a la diosa Onsei. Abriendo una gran grieta en la tierra, emergió de las profundidades furiosa y lanzó un potente ataque en área que destruyó todo lo que había. Por suerte, Aria y Debbie usaron su Contrapunto y crearon un escudo que logró proteger a los suyos. Onsei capturó el alma de Louis para acrecentar un poco su poder, que ya era supremo de por sí, argumentando que había faltado a la cualidad que debía defender, una de la que muchos humanos carecían: la humildad.

Inició la batalla final contra la diosa: los numina que estaban de su lado y ellas mismas contra la gran diosa Onsei, creadora del sonido y de la música.

Aquella pelea fue larga e intensa, difícil de ganar. Finalmente lograron vencerla y no solo eso sino que ella misma, la divinidad Onsei, comprendió que todavía quedaban humanos dispuestos a luchar por la música. Sabiendo que había todavía personas como aquellos que se habían enfrentado a ella, comprendió que la música podía continuar en buenas manos y que la humanidad no estaba del todo condenada. Así fue cómo terminó el viaje. Cada numen luchó por un propósito, por una esperanza o por un sueño o proyecto que perseguir.


Habilidades[editar | editar código]

Como numen, Debbie es capaz de transmitir su emoción a través de su música en forma de impactos. Al rasguear las cuerdas de su guitarra eléctrica con su púa, amplifica sus vibraciones con su propia electricidad para alcanzar resultados más impresionantes.

Habilidad Descripción
Fa

Es la habilidad principal de Debbie y la que usa con mayor frecuencia. Al tocar su guitarra con una agresividad repentina, causa un impacto en los que estén en su rango dejándolos aturdidos al realizarse con éxito.

Rasgueo

Tocando una secuencia chispeante en su guitarra, Debbie puede cargarla para disparar una descarga eléctrica hacia el objetivo al que apunte.

Acorde fatal

Armando una unidad armónica con diferentes notas, Debbie empieza a cargar su guitarra, transmitiendo la electricidad por todo su cuerpo, para amplificar sus demás ataques.

Contrapunto Técnica conjunta realizada en equipo con Aria. Armonizando el sonido de ambos instrumentos, pequeños puntos brillantes que flotan son generados. Cuando ambas se sincronizan con éxito, estos brillos explotan, causando daño y empujando a todo ser ajeno, y sirviendo de protección al cancelar cualquier ataque dirigido hacia su posición.
Rake Al ejecutar esta técnica, Debbie engaña a su oponente, creando un rayo de luz inofensivo que ciega al enemigo y sirve como distracción, escondiendo el verdadero golpe, una bola concentrada de electricidad que explota liberando una terrible onda de choque.
Barrido Consiste en liberar varios rayos desde cada cuerda de la guitarra, que persiguen al objetivo hasta alcanzarlo.

Música[editar | editar código]

Compuesta por Mariofan.

Es el tema principal de Debbie. Toma un ritmo casi frenético que refleja energía y motivación, pero acaba con un final que genera cierta incertidumbre.

Inventario[editar | editar código]

Objetos Descripción
Guitarra vieja

Instrumento fabricado por Debbie al que le tiene mucho cariño y apego por todo lo que le costó hacerlo. Es un símbolo de pasión y esfuerzo para ella.

Guitarra argentina

Una guitarra especialmente brillante hecha por Debbie tras mejorar en el arte de fabricación de instrumentos. Sus cuerdas están hechas de plata.

Corazón de Fa

Un último regalo dejado por su madre para que su padre se lo entregase cuando creciera. Parece estar hecho de oro y simboliza libertad y decisión.

Púa Una púa negra que recibió por parte de su padre como regalo de cumpleaños.

Relaciones[editar | editar código]

Personaje Descripción
Aria

Es su mejor amiga. Fue su oponente durante el GDM. Aunque en un principio no parecían agradarse mutuamente, acabaron por convertirse en grandes amigas a lo largo de todo su viaje, toda su travesía. Aunque se llevaran muy bien al principio (al menos por parte de Aria), por parte de Debbie había algunos rasgos de envidia y recelo.

Debbie siempre fue forzada a ser una persona fuerte, fue entrenada para no mostrar ninguna debilidad. Ver que Aria carga con la presión de su madre le hace reflexionar más sobre la actitud de su amiga y acaba viendo que es una persona realmente fuerte, tiene el tipo de fortaleza al que ella le gustaría aspirar. La envidia que sintió en un principio acaba convirtiéndose en admiración por ella. 

David

Su padre. Vivió sola con él hasta que ella fue lo suficientemente adulta como para querer independizarse de él y vivir por sí misma. Es un hombre amable, aunque un poco serio. Puede parecer que no la quiere pero nada más lejos de lo normal puesto que desea lo mejor para ella. Se ha pasado toda la vida diciéndole a Debbie que debe ser fuerte, que nadie puede entrar en su coraza. 

Tarja

Es su madre, la numen del Metal. No recuerda mucho de ella ni tiene muchas ganas de hablarle porque piensa que sería algo bastante incómodo. Por este motivo, Debbie intenta olvidarla y hacer como si no existiera. 

Amy

Es su hermana pequeña, solo comparten lazos por su madre. Amy le tiene una gran envidia a Debbie porque su madre, Tarja, siempre pensó en ella y Amy pensó siempre que la dejaba de lado. Por este motivo, Amy intenta hacerle la vida imposible a Debbie aunque siempre acaba en situaciones cómicas.

Con el tiempo acaba cogiéndole cariño a Debbie y Debbie a ella, que la ve como una hermana pequeña. 

Louis

Louis es un hombre muy amable que ayuda a Debbie y Aria a pasar su primera "prueba" para vencer al grupo misterioso. A pesar de sus actitudes amables, hay algo que no le convence mucho a Debbie acerca de su actitud. Ya sea por su repentina simpatía o por su peculiar forma de hablar, no confía demasiado en él. Al final, cuando se revela su verdadera identidad, Debbie confirma sus sospechas y decide luchar contra él: no solo es malvado, es también un traidor que ha abusado de su confianza.

Rachel

Rachel es una mujer muy fría que no cae en gracia a Debbie de ninguna forma. Su severa personalidad y sus estrictas formas chocan demasiado con el espíritu libre que es Debbie. Le molesta mucho cómo se dirige a Aria y por eso en un momento tiene que intervenir entre ellas. Con el paso del tiempo, durante el viaje, comprende que ella en realidad no tiene malas intenciones solo que no sabe cómo hablarle a los demás y se oculta tras una esa faceta.

Christopher

Christopher es un joven muy alegre y espontáneo al que le gusta Debbie. Aunque en un principio ella quiera rechazarlo a toda costa y solo le dedique afiladas palabras, con el tiempo su conducta se suaviza y lleva a considerarlo como un gran amigo. Este, por su parte, la persigue a todas partes y muestra una gran preocupación por ella. De hecho, se refiere a Debbie en muchas ocasiones como "la chica más especial que ha conocido en su vida". Al final del viaje se desvela que acaban juntos.

Alessandro

Debbie lo ve y, en primera instancia, lo odia. Sabe que ha causado mucho mal y desea acabar con él a toda costa. Esto cambia cuando Aria, al quedar sorda durante unos momentos, la convence para que cambie de opinión. A pesar de su terquedad logra ser convencida y siente algo de compasión ante su enemigo.

Citas[editar | editar código]

  • ❝ « La música siempre ha sido mi forma de mostrar quién soy, de sentirme yo misma y de demostrar que sirvo para algo. Cuando ya no sé qué hacer conmigo, solo tomo mi guitarra y me pongo a tocar, ya lo demás vendrá después. » ❞
  • ❝ « La gente siempre me ha tratado como escoria, como si conocerme fuese lo peor que les pudo haber pasado. Aria nunca ha sido así conmigo, me ha acompañado y apoyado sin importar nada, es por eso que puedo considerarla mi primera amiga. » ❞

Galería[editar | editar código]

Curiosidades[editar | editar código]

  • El adorno en su cinturón es en realidad un corazón formado por dos claves de fa juntas.
  • Su nombre de pila "Deborah" proviene de la cantante y compositora Debbie Harry, conocida por ser la vocalista de la banda Blondie. Su madre se llama Tarja por la vocalista principal de la banda Nightwish, su hermana se llama Amy por la vocalista de Evanescence y su padre se llama David por el vocalista y guitarrista de Pink Floyd. No le gusta que la llamen Debbie, le molesta notablemente.
  • Su guitarra fue construida con materiales sacados del árbol bendecido por Onsei, al igual que Ariette.
  • Originalmente, se planeaba que Debbie comenzase siendo una antagonista, para luego asumir el rol de deuteragonista. Esta idea fue descartada y terminó implementándose como un personaje principal desde el principio.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.